Longitudinalidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Asistencia médica desde la niñez ...
... hasta la vejez, atendiendo todos sus problemas de salud.

La longitudinalidad es el seguimiento de los distintos problemas de salud de un paciente por el mismo médico.[1]

Es una de las cuatro características básicas de la atención primaria de salud, junto con la accesibilidad, la coordinación, y la integralidad.[2]

Conceptos[editar]

Este término tiende a confundirse con el de Continuidad asistencial, que es el seguimiento por uno o varios médicos de un problema de salud específico de un paciente. En sentido estricto la continuidad no es un elemento característico de la medicina general ni exige una relación personal médico-paciente estable, pues con buenos registros (historia clínica, informes) se pueden concatenar los eventos de atención de un episodio de enfermedad en el mismo nivel asistencial o entre diferentes niveles de atención sanitaria.[3][4]

Sin embargo, la longitudinalidad precisa, además de registros de calidad, mantener una estabilidad personal en el tiempo y en el espacio de la interrelación médico-paciente en el seguimiento de sus problemas de salud, que difícilmente pueden ofrecer la atención especializada o los servicios de urgencia.[5][6]

Características[editar]

La longitudinalidad es la relación que se establece a largo plazo entre el médico general/de familia y los pacientes de su consulta. Se caracteriza por:

  • la atención por el mismo médico, a lo largo de toda la vida, de la mayoría de los problemas de salud del paciente
  • el reconocimiento de la población y de los pacientes de una fuente de cuidados, con la cual se cuenta para el contacto inicial y para el seguimiento de los problemas de salud.

Las medidas que mejoran la longitudinalidad en la relación médico-paciente son:

  • los incentivos de «permanencia», aumento del componente de capitación hasta acercarse al 50% del total de la remuneración del médico de cabecera
  • mejora de la polivalencia del médico de cabecera
  • inclusión de la familia en el cupo del mismo médico
  • una reforma pro-coordinación que convierta a los especialistas en consultores.[7]

Resultados[editar]

Con la longitudinalidad en la atención primaria de salud se:

  • favorece el nivel de resolución del médico de familia[8]
  • consumen más recursos asistenciales[9]
  • reduce la frecuentación hospitalaria[10]
  • aumenta la satisfacción del paciente[11]
  • y, a largo plazo, reduce el riesgo de muerte de los pacientes.[12]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Pastor Sánchez R, López Miras A, Pérez Fernández M, Gérvas Camacho J. Continuidad y longitudinalidad en medicina general en cuatro países europeos. Rev Esp Salud Pública. 1997; 71(5):479-85.
  2. Starfield B. Is primary care essential? Lancet. 1994: 344(8930):1129-33.
  3. Machado da Cunha M, Giovanella L. Longitudinalidade/continuidade do cuidado: identificando dimensões e variáveis para a avaliação da Atenção Primária no contexto do sistema público de saúde brasileiro. Ciência & Saúde Coletiva. 2011;16(Suppl 1):1029-42. DOI 10.1590/S1413-81232011000700036
  4. Freeman GK, Olesen F, Hjortdahl P. Continuity of care: an essential element of modern general practice? Family Practice. 2003; 20(6):623–7.
  5. Starfield B. Primare care. Concept, evaluation and policy. Nueva York: Oxford University Press; 1992.
  6. Gérvas JJ. Pérez Fernández MM. García Sagredo P. Acerca de la atención primaria (forma de trabajo y características básicas) y de los registros. En: Gérvas JJ, ed. Los sistemas de registro en la atención primaria de salud. Madrid: Díaz de Santos; 1987. p.6-16.
  7. Gérvas J, Pérez Fernández M, Sánchez Sánchez RJ. Longitudinalidad, prestigio, buena reputación (social y profesional) y medicina general/de familia. Aspectos clínicos y de salud pública. Informe SESPAS 2012. Gac Sanit. 2012; 26(S):52-6. DOI 10.1016/j.gaceta.2011.09.024
  8. Raddish M, Horn SD, Sharkey PD. Continuity of care: is it cost effective?. Am J Manag Care. 1999; 5(6):727-34.
  9. Ruiz Sánchez M, Gené-Badia J, Sabidó Sánchez E. Desatender la continuidad lleva a pan para hoy y hambre para mañana. Aten Primaria. 2016; 48(5):337-8.
  10. Nyweide DJ, Anthony DL, Bynum JP, Strawderman RL, Weeks WB, Casalino LP, et al. Continuity of care and the risk of preventable hospitalization in older adults. JAMA Intern Med. 2013; 173:1879-85.
  11. Guthrie B. Continuity in UK general practice: A multilevel model of patient, doctor and practice factors associated with patients seeing their usual doctor. Fam Pract. 2002; 19:496-9.
  12. Leleu H, Minvielle E. Relationship between longitudinal continuity of primary care and likelihood of death: Analysis of national insurance data. PLoS One. 2013;8:e71669.

Bibliografía[editar]