Lola Álvarez Bravo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lola Álvarez Bravo
Información personal
Nacimiento 3 de abril de 1907 Ver y modificar los datos en Wikidata
Jalisco, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 31 de julio de 1993 Ver y modificar los datos en Wikidata (86 años)
Ciudad de México, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
Información profesional
Ocupación Fotógrafa Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Dolores Concepción Martínez Anda, más conocida como Lola Álvarez Bravo (Lagos de Moreno, Jalisco, 1 de abril de 1907 - 1993) fue una fotógrafa mexicana. Fue una figura clave, junto con Tina Modotti, Frida Kahlo, Diego Rivera y Manuel Álvarez Bravo en el renacimiento artístico post-revolucionario en México.

Nació de padres ricos en el estado de Jalisco. Con su padre y su hermano se trasladó a la Ciudad de México siendo una niña. En su adolescencia muere su padre y queda a cargo de su hermanastro, allí conoció a Manuel Álvarez Bravo, un vecino, con el que se casó en 1925. Se trasladaron a Oaxaca donde Manuel era contador del gobierno federal, ambos hicieron fotografías juntos en Oaxaca instalando su primer cuarto oscuro en la cocina de su vivienda. Aprendieron juntos el proceso de hacer fotografía.

Ya de regreso en la Ciudad de México en 1927 con su único hijo, experimentan con una Galería de Arte que acondicionan en su casa, tres años después instalan el Taller de Fotografía "Álvarez Bravo" en la calle de Ayuntamiento No. 96. Más tarde con otros amigos forman un cineclub.

El matrimonio se separó en 1934, pero ella conservó el apellido Álvarez Bravo.

Inspirada por fotógrafos como Edward Weston, Tina Modotti, Henry Cartier Bresson y otros, Lola emprendió una carrera independiente que duró aproximadamente 50 años, fotografió una amplia variedad de temas, tomando imágenes documentales de la vida cotidiana en pueblos de México y las calles de las ciudades, retratos de grandes líderes, de escultura prehispánica y arquitectura, entre muchos otros. También experimentó con fotomontaje desde 1935 y otras técnicas: fotomural y fotograma. Hizo también series de fotografías, quizá la más difundida es la que hace a Frida Kahlo en la Casa Azul en Coyoacán, tomadas principalmente entre 1944 y 1946, los retratos de Lola Álvarez Bravo reflejan el dolor emocional y físico de Kahlo durante el periodo en el que había sufrido repetidas cirugías. Con ella incursiona en su primer y único intento cinematográfico que no llegó a concluir.

Lola como parte de sus actividades en el Instituto Nacional de Bellas Artes hace registro de obra de los pintores más destacados de la época, documenta eventos culturales de teatro, danza, música y otros, monta exposiciones a lo largo del país, llega a escribir un argumento para ballet "La doncella Ixquic" y el artículo "Ideales identificados, por la plástica" y hace una amplia gama de trabajos de manera independiente.

Expuso por primera vez en el Palacio de Bellas Artes y posteriormente a nivel internacional con mucho éxito.

Una de sus últimas empresas fue instalar un Taller de Fotografía y la Galería de Arte Contemporáneo en la calle de Amberes en lo que hoy es la Zona Rosa en la Ciudad de México. En esta galería Lola organiza la primera y única exposición en vida, de la obra de Frida Kahlo.

También enseñó fotografía en la prestigiosa Academia de San Carlos en la Ciudad de México. Algunos de sus discípulos son Mariana Yampolsky y Raúl Abarca.