Logística verde

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Uno de los medios utilizados en la logística son los camiones.

Logística Verde (también conocida por su nombre en inglés, "Green Logistic") es la transformación integral de las estrategias de la logística, estructuras, procesos y sistemas para empresas y redes empresariales sirviendo para crear procesos de logística ambientalmente racionales y un uso eficaz de los recursos. El sistema de destino "verde" de logística se lleva a cabo a través de un equilibrio entre la eficiencia económica y ecológica, y, la creación de valor sostenible para sus accionistas, observando y evaluando los plazos tanto medios como largos. [1]

Durante la segunda conferencia internacional de inteligencia Humano-Máquina Sistemas y Cibernética, se establece que, de acuerdo con las características de producción, consumo y deshecho, la Logística Verde es el modelo tradicional de la economía; dejando al almacenamiento y degradación del medio ambiente, haciendo esto un obstáculo al desarrollo de algunos países. La economía circular trata de hacer más eficiente el uso y reciclaje de los recursos, para esto la logística tiene que tomar en cuenta la problemática ambiental y así crear un sistema que encaje a la perfección con el medio ambiente.

Según la Organización de las Naciones Unidas, los trabajos verdes se pueden definir de la siguiente manera:

“son los que reducen el impacto ambiental de las empresas y los sectores económicos, hasta alcanzar en definitiva niveles sostenibles. […] se entiende por empleos verdes el trabajo en la agricultura, la industria, los servicios y la administración que contribuye a conservar o restablecer la calidad ambiental.”[2]

Limitantes de la logística[editar]

En la actualidad la actividad logística en sus aspectos simples como el almacenaje, transporte, acomodo, distribución entre otros, causan problemas al medio ambiente principalmente:

Transporte: El principal impacto negativo del transporte es el uso de combustibles que causan fuertes emisiones de trióxido de carbono a la atmósfera aunado con contaminación sonora.

Distribución: En cuanto a la distribución, el problema surge cuando empresas quieren llevar sus productos a los puntos de venta, y para hacerlo adquieren sus propias unidades y así otras empresas también lo hacen provocando que exista caos vial en la ciudad.

Almacenamiento: El almacenamiento de productos peligrosos como insecticidas, pesticidas, fertilizantes, químicos nocivos, provoca que se lleven a cabo ciertas medidas; pero con el paso del tiempo el entorno ambiental se va deteriorando y contaminado.

Carga y descarga: El inadecuado uso del coche de carga o problemas en la descarga tiene como consecuencia que la mercancía transportada sufra daños volviéndose basura y a su vez deshechos, contaminando aún más.

Empaquetamiento: El empaquetamiento provoca un problema ambiental pues los productos utilizados tienen un difícil proceso de degradación, o en otros casos, el empaquetamiento se hace en varias etapas utilizando material excesivo.

Elementos de la logística verde[editar]

  • Transporte verde: es importante empezar desde el transporte .La implementación de unidades que reduzcan las emisiones contaminantes o que utilicen medios de energía alternativos están dentro del transporte verde. Hacer más cortas las rutas de los puntos de distribución, así como el mantenimiento óptimo de los equipos para evitar derrame de aceites, también se consideran en este apartado.
  • Almacenamiento verde: el almacenamiento verde se encarga de tener una buena infraestructura que permita que la mercancía se pueda mover fácilmente, así como cargarla de la misma manera. Esto hace más fácil la transportación costando menos y contaminado en menor grado. Por ejemplo, se trata de maximizar el uso de luz natural, colocar paneles solares en los techos de los depósitos, células fotoeléctricas en el interior de los depósitos de manera de activarse la luz artificial sólo si alguien circula por ese sector, instalar el uso de agua natural y materiales de construcción “"green"”.[3]
  • Carga y descarga verde: es reducir el desperdicio de los materiales, disminuyendo el manejo infectivo de maquinaria obsoleta e invirtiendo en moderna maquinaria que permita un balance correcto.
  • Distribución verde: son dos canales de distribución; en uno se trata hacer más eficiente el proceso de la planta al punto de distribución, mientras que en el segundo canal es procesar la basura generada en él. En este punto, donde el gasto de combustible y la emisión de CO2 asociada es la estrella, se ha hecho hincapié en el desarrollo de los tan fomentados “camiones híbridos”.[3]
  • Empaquetamiento verde: esto se encarga de utilizar el menos posible material para empacar, o bien, utilizando materias biodegradables que no afecten al ciclo biológico.
  • Recolección y dirección de información verde: esto significa tener un pleno control de la información para evitar el desperdicio de papel y de energía eléctrica; además de hacer más eficientes los procesos, pues se ahorra tiempo y espacio. Con ello podemos saber si los procesos se están realizando adecuadamente con los estándares que se requieren.
  • Reciclaje de deshechos: los deshechos generados durante el proceso tiene que ser devuelto al inicio con el propósito de ser reutilizado.

Datos comparativos[editar]

Datos informados por los especialistas refieren a que el 85% de las emisiones de carbono son producidas por el transporte de carga, por ello el interés en realizarlo con mayor eficiencia. Remarcan como otro punto fundamental la planeación de rutas, ya que con ello se podría reducir del 10 al 30% el kilometraje y, como consecuencia, las emisiones de carbono en la atmósfera.[4]

Abeerden Group informa que los elementos que impulsan a las empresas hacia el concepto "green" son: en un 57% la ventaja competitiva, un 38% el incremento del costo de la energía, un 34% la necesidad de aumentar el valor de la marca, un 31% la necesidad de innovación y un 30% el cumplimiento de los mandatos.[4]

Conclusión[editar]

Después de lo visto podemos ver que la logística verde es un área demasiado amplia y se debe de empezar a implementar en el mundo pues su beneficio es enorme en comparación con la logística utilizada actualmente, para eso las industrias podrían tomar las siguientes acciones: Como primero e importantes es ir dando pasos firmes por medio de la creación de una organización regulatoria dentro de la empresa que tenga en mente el concepto verde. Área por área debe de ir adoptando el concepto establecido por la organización, así será que las empresas tendrán que involucrarse con el ambiente, volviéndose verde en todas sus operaciones. Para ello debe de mejorar su sistema de transporte, almacenamiento, distribución, empaquetamiento todos estos orientados a el cuidado del ambiente. Promover entre la población el consumo productos que tiene como fin el cuidado de la naturaleza. Por último es que los gobiernos apoyen este tipo de logística por medio de leyes, subsidios, beneficios económicos, para así hacer de la logística verde una alternativa fácil de aplicar y además con apoyo del gobierno.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Logística verde: cómo implementarla en tu organización». 
  2. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. 2008, pág. 5
  3. a b Green Logistics: ¿Moda, tendencia o negocio? en El Cronista. 15 de junio de 2011.
  4. a b Green logistics: un mejor negocio en Énfasis Logistica. 15 de enero de 2010.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Green Logistics.org. Investigación conjunta de las Universidades de Cardiff, Heriot Watt, de Lancaster, de Southampton, de Leeds y de Westminster.