Llave

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una llave es un instrumento que se usa para abrir y cerrar las cerraduras incorporadas a objetos que se pretende proteger de accesos no deseados.

Desde tiempos antiguos se utilizaron mecanismos de este tipo. Su invención se le atribuye a Teodoro de Samos en el siglo VII a.C. aunque con toda probabilidad se usaban mucho antes. Existe la creencia de que las primeras cerraduras eran grandes cajas metálicas que necesitaban para abrirse llaves de hierro muy grandes y pesadas, lo que solamente es cierto en parte, porque también se utilizaron llaves pequeñas para tapaderas de cajas pequeñas, como joyeros u otro tipo de muebles. Cierto que había una cierta relación entre la importancia de la puerta y el tamaño de la llave. Sin embargo, durante el siglo XX se ha producido una evolución muy importante en el diseño de nuevos sistemas de cierre de puertas que ha dado origen a una gama de llaves muy variada.

La mayoría de las llaves clásicas son metálicas (de acero o de aluminio), y se utilizan para abrir la cerradura introduciéndola en ella y girando. En general constan una parte ancha, en forma más o menos redonda u ovalada, con o sin perforaciones, que sirve como apoyo para manejarla, y de un vástago con diversas muescas, estrías o paletas que forman un código más o menos complicado, de modo que la cerradura a que se destinan solamente pueda abrirse con ella u otra que tenga el mismo código.

Las acanaladuras, tanto en el vástago como, en su caso, en la paleta, forman un primer paso del código, puesto que impiden que otras llaves, con acanaladuras distintas, puede introducirse en la cerradura. El segundo código viene dado por las muescas, que levantan o mueven una serie de levas de distinta longitud que, cuando coinciden, permiten girar la llave liberando el mecanismo de cierre.

Tipos de llave[editar]

Llave antigua.

Llave clásica[editar]

Llave común.

La llave antigua clásica consistía en una pieza de forma cilíndrica, a veces perforada en forma de tubo, con una o dos paletas al final. La paleta tenía un código de acanaladuras a los costados, o un código de dientes en el extremo más alejado del cilindro o las dos cosas. Para manejarla tenían una pieza generalmente en forma de anillo, circular u ovalado, del mismo material. Este anillo servía además para permitir colgarla de un llavero para su transporte, llavero que solía consistir en una tira de cuero delgada.

Funcionamiento de una cerradura de tambor de pines.

Llave moderna corriente[editar]

Es la más común actualmente es plana de espesor normalmente constante, el vástago tiene acanaladuras en los lados planos y, normalmente en uno de los cantos una serie de muescas de distinta profundidad y longitud, que forman el código de giro. Cuando las muescas levantan correctamente las levas del bombillo, este se libera y gira dentro de su alojamiento permitiendo mover el mecanismo de apertura propiamente dicho.

Llave maestra[editar]

En ciertos casos se fabrican cerraduras especiales que pueden ser abiertas con dos tipos de llaves. Una de ellas es la del usuario, que solamente puede abrir una cerradura determinada y otra es la llamada llave maestra, que permite abrir con una sola llave una cierta cantidad de cerraduras. Se ha usado habitualmente en los hoteles, en los que el cliente dispone de la llave específica y el servicio dispone de la llave maestra, en vez de llevar un incómodo manojo.

Una variante de esta llave maestra funciona casi al contrario y se utiliza en casas de vecinos: cada usuario tiene una llave que abre la puerta de su casa, pero todas las llaves de los vecinos abren además la puerta del portal, la del garaje común o la del cuarto de la basura.

Para que varias cerraduras funcionen con una misma llave maestra es necesario que se fabriquen previamente para tal fin, bien las cerraduras enteras, o bien parte de sus mecanismos.

No confundir llave maestra con ganzúa.

Llave magnética[editar]

Llaves de tarjeta.

Este es otro tipo más moderno que el anterior, en el que en una pieza, normalmente de material plástico, hay una parte de cinta magnética en el que se escribe un código. Estas llaves se usan muy frecuentemente para las habitaciones de los hoteles; tienen forma de tarjeta de plástico en la que se codifica un periodo de validez de acuerdo con la estancia del cliente en el hotel y, además, sirve como interruptor general de la corriente eléctrica cuando los clientes están ausentes de las habitaciones. Estas tarjetas se actualizan cada vez que un cliente causa alta en el hotel y en su banda magnética figuran grabados los datos del cliente y la fecha de entrada y salida al hotel.

Además las descritas tiene también la ventaja de que, si los clientes olvidan devolver la llave o la quieren de recuerdo, es muy fácil fabricar otra y la perdida queda inutilizada. Anteriormente se complicaban estas cosas con llaveros grandes y pesados, mientras que ésta es mucho más fácil de llevar.

También se usan estas llaves en muchas empresas que tienen el acceso restringido sólo a personal autorizado.

Llave de apertura a distancia[editar]

Otro tipo de llave es el que sirve para activar la apertura de puertas a distancia como, por ejemplo, las de los automóviles o las de los accesos a aparcamientos privados, que llevan incorporado un dispositivo electrónico que permite liberar el mecanismo de cierre sin necesidad de introducir la llave en la cerradura; la llave actúa enviando mediante señales de radio o por radiación infrarroja el código necesario para la apertura.

Distintos tipos de llaves para automóviles.

Entre estas hay dos variantes principales, según actúan sobre la cerradura:

  • Las llaves que abren puertas de paso a distancia (cocheras, barreras), suelen actuar sobre un servomotor que mueve el cierre completo (puerta barrera...)
  • Aunque actúan de modo semejante a las anteriores, a distancia, hay otras que solamente liberan la cerradura y hay que accionar la puerta manualmente. También se puede utilizar la llave de forma manual cuando se agota la pila encargada de hacer funcionar el mecanismo a distancia. Entre ellas, están las de los automóviles, además suelen servir para iniciar la puesta en marcha del motor. Para mayor seguridad, estas llaves tienen también un código electrónico añadido a los códigos formales de los que se ha hablado antes, para evitar que se pueda poner en marcha el automóvil de forma no autorizada, mediante una llave semejante.

Cerradura de clave[editar]

Hay un tipo de cerradura que tiene al lado un teclado y se abre mediante una clave alfanumérica (y precisamente clave, en latín, quiere decir llave). El código libera el resbalón de la cerradura durante unos momentos y la puerta puede abrirse. Se utiliza en empresas para zonas de acceso restringido o controlado y en los portales de los edificios de vivienda.

Duplicado de llaves[editar]

Máquina copiadora de llaves.

Las llaves se duplican en ferreterías, cerrajerías, o enviándolas a la fábrica.

De las llaves metálicas planas normales se obtiene fácilmente un duplicado o recambio de las mismas a partir de una llave original en establecimientos que tengan máquinas copiadoras de llaves.

Las llaves modernas de los automóviles son mucho más complicadas de duplicar y hay que utilizar máquinas informatizadas para incorporar el código de la llave original.

Las cajas fuertes usan llaves planas o de paletas que son de alta seguridad y difíciles de duplicar.

Llavero[editar]

Llavero para una mochila.

Llavero es el dispositivo de uso común utilizado para llevar reunidas todas las llaves usadas de forma habitual por una persona. Hay muchos tipos y diseños de llaveros.

Llave bumping[editar]

El llave bumping es un anglicismo que describe un medio de forzar cerraduras sin forzar la puerta. La técnica consiste en insertar la llave en la cerradura (debe coincidir el código de acanaladuras para poder introducirla) y golpearla con un objeto, separando así las levas de las contralevas, liberando así el giro de la llave.

Llaves honoríficas[editar]

Cuando determinadas personalidades muy relevantes visitan los Ayuntamientos de las ciudades, se celebra un acto honorífico en la sede de su Ayuntamiento para celebrar la entrega simbólica de las llaves de la ciudad. El simbolismo del acto viene de la edad media y significa que la ciudad se "entrega" al ilustre visitante, sin resistencia.

Heráldica[editar]

Blasón de Rellinars. Con dos llaves, atributo del patrón del pueblo, San Pedro.

La llave es una figura o mueble común en muchos blasones. Su significado suele venir por ser el atributo de san Pedro o pueden ser debido a otros motivos, como por su importancia para guardar cofres y tesoros.

Fontanería[editar]

En estas técnicas se llama llave al dispositivo capaz de abrir o cerrar el paso de un fluido por las tuberías o conductos de una red. Es decir, que tienen una función semejante a las llaves descritas en este artículo.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]