Quebrada de Llanganuco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Llanganuco»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Vista de la quebrada desde el paso Portachuelo.
Vista de la Laguna de Chinancocha.

La Quebrada de Llanganuco (en quechua ancashino: Llankanuku‘ interior verdusco’)? es un desfiladero de alta montaña,[1]​ de origen glaciar ubicado en la Cordillera Blanca, dentro del Parque Nacional Huascarán en la Provincia ancashina de Yungay en el Perú.

Se conforma por dos lagunas enlazadas: Orconcocha y Chinancocha, flanqueadas por los grandes seismiles Huascarán (6768 m.), Huandoy (6395 m.), Pisco (5760 m.), Chacraraju (6108 m.), Yanapaccha y Chopicalqui (6395 m.). La atraviesa la carretera regional Yungay-Yanama y el sendero de María Josefa.

Toponimia[editar]

Su nombre provendría de las voces de Runa Simi I llanka: color de jaspe, piedra verdusca[2]​ y uku: interior, fondo.[3]​ Definitivamente, el espejo de las lagunas y su interior son de una coloración azul verdosa, matizado sui géneris. Otra posibilidad es de hanka, glaciar; ukhu, profundidad; esto es profundidad entre glaciares. [4]

Eslabonamiento de las lagunas[editar]

La primera laguna, de subida, llamada Chinancocha (en quechua I: Chinan qucha: Chinan = hembra; qucha = laguna, Laguna hembra) y ubicada a 3 850 msnm, está separada por mil metros de la segunda laguna, nombrada Orconcocha (en quechua I: Urqun qucha: Urqu = macho; qucha = laguna, Laguna macho) situada a 3 860 msnm.

El agua de estas lagunas es de color turquesa. Crece una variada y abundante biovidersidad a su alrededor. Ambas lagunas retienen, de paso, las aguas que bajan del portachuelo de Atojshaico (cansadero del zorro: atuq shayku) y desaguan en río que desciende hasta Yungay y avena en el río Santa. La segunda laguna se encuentra a mayor altitud y sus aguas penetran al vaso de la primera; metafóricamente es un recurso que simboliza un apareamiento. Por ello los nombres de laguna 'macho' y de laguna 'hembra', o bien es la percepción de la dualidad funcional de ciertos elementos naturales.[5]

Huellas de historia y cultura tradicional[editar]

El general Andrés Avelino Cáceres, a fines de junio de 1883, realizó una retirada estratégica para burlar el asedio chileno, tanto de Gorostiaga como de Arriagada. Subió por los costados de la laguna, siguiendo cuesta arriba tramontó la Cordillera Blanca, recalando en el primer poblado, llamado Tingo, luego Yurma, Seccha, Acobamba y llegó, de paso, a la ciudad de Pomabamba.[6][7]​ Continuó su marcha, hacia el norte, y finalmente dio pelea en la batalla de Huamachuco.[8]

Existía una gruta en un lado del camino de herradura, desde Yungay, antes de llegar a la primera laguna.[9]​ Estaba dedicada a la memoria del alma de la devota, nombrada legendariamente María Josefa. Ella, una misteriosa mujer del lado levantino de la Cordillera Blanca, había muerto escapándose de las pretensiones carnales de un porfiado y exagerado galán. Este la encontró por esos quinuales y no la pudo poseer; por el rechazo de la mujer virgen, María Josefa,la victimó. Desde ahí creció la memoria de la malograda virgen e intermediaria de la Providencia, a decir de los pugnaces viajeros de toda laya.También, el portillo de la gruta servía de ventanilla bancaria, pues de las monedas que dejaban en limosna: los arrieros, los peones de hacienda en tornaviaje, los comerciantes,los sacadores, los migrantes a ciudades lejanas, o cualquier un necesitado podía sacar lo necesario en préstamo para sufragar las eventualidades de azarosas jornadas. Después de un tiempo honraba la deuda con creces.Conjunción de economía, de fe y de una creencia raigal. Este pacto fecundo entre la devoción, casi silvestre y aliviadora, se ha guarecido en los surcos del olvido. La carretera pasa por otro trayecto y los pasajeros van directamente a la cercanía de la laguna, donde los seducen diversos motivos, quizás pedestres y de solaz efímero.[10]

Sobre la leyenda de María Josefa hay distintas versiones, la de Nicéforo Caldas López con enfoque biográfico,[11]​ de Alfonso Ponte González de modo reflexivo,[12]​ como de Américo Portella con poco salero. Además la de Orlando Rodríguez, a modo de cuento con remate sorpresivo.[13]​ Todo a buena hora.

Carretera por el corazón del Parque Huascarán[editar]

Por ser zona reservada, este espacio de belleza natural está bajo la vigilancia de un grupo del batallón "Huascarán". Con motivo de los 100 años de la retirada de Cáceres en 1983 y en los siguientes años se construyó una carretera afirmada desde Llanganuco, que pasa por Yuraq-corral, Wishkash, Anqosh, Atoq shayko, Portachuelo, el culmen de la ruta; a la vuelta, Maria wayta, Pampa machay, Vaquería, Yerbabuena, Yanama, Huamas, Llacma y entronca con la carretera que viene de Huari, a San luis y sigue por Llumpa, a Piscobamba y Pomabamba.[14]​ Se la considera carretera de penetración y turismo.Al haberse mejorado la carretera,con muros de contención y enrocados y más cunetas, en la actualidad, permite el tránsito de buses de 40 pasajeros.

Parapeto natural[editar]

Las paredes de roca septentrionales, sobre todo, que las flanquean, son apropiadas para salto BASE y escalada de grandes paredes con más de 400 metros de altura.

Referencias y aclares[editar]

  1. "Memorias de la guerra con Chile" del mariscal Cáceres; este lo denomina 'desfiladero
  2. Diccionario del quechua de ancashino castellano de Francisco Carranza Romero (2003)
  3. Diccionario aludido del lexicógrafo Carranza
  4. Acudir a Trabajos de lingüística historia quechua de Gary J. Parker, edita Cerrón Palomino, Rodolfo. Fondo editorial PUCP, Lima (2013)
  5. "La Cultura andina" de Milla
  6. Jorge Basadre: Historia de la República 1822-1933, tomo 9 (2015)
  7. Memorias de Cáceres (1973)
  8. "La Guerra del 79 sus campañas (Memorias) de Andrés A. Cáceres (1973) pág 211
  9. "Cuentos leyendas y tradiciones de la provincia Mariscal Luzuriaga" de Orlando Rodríguez Caldas ( 2007)pág 31
  10. A modo de crónicas de Azorín sobre la cambiante Castilla
  11. La evangelización de Conchucos (2005)
  12. La Senda (1945) biografía novelada de la vida de Fidel Olivas
  13. Cuentos y leyendas de la provincia de mariscal Luzuriaga (2008)
  14. "Libro de oro luzuriaguino (2007) pág. 30

Véase también[editar]