Live Aid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
LIVE AID
Localización Estadio de Wembley, Londres, Reino Unido y Estadio J.F.K., Filadelfia, Estados Unidos
Fecha 13 de julio de 1985.
Géneros musicales Rock, new wave, hard rock, blues rock, folk rock
Organizador Bob Geldof

Live Aid (es español, Ayuda en vivo) fueron dos conciertos realizados el 13 de julio de 1985 de forma simultánea en el Estadio Wembley de Londres (Inglaterra) y en el John F. Kennedy Stadium de Filadelfia (Estados Unidos), con el motivo fue recaudar fondos en beneficio de los países de África Oriental, en concreto Etiopía y Somalia. Pocos meses antes se publicó la canción "Do They Know It's Christmas?" con los mismos fines, y los músicos estadounidenses colaboraron con "We Are The World", para recaudar fondos.

Artistas[editar]

Estos fueron los artistas y bandas que se presentaron en el megaconcierto:

Historia[editar]

Después de una gran sequía entre 1983 y 1985 en la región árida del norte de Etiopía, en la cual se produjo lo que se denominó en ese entonces «el infierno de la tierra», la falta de alimentos y la poca agua que había provocaron una muerte masiva de la población por culpa del hambre que reinaba.

La cadena de televisión BBC mostró al mundo lo que ocurría, esto impulsó al músico y actor Bob Geldof a viajar para conocer sobre el terreno lo que estaba pasando en África y posteriormente a crear la fundación Band Aid Trust, encargada de manejar y distribuir toda la ayuda que se lograra recaudar gracias a los dos conciertos.

Para lograr la atención del mundo, Geldof y su amigo Midge Ure, cofundador de la fundación y cantante de Ultravox, lograron comunicarse con la mayoría de los grandes y reconocidos artistas europeos de la época que, sin problema en participar, se hicieron presentes de manera voluntaria, formando Band Aid, la cual, grabó en 1984 Do They Know It's Christmas?, canción de gran éxito mundial y junto a We Are the World, grabada en 1985 por los grandes artistas de Estados Unidos, fueron los grandes himnos de Live Aid.

La gran participación de artistas logró que el evento resultara un gran éxito y marcara parte de la historia musical, mostrando al mundo que la música podía crear conciencia y ayudar a la gente de África.

La recaudación superó los 100 millones de dólares, el concierto fue retransmitido en directo vía satélite en más de 72 países y fue uno de los eventos musicales más vistos en todo el mundo.

Con motivo de este concierto memorable, el 13 de julio fue declarado Día Mundial del Rock.

Evento en el Wembley Stadium[editar]

A las 12 del mediodía del 13 de julio de 1985 se dio inicio al espectáculo llamado Live Aid (en español, Ayuda en vivo) en el Estadio Wembley, de Londres. Al comenzar la ceremonia se dio la bienvenida a los príncipes de Gales Carlos y Diana, y posteriormente la banda Coldstream Guards abrió con el «Royal Salute» (Saludo Real).

El primer grupo en salir a escena fue Status Quo, que gozaba de gran popularidad en esos años, y que provocó que el público comenzara a entusiasmarse y a disfrutar con cada grupo presente.

Después tomarían el escenario The Style Council, Adam Ant, Nik Kershaw, Sade, Spandau Ballet, Ultravox y luego Elvis Costello, que tan solo armado de una guitarra eléctrica tocó el clásico de The Beatles All You Need Is Love, logrando una gran respuesta del público ante esta canción. Después vino Howard Jones, quien solo al piano interpretó una versión muy emotiva de su éxito Hide and Seek. Luego subirían al escenario Phil Collins con Sting y Branford Marsalis juntos, tocando varios de su éxitos con piano, saxo y guitarra.

Un momento destacado fue la actuación de U2, quienes tocaron una dura versión de Sunday Bloody Sunday, pero su segunda canción fue la que definió su actuación como mítica: ya que durante la interpretación de Bad, su vocalista Bono desde el escenario eligió una mujer del público para bailar con ella; en vista de que la cantidad de gente impedía que la chica se acercase al escenario, el propio Bono bajó hasta donde se encontraba y la ayudó a salir. Esta rotura de barreras fue unánimemente destacada como un momento mítico del concierto por la prensa, la crítica y el público. Originalmente también iban a tocar la canción Pride (In The Name Of Love) pero todas las bandas tenían tan solo 15 minutos para su actuación, y debido a que la interpretación de Bad fue muy larga debieron de omitir la tercera canción de su listado.

Según el público presente, la mejor de todas fue la participación de Queen, quien se lució tocando versiones recortadas -para ajustarse a los quince minutos por artista- de seis de sus mejores clásicos, los cuales fueron Bohemian Rhapsody, Radio Ga Ga, Crazy Little Thing Called Love, Hammer to Fall, un fragmento de We Will Rock You y We Are The Champions; como ya era costumbre, esta última fue interpretada como un himno por todos los presentes. Freddie Mercury también dio un impresionante duelo vocal con el público, muy característico en sus conciertos. Más tarde saldrían el guitarrista Brian May y el cantante a interpretar la canción Is This the World We Created...?, con la cual cerraron su participación en el concierto.

La actuación de Queen en Live Aid fue elegida a través de una encuesta musical como el mejor concierto de rock de todos los tiempos, logrando el 79% de los votos.[1][2]

Poco después sale a escena la banda Dire Straits, liderada por uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos, Mark Knopfler. Comenzaron tocando Money for Nothing, su gran éxito de esa época, junto a Sting, para posteriormente interpretar Sultans of Swing y provocar un gran entusiasmo entre los espectadores por su notable interpretación musical.

Sin duda, una de las presentaciones más recordadas es la del ex vocalista de Roxy Music Bryan Ferry, acompañado en guitarra por David Gilmour, vocalista y uno de los líderes de Pink Floyd, interpretando el clásico Slave to Love. Gilmour fue invitado por Ferry a participar junto a su agrupación, ya que en esos momento su banda se encontraba disuelta, debido a que se estaba llevando a cabo el juicio por los derechos y el nombre de Pink Floyd contra Roger Waters.

Siguiendo con las horas del concierto, David Bowie interpretó de gran manera su gran éxito Heroes, considerado un clásico de todos los tiempos, entre otros temas. Al finalizar su presentación, Bowie invitó a todos los presentes en el estadio y los espectadores en todo el mundo, a recordar el motivo del evento, dando un momento de sensibilización y presentando imágenes que mostraban la crudeza de la situación que se vivía en Africa a través de las pantallas instaladas en el estadio. Ese fue el momento en que más donaciones se hicieron en todas las horas del evento.

Cerca de las 20, cuando ya caía la noche sobre Londres, poco más de ocho horas de concierto ya se habían realizado, y la expectación y entusiasmo del público presente no decaía. Hasta el momento, se estaba llevando a cabo uno de los eventos más vistos en la historia de la música a nivel mundial. En ese momento se presenta George Michael junto a Elton John, interpretando Don't Let The Sun Go Down On Me, un clásico de todos tiempos, el cual, un par de años después grabarían a dúo como sencillo de gran éxito comercial a nivel mundial.

Cerca de las 21, ya acercándose al final del evento en Londres, sale a escena The Who, quienes interpretan Love Reign O'er Me y Won't Get Fooled Again, su clásico de fama mundial, causando gran revuelo entre los presentes gracias a la gran interpretación de sus cuatro miembros originales.

Después de casi nueve horas de concierto, el último artista en escena fue Paul McCartney, interpretando Let it Be al piano, acompañado en coro por Pete Townshend, Bob Geldof, David Bowie y Alison Moyet, logrando uno de los momentos musicales más emocionantes del concierto.

Para finalizar, Bob Geldof invitó a escena a todos las bandas y artistas que estuvieron presente en dicho evento, para interpretar todos juntos la canción que fue escrita en 1984 para concientizar al mundo de la situación africana, Do They Know It's Christmas?, la cual fue interpretada con gran fervor por todos los músicos, que también integraron Band Aid y por las 85 000 personas presentes en el Estadio Wembley.

La emoción conquistó al mundo y el objetivo del concierto en Londres se había cumplido, Bob Geldof dio las gracias a todos por el apoyo y por la gran recaudación que se logró para la ayuda de los pueblos hambrientos de África, dando paso directo vía satélite, al concierto de Filadelfia, que en ese momento ya se estaba realizando.

Evento en el estadio J. F. Kennedy[editar]

En la tarde del 13 de julio de 1985, 99 000 personas llenaron el estadio JFK de Filadefia para ayudar y apoyar la causa liderada por Geldof y disfrutar de Live Aid. 4 horas más tarde del inicio del concierto de Inglaterra comenzó el de Filadelfia, siendo el afamado actor Jack Nicholson el presentador de dicho evento y abriendo el show el consolidado artista canadiense Bryan Adams y logrando un gran recibimiento de la gente. Luego, una gran cantidad de artistas y bandas se hicieron presentes, con desigual rendimiento en sus actuaciones.

Entre los momentos más destacables se puede nombrar la actuación del grupo de heavy metal Black Sabbath con Ozzy Osbourne de cantante (recordando que ya hacía más de 6 años que se había retirado de la agrupación). Otro gran momento fue la interpretación del tema Don't You (Forget About Me) por el grupo Simple Minds, canción que era uno de los temas más populares de la época en todo el mundo.

Madonna interpretó algunos de sus éxitos, como Into the Groove, Dress You Up o Holiday, y provocó la exaltación de los 78 mil asistentes. Es recordada una afirmación sarcástica que hizo: «Hoy no me quito nada». Respondía así a las habladurías que afirmaban (falsamente) que se desvestía en sus conciertos hasta quedarse en ropa interior.

Particularmente desastrosa fue la presentación de Led Zeppelin, muy por debajo de sus estándares según reconocieron los propios intérpretes luego.[3]

Phil Collins, después de viajar en forma directa desde Inglaterra en el Concorde, salió a escena y fue el único artista que logró estar en los 2 conciertos y lograr la gran hazaña propuesta. Interpretó al piano Against All Odds (Take a Look at Me Now), y posteriormente tocó la batería junto a Led Zeppelin y a Eric Clapton.

Uno de los momentos más emotivos del concierto fue la aparición de Teddy Pendergrass en el escenario, por primera vez en público desde su accidente automovilístico que lo dejó parapléjico en 1982, interpretando el tema Reach Out And Touch (Somebody's Hand), siendo ovacionado por la multitud presente.

La interpretación del clásico de Bob Dylan, Forever Young por Patti Labelle logró una gran concentración del público, y dio vida a uno de los momentos de mayor emoción durante el concierto.

Mick Jagger y Tina Turner interpretando a dúo State Of Shock lograron unos de los momentos más agitados del concierto y generaron un ambiente de fiesta para todos los presentes.

Después de una interpretación de Blowin' in the Wind por Bob Dylan, acompañado por Wood y Richards, Lionel Richie aparece en escena invitando a todos los artistas presentes, como lo hizo Geldof en el concierto anterior, para interpretar la canción que fue el gran himno de Live Aid - America: We Are the World, compuesto el año anterior por Ritchie y Michael Jackson, quien no pudo estar presente en el evento por motivos de trabajo. La interpretación de We Are the World por todos los artistas y por un coro de niños sobre el escenario, fue el momento de mayor emoción de todo el concierto, logrando el aplauso general de todos los asistentes y del mundo entero, dando paso al cierre final del evento. Live Aid, duró en total más de 16 horas, fue visto por más de 3.000 millones de personas en todo el mundo.

Bob Geldof logró su objetivo y toda la ayuda recaudada fue destinada a la gente de África.

Críticas[editar]

Algunas ONG han criticado que las ayudas enviadas a Etiopía contribuyeron en realidad (aunque sin pretenderlo) a que el gobierno de Etiopía en ese momento pudiese trasladar a miles de personas al suroeste del país para hacer una limpieza étnica.[4]

Formato DVD[editar]

En 2004 se editó bajo el sello Warner Music, un pack de 4 DVD, recopilando 10 de las 16 horas que duro el evento en total, mostrando lo mejor de ambos conciertos y un documental realizado por la BBC. En dicho DVD se excluyó la participación de Led Zeppelin con Phil Collins.

Véase también[editar]

Referencias[editar]