Literatura de Honduras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La literatura de Honduras cuenta con poetas, novelistas y narradores de notable calidad en diferentes períodos de la historia de ese país centroamericano. Entre los más notables expositores se encuentran: Froylán Turcios, Juan Ramón Molina, Rafael Heliodoro Valle, Antonio José Rivas, Clementina Suárez, Ramón Amaya Amador, Marco Antonio Rosa, Roberto Sosa, Lucila Gamero de Medina, Roberto Quezada, Mario Berríos, Armando García, Helen Umaña, Alberto Destephen, Argentina Díaz Lozano y Julio Escoto. Historia de la literatura hondureña

Historia de la literatura hondureña[editar]

La literatura en el territorio de la actual Honduras se remonta a hace más de mil quinientos años, fue desarrollada por la civilización maya en la ciudad de Copán, la Escritura maya de nuestros antepasados que empleaba logogramas y glifos silábicos la literatura maya se encuentra conservada en las estelas, pirámides y templos en Copán. La ciudad de Copán alberga la pirámide más informativa de América, la pirámide de los jeroglíficos que cuenta con más de 2.500 glifos.

Siglo XIX[editar]

En este periodo se inician varios escritores como Froylán Turcios y el poeta modernista, Juan Ramón Molina. Lucila Gamero (1873-1964) es la novelista más relevante del romanticismo en Honduras, quienes publican la mayoria de sus libros en la primera mitad del siglo XX.

Siglo XX[editar]

En el siglo XX destaca Ramón Amaya Amador, autor de la obra Prisión verde, novela por excelencia con la que se inaugura la literatura del realismo social dentro del país. Los poetas Óscar Acosta, Roberto Sosa, Rigoberto Paredes, José Adán Castelar, Alexis Ramírez y José Luis Quesada, junto a narradores como Julio Escoto, Eduardo Bähr - libro de cuentos, El cuento de la guerra - y Ernesto Bondy Reyes - "La mujer fea y el restaurador, Caribe Cocaine" - entre otros y otras, son los escritores que abren nuevas perspectivas -literaria y generacionales- en el modo de hacer y enfrentar el hecho literario nacional a partir de los años 60, 70 y la actualidad. No se puede obviar a los renombrados escritores Oscar Amaya con su última producción de cuentos "El Prodigio de los príncipes"; Galel Cárdenas con su última novela "Pared del agua"; la novelista Denia Nelson Moncada, con un destacado estilo realista con un toque mágico muy innovador en su novela "El Regreso de una Wetback", basada en un testimonio galardonado en Australia; en esta novela, por primera vez en la literatura hondureña, se hace uso de algunos términos del Spanglish.

Lucila Gamero completa su obra Blanca Olmedo en 1903 y es publicada en 1908, es el primer libro publicado por una escritora en Honduras[1] .

Helen Umaña es una de las pocas escritoras hondureñas que ha enfocado su labor literaria hacia el ensayo y la crítica literaria[2] , aparte de la historiadora Leticia de Oyuela, quien ha escrito ensayos sobre pintura y ha publicado diferentes libros sobre la historia de Honduras.

En la literatura hondureña del presente se puede hablar de escritores que incursionan tanto en la poesía como en la narrativa, Marta Susana Prieto (Melodía de Silencios) cuento (Animalario) novela histórica (Memoria de las Sombras) ésta última merecedora de una Distinción de Casa de las Américas de Cuba y su última novela histórica (2011) "Buscando el Paraíso".

Entre otros autores César Lazo, Glenn Lardizábal Navarro escritor de cuentos cortos ("Tentando el Vació" y "La Voz en Off") Felipe Rivera Burgos, Efraín López Nieto, Jorge Miralda, Elisa Logan, Rebeca Becerra, Rubén Izaguirre, Mario Berríos, Alberto Destephen, Débora Ramos, Aleyda Romero, Dorita ZapataSoledad Altamirano, Samuel Trigueros, Israel Serrano, Fabricio Estrada, Heber Sorto, Salvador Madrid, Armando Valeriano (Dramaturgia), David Fortín, Melissa Merlo, Oscar Sierra, Rolando A. Vega Jordán, Gustavo Campos, Giovanni Rodríguez, Murvin Andino Jiménez, Otoniel Natarén, entre otros, y quienes además de su producción individual, figuran en importantes antologías hondureñas y extranjeras.

Roberto Quesada, con su novela, Los barcos, novelista y cuentista, es una de las tres figuras más descollantes de la literatura hondureña actual, junto a los dos escritores que, al igual que él, se abren paso en Estados Unidos y Europa respectivamente, como la poeta y editora Amanda Castro y el escritor y dramaturgo Javier Abril Espinoza, autor del libro Un ángel atrapado en el huracán y de Cuentos para niños y niñas. El narrador Nery Alexis Gaitán y el poeta José González, de diferentes generaciones, son otros de los escritores hondureños dignos de ser considerados, del mismo modo que no pasa inadvertido, por su fina ironía satírica, el escritor olanchitense Armando García. Ernesto Bondy Reyes de Tegucigalpa, cuentista y novelista y también tenemos a Juan Ramón Saravia.

Notas y referencias[editar]

Bibliogafía[editar]

  • Umaña, Helen (2000), Estudios de Literatura Hondureña, Tegucigalpa: Editorial Guaymuras, pp. 392, ISBN 9992615559 
  • Umaña, Helen (2003), La Novela Hondureña, Ciudad de Guatemala: Letra Negra, pp. 484, ISBN 99926422501 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]