Lineal B

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lineal B
NAMA Tablette 7703.jpg
Vista cercana de una tablilla con escritura Lineal B procedente de Pilos
Tipo Silabario con ideogramas adicionales
Idiomas Griego micénico
Época HR IIA- HR III B2
1450 a. C.-1200 a. C.
Estado descifrado
Relacionado con Lineal A
Silabario chipriota
Área en Unicode U+10000–U+1007F signos silábicos
U+10080–U+100FF logogramas
ISO 15924 Linb

Lineal B es el sistema de escritura usado para escribir el griego micénico, aunque fue usado principalmente con fines administrativos, desde el 1600 hasta el 1110 a. C. Precedió en varios siglos al uso del alfabeto para escribir la lengua griega. El lineal B consiste en signos silábicos, es decir, que cada uno de los signos representa una sílaba, y de un gran número de signos ideográficos.

En 1900, sir Arthur Evans encontró los primeros vestigios en Cnosos (Creta).

El desciframiento[editar]

El arquitecto inglés Michael Ventris descifró este sistema de escritura en julio de 1952. M. Ventris llevaba investigando desde joven y en 1940, con sólo 18 años, publicó su primer artículo sobre la materia, titulado Presentación de la lengua minoica.

El desciframiento fue posible debido a tres factores:

  • la reunión de un gran volumen de material (unos 30.000 signos),
  • el uso de un método sistemático de chequeo (cuadrícula silábica) con el que analizaba la repetición de signos, y
  • la casualidad de que la lengua escrita en lineal B fuera antepasada de la griega, lengua sumamente atestiguada y conocida por los filólogos.

En 1950 Ventris ya había identificado 9 signos, y había detectado el empleo de vocales muertas y el parecido del lineal B con el silabario chipriota. El desciframiento de Ventris se completó con la ayuda de John Chadwick, profesor de Cambridge y filólogo especialista en griego arcaico, y con las aportaciones de otros estudiosos, como Alice Kober y Emmett L. Bennett, Jr..

El mismo Ventris anunció el desciframiento en la radio BBC en Londres en 1952. Su alocución fue seguida por John Chadwick, quien se animó a colaborar con él. El desciframiento fue corroborado por el arqueólogo Carl Blegen, quien poseía una tablilla desconocida para Ventris (PY Ta 641) y cuya interpretación, según el entonces reciente descubrimiento, fue sorprendentemente exacta.

Origen del lineal B[editar]

Mapa del territorio controlado por el palacio de Pilos en época micénica, donde se ubican algunos topónimos que aparecen documentados en textos de lineal B.

El periodo de implantación del Lineal B estaría situado antes del Heládico Reciente I (momentos anteriores al 1600 a. C.), cuando la cultura micénica estaba más en auge, pues parece ser que ya en el Minoico Reciente III estaba plenamente desarrollada a nivel lingüístico y paleográfico. Sabemos con seguridad de su uso durante el 1300 a. C. en Pilos, Micenas, Tirinte, Tebas, La Canea y Cnosos.

Precisar el lugar en el que fue creado este sistema de escritura es controvertido, pues para algunos investigadores se encontraba en Creta y para otros en la Grecia continental. En ninguno de los dos lugares se ha hallado vestigio arqueológico ni paleográfico distintivo que permita a los estudiosos posicionarse definitivamente.

Contenido de las inscripciones[editar]

La finalidad de prácticamente todas las inscripciones que tenemos era la de registrar la administración del palacio durante un periodo de un año.[1]​Cuando pasaba el año administrativo, se destruían las tablillas y se comenzaba de nuevo. Tenemos, sin embargo, algún caso de tablillas que aún se guardaban del año anterior.

Las tablillas son listas de compras, ventas o entregas de productos manufacturados o materias primas (prendas, bronce, aceite...), de ganado o de esclavos a particulares, talleres u otros palacios, inventarios (de armas, carros, caballos...), ofrendas a deidades o a santuarios (de miel, vino...), listas de trabajadores de palacio, su trabajo y su remuneración, etc.

A pesar de que los textos son monótonos, nos han ayudado a conocer de primera mano aspectos de una sociedad anterior a la griega arcaica, de la que tenemos muchos más datos. Con estas listas hemos podido descubrir cómo funcionaba el gobierno de esta cultura, los tipos de trabajos dentro del palacio, cómo era su economía, nombres de los principales dioses, tipos y partes de armaduras y carros,[2]​valor de las unidades de medida, fases de elaboración de algunos objetos manufacturados, nombres de territorios, fiestas populares, nombres de meses (pero en muchos casos no hay al respecto más información que el propio nombre), etc.

No hay inscripción[3]​ literaria, ni parece muy posible, por el tipo de escritura que es el Lineal B, que haya habido.

Material de soporte y sus formas[editar]

El principal material de soporte de las inscripciones en Lineal B que se ha conservado ha sido el barro cocido. Nos ha llegado además casi por casualidad, ya que los micénicos no cocían el barro, sino que lo dejaban secar al aire una vez escrito. Sin embargo, cuando se fueron produciendo las sucesivas caídas de los palacios, con los incendios de los mismos se cocieron todos los objetos de barro seco.

La dificultad de tratar estos objetos al encontrarlos reside en que la diferente cantidad de oxígeno que había durante la cocción (incluso en diferentes partes de la misma pieza) y los muchos fragmentos en que se encuentran por haberse caído de estanterías hacen muy complicada su reconstrucción completa.

Podemos distinguir varios tipos de soportes:

  • Las tablillas, que a su vez tienen dos formas diferentes.
  • Las etiquetas.
  • Los nódulos.
  • Signos en vasijas.

Las tablillas son sin duda los documentos más numerosos que nos han llegado con inscripciones. Son soportes de barro con dos formas: las más grandes, las de hoja de página, rectangulares con un armazón interno de pajitas para evitar roturas; y las más pequeñas y alargadas o de hoja de palma, un canuto de barro aplastado en las manos.

Las de hoja de palma suelen contener dos o tres líneas de información. Las de hoja de página aportan más información. Probablemente una sola recogía la información de varias tablillas de hoja de palma. Se coleccionaban en cajas hechas de mimbre.

Las etiquetas son rectángulos de arcilla que se pegaban en las cestas de almacenamiento (por ejemplo, de tablillas). Sabemos que su uso era este porque en la parte posterior de las etiquetas han quedado impresas las fibras del mimbre de la cesta a las que estaban pegadas. Se conserva por ejemplo la etiqueta PY Wa 1148, en la que aparece la palabra «coseletes»[4][5]​en la canasta de la serie de tablillas de armaduras Sh.

Los nódulos son pequeños objetos cónicos de arcilla unidos mediante un cordón. Normalmente van junto a los rebaños o manadas de animales, aportando información sobre las reses.

Se llama signos sobre vasijas a letras del Lineal B pintadas en vasijas. Muchas veces no pasan de ser un solo signo que podría indicar la propiedad o el fabricante. En otros casos son inscripciones más largas, a veces complicadas de leer, que suelen indicar la procedencia.

Características del silabario[editar]

La escritura Lineal A era poco adecuada para escribir la lengua de los micénicos, ya que los signos representan habitualmente la combinación "consonante + vocal" (CV). El lineal B heredó de su modelo esta limitación, a pesar de que la lengua griega tenía numerosas sílabas de estructura más compleja: CVC, CCV, etc. Los escribas intentaron resolver esta limitación mediante el uso de un número reducido de convenciones:

  • No se diferencian en la escritura las consonantes geminadas de las simples.
  • No se representaban las consonantes "n", "l", "s", "r" en el final de palabra: Faistos (Festo) se escribía "pa-i-to". Junto con estas, a final de sílaba, también se omite "m" (una excepción sería do-so-mo /dosmos/: en griego, «contribución»).
  • La consonante espirante "s" inicial seguida de consonante en el principio absoluto de palabra suele omitirse.
  • Las consonantes líquidas "r" y "l" eran notadas con la serie de "r", obligando al lector a escoger según el contexto.
  • Las aspiraciones no se notaban, aunque algunas vocales tenían su propio silabograma cuando eran aspiradas.
  • No se diferenciaba en la escritura vocales largas de vocales breves.
  • Se introducían vocales muertas para representar grupos de consonantes en una misma sílaba, como ocurría en el silabario chipriota En Lineal B, «Cnossos» se escribía "ko-no-so".
  • Había grafemas intermedios entre vocal y consonante,[6]​/j/ (yod) como correlato consonántico del sonido vocálico /i/ y /w/ (wau) de /u/ (distinción parecida a la del castellano entre /y/ e /i/).
  • Aparecen signos para la labiovelar * y para otros sonidos que aún se desconocen por no aparecer apenas en los textos.

Estas normas eran seguidas en todos los centros administrativos, aunque haya alguna pequeña diferencia en el uso según los diferentes escribas o según los diferentes lugares, así como excepciones a alguna regla. Epigrafistas y filólogos las han ido descubriendo al estudiar los textos de las tablillas poco a poco, ayudados por los conocimientos del griego clásico, de las características de algunos dialectos y de la Lingüística Indoeuropea.

Estas dificultades de la escritura retrasaron un poco el desciframiento completo del Lineal B, y, aunque no son un impedimento para una lectura satisfactoria, aún quedan signos sin descifrar y palabras con varias formas correctas de transcripción y cuyo sentido es dudoso o desconocido.

Además de los signos con valor silábico, el Lineal B contaba con un gran número de logogramas e ideogramas, signos que representaban palabras, objetos, medidas de peso, etc., como los correspondientes a «miel», «lana»...

Los signos silábicos[editar]

El lineal B tiene asignado en el sistema Unicode el rango 10000–1007F para los signos silábicos.

-a -e -i -o -u
𐀀 a 𐀁 e 𐀂 i 𐀃 o 𐀄 u
d- 𐀅 da 𐀆 de 𐀇 di 𐀈 do 𐀉 du
j- 𐀊 ja 𐀋 je 𐀍 jo 𐀎 ju
k- 𐀏 ka 𐀐 ke 𐀑 ki 𐀒 ko 𐀓 ku
m- 𐀔 ma 𐀕 me 𐀖 mi 𐀗 mo 𐀘 mu
n- 𐀙 na 𐀚 ne 𐀛 ni 𐀜 no 𐀝 nu
p- 𐀞 pa 𐀟 pe 𐀠 pi 𐀡 po 𐀢 pu
q- 𐀣 qa 𐀤 qe 𐀥 qi 𐀦 qo
r- 𐀨 ra 𐀩 re 𐀪 ri 𐀫 ro 𐀬 ru
s- 𐀭 sa 𐀮 se 𐀯 si 𐀰 so 𐀱 su
t- 𐀲 ta 𐀳 te 𐀴 ti 𐀵 to 𐀶 tu
w- 𐀷 wa 𐀸 we 𐀹 wi 𐀺 wo
z- 𐀼 za 𐀽 ze 𐀿 zo

Los signos logográficos[editar]

El lineal B tiene asignado en el sistema Unicode el rango 10080–100FF para los logogramas.

Tablilla MY Oe 106, encontrada en Micenas en la "Casa del vendedor de aceite", de ca. 1250 a. C. Museo Arqueológico Nacional de Atenas, Tablilla 7.671.

Corpus[editar]

Las tablillas se han clasificado por el lugar en el que se encontraron.

  • Cnosos: KN (unas 4.360 tablillas, sin contar las escritas en Lineal A y otras)
  • Pilos: PY (1.087 tablillas)
  • Tebas:TH (337 tablillas, de ellas 238 publicadas en el 2002)
  • Micenas: MY (73 tablillas)
  • Tirinto: TI (27 tablillas)
  • La Canea: KH (4 tablillas)
  • Además, hay otras 170 inscripciones pintadas en vasijas.

Si el guijarro de Kafkania, datado en el siglo XVII a. C., es auténtico, se trata de la inscripción micénica más antigua y, por tanto, del testimonio más antiguo de la lengua griega.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Noticia del 2 de abril del 2011 en La Grecia clásica y su legado: Descubren en Íklaina la tablilla escrita más antigua de la época micénica.