Matanza del Valle del Lašva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Matanza del valle del Lašva
Evstafiev-bosnia-travnik-girl-doll-refugee.jpg
Refugiados en Travnik, un poblado en el valle de Lašva, entre 1992−1993. Fotografía por Mikhail Evstafiev.
Lugar Bandera de Bosnia y Herzegovina Bosnia y Herzegovina Valle de Lašva
Blanco(s) Pobladores musulmanes bosnios
Fecha Mayo de 1992 - Abril de 1993
Muertos 2,000
Perpetrador(es) HVO
Ejército de la República de Croacia
Motivación Hacer efectiva la implementación de los objetivos y directrices decididas con anterioridad por el mando del Movimiento Nacionalista Croata en noviembre de 1991, tras lo que siguen los procesos de genocidio durante la Guerra de Bosnia.

La matanza del valle de Lašva, o el caso del valle de Lašva (en inglés: Lašva Valley ethnic cleansing, Lašva Valley case)?, se refiere a los numerosos crímenes y matanzas cometidos durante la guerra de Bosnia en esa región.

Crímenes y matanzas[editar]

Los crímenes fueron cometidos por el brazo armado de la comunidad croata de Bosnia-Herzegovina y auspiciados por sus líderes políticos y militares contra sus pares bosnios, de credo musulmán. Bajo los preceptos del liderazgo croata eran considerados una interferencia para la toma de la región del valle de Lašva, una región estratégica de lo que hoy día es la nación de Bosnia-Herzegovina.

La campaña, planeada en mayo de 1992, y que se ejecutó hasta abril de 1993, se desarrolló como la forma más efectiva de lograr los objetivos decididos por los nacionalistas croatas en noviembre de 1991.[1]

Así, los bosnios del valle de Lašva serían objeto de persecuciones de tipo político, racial y religioso,[2]​llevadas a cabo de forma totalmente deliberada. Ocasionaron graves prejuicios, como la discriminación racial contra el pueblo bosnio, en el contexto de la amplia acción militar de la que fueron objeto los civiles en los ataques padecidos en la región.[3]​ Sus mayores consecuencias se vieron en forma de matanzas en grupo, violaciones de mujeres y niñas, aprisionamiento en campos de detención (luego transformados en campos de exterminio), en la destrucción del patrimonio cultural y sus monumentos, así como daños a la propiedad privada. Estos actos fueron seguidos por una auténtica propaganda anti-bosnia, particularmente en los municipios de Vitez, Busovača, Novi Travnik y Kiseljak.

El Tribunal Internacional de Crímenes de guerra para la ex-Yugoslavia (ICTY) ha considerado probados estos hechos en sus sentencias, hechos calificados como crímenes contra la humanidad, emitiendo veredictos de condena contra los líderes políticos y militares croatas a los que ha juzgado por ellos, siendo el más notable Dario Kordić.[2]

Basándose en las numerosas evidencias presentadas de los ataques perpetrados por las HVO, la corte ICTY concluyó en el caso Kordić - Čerkez que en abril de 1993, el liderazgo croata tenía una idea común o un plan concebido encaminado al genocidio de habitantes bosnios de la región (quienes eran musulmanes practicantes) de todo poblado o villa de la zona del valle de Lašva, que este plan fue ejecutado y que dicha ejecución fue un hecho conocido de forma extendida.

Dario Kordić, como la cabeza más visible del liderazgo local croata, sería hallado culpable de la planificación e instigación dentro de las acciones concebidas en el macabro plan.[2]​ Posteriores conclusiones determinaron que el brazo armado croata estuvo también involucrado en las campañas de exterminio, y el tribunal ICTY definió que en estos eventos habían enmarcado características suficientes para catalogarlo como una guerra internacional entre Bosnia y Herzegovina y Croacia.[4]

De acuerdo a lo que ha establecido el Centro de Investigación y Documentación de Sarajevo (IDC), se cifran los muertos en más de 2000 bosnios asesinados en la región del valle de Lašva, sin contarse los desaparecidos o muertos en el periodo.[5]

Antecedentes[editar]

Durante la desintegración de Yugoslavia, los objetivos compartidos por los croatas nativos también eran aceptados dentro de la comunidad croata en Bosnia y Herzegovina.[1]​ El partido en el poder en la República de Croacia, la radical Unión Democrática de Croacia (HDZ), fundó y dirigió un brazo similar en Bosnia-Hezegovina, la Unión Democrática croata en Herzeg-Bosnia (HDZ). En las postrimerías del año 1991, la rama más extrema dentro del citado partido, bajo el mando de Mate Boban, Dario Kordić, Jadranko Prlić, Ignac Koštroman y otros reconocidos líderes locales como Anto Valenta,[1]​ contaron con el apoyo de Franjo Tuđman y Gojko Šušak, y se hicieron al control de forma efectiva del partido. El 18 de noviembre de 1991, la rama del partido en Bosnia y Herzegovina, proclamó la existencia de la comunidad croata en Bosnia y Herzegovina como una sola entidad, y diferenciada política, cultural, económica y territorialmente, dentro del territorio de Bosnia y Herzegovina.[6]

En las declaraciones realizadas ante la corte ICTY, se ilustra este hecho en unos minutos de una conversación secreta, hecha pública en uno de sus procesos; la cual se llevó a cabo el 12 de noviembre de 1991, y tras la que se signó entre Mate Boban y Dario Kordić un acuerdo con una cita que destaca el carácter meramente nacionalista, aparte de expansionista; de su partido en Bosnia-Herzegovina, con lo que hace patentes sus intenciones de hacer lo que esté en su mano para lograr tal objetivo.

La Declaración de los croatas en Bosnia y Herzegovina y del HDZ.

12 de noviembre de 1991 "El pueblo croata en Bosnia y Herzegovina será finalmente una entidad determinada y activa, que ejercerá las políticas respectivas y hará todo esfuerzo posible por alcanzar nuestro más viejo y anhelado sueño: una patria común para los croatas".

El 10 de abril de 1992, Mate Boban decreta que las Fuerzas de Defensa Teritorial de Bosnia (TO), las cuales fueron creadas anteriormente por necesidad, sería ilegales en el auto-proclamado territorio croata. El 11 de mayo, Tihomir Blaškić declaró a las TO bosnias como ilegales en el territorio de la municipalidad de Kiseljak.[1]

Discriminación[editar]

Durante el transcurso del año 1992, las autoridades y civiles de los poblados de Vitez, Busovača y Kiseljak de origen bosnio eran regularmente discriminados por su raza y credo. Las condiciones de vida rápidamente decayeron y se hicieron onerosas para los civiles de ascendencia bosnia, tras lo cual muchos deciden el abandonar sus casas y propiedades del área y se trasladan a las municipalidades donde hubieran mayoría bosnia. Los que decidieron permanecer en estos villorios debieron aceptar todo lo que les devino "a posteriori": Siendo incluso víctimas de persecución por su ideología política y/o militar, todas las autoridades incluso se volcaron de forma hóstil a estos moradores. La primera destrucción de las mezquitas y residencias bosnias, las primeras masacres de civiles y los primeros actos de asalto y pillaje ocurrirían desde dicho momento.[1]

Vitez[editar]

En abril de 1992, el líder político del HDZ en Vitez, Anto Valenta, se pronunció ante los gobernadores de la municipalidad de ascendencia bosniaca que estos deberían acatar sus órdenes, las que supuestamente provenían del amdo central de la auto-proclamada Comunidad croata en Herzeg-Bosnia. El 20 de mayo del mismo año, un soldado del Ejército de Bosnia fue asesinado en frente del Hotel Vitez, mientras otros dos fueron capturados y apaleados. En junio, formaciones militares croatas tomaron control sobre los cuarteles en Vitez y se apoderaron de la sede de la Asamblea Municipal posteriormente izaron las banderas de Herzeg-Bosnia y Croacia. Seguido, en noviembre; la municipalidad introdujo nuevos impuestos y requiere a la membresía de la asamblea a que firmen una declaración de alianza y fidelidad al nuevo gobierno croata, amenazando a quienes no obedezcan con su expulsión. Muchos bosniacos se rehusaron a la aceptación de dicho acuerdo, así mismo les sería denegado el acceso a instituciones públicas tras dicho acto, con lo que serían desestimados en cualquier acto legal emanado de esta isntitución, dejando que la política del laissez-passer obrara de forma necesaria para que estos pudieran conducir en las vías de acceso a dicho poblado, la gran mayoría estuvieron en manos de los militares croatas.[1]

Busovača[editar]

También en Busovača serían llevadas a cabo las mismas prácticas. El 10 de mayo de 1992, Dario Kordić e Ivo Brnada decidieron revocar el vigente acuerdo de dsitrbución de armas que se habiá firmado con las Fuerzas de Defensa Territorial de Bosnia, y les obligaron a deponer todas las armas, aparte se tomaron las instalaciones militares en manos bosnias take control of the barracks. Posteriormente envían un ultimátum a los mandos y autoridades bosnias llamándolos a su rendición y a deponer todas sus armas y declararse como atenientes a las órdenes del mando el mando croata. Por medio d eun decreto, de fecha del 22 de mayo de 1992, Dario Kordić y Florian Glavočević procedieron a dar a las HVO todos los poderes administrativos generales sobre la municipalidad. Tras ser estos dos decretos aceptados y adoptados, los órganos de control estatal en manos bosnias fueron abolidos y de forma progresiva los bosniacos fueron excluidos de la toma de decisiones y el total de las estructuras políticas se concentró en manos croatas. Así mismo, las fuerzas croatas se tomarían las instalaciones de la cadena de televisión estatal en la estación situada en Skradno y crearían sus propios programas de radio y televisión con el objetivo de transmitir propaganda anti-bosnia, siguiendo con sus planes; las instituciones públicas, así como ciertos edificios; izarían el pabellón croata, y se impuso el Dinar croata como la única moneda aceptada . Durante el tiempo que transcurrió en estos actos, los bosniacos en Busovača fueron forzados a firmar un acta de subordinamiento a las autoridades croatas, y cayeron víctimas de numerosos ataques en tiendas y negocios y, gradualmente, abandonaron las áreas que habitaban por miedo a ser víctimas de otros crímenes que se cometían en masa.[1]

Kiseljak[editar]

Como se sucedería en las municipalidades de Vitez y Busovača, prácticas similares se verían manifiestamente en Kiseljak de abril a noviembre de 1992, con las que las autoridades croatas demonstraban su resolución de tomarse el control tanto político como el militar en la municipalidad de Kiseljak. Estas autoridades crearon una radioestación en la que se emitía principalmente propaganda nacionalista croata. El General Blaškić expulsó a las Fuerzas de Defensa Territorial Bosnia acantonadas en los anteriores cuarteles del Ejército Popular yugoslavo (JNA) el 14 de mayo de 1992.[1]

Genocidio[editar]

En junio de 1992 el foco de la atención cambiaría a Novi Travnik, donde los esfuerzos de los croatas para mantener el control se encontrarían con una feroz resistencia. El 18 de junio de 1992, las fuerzas del gobierno bosnio acuarteladas en Novi Travnik reciben un ultimátum de las HVO en el que se incluyen demandas para la abolición del gobierno bosnio existente y de sus instituciones, y que les allana a una alianza con el recientemente establecido mando croata y su autoridad, subordinándose las fuerzas bosnias al mando efectivo de las HVO y que los conmina a la expulsión de los refugiados bosníacos - todo en un plazo de 24 horas - si no eran atendidas sus demandas las consecuencias habrían de ser fatales. El 19 de junio de 1992, el conflicto armado inevitablemente surgió. Los combates duraron cerca de dos horas, y el cuartel general de las fuerzas de defensa territorial bosnias, la escuela primaria y el puesto de correos fueron atacados y dañados por undades croatas locales, en las que se incluyeron unidades provenientes de Vitez y de Busovača.[2]​ Los bosníacos en la parte baja del poblado fueron sujetos de matanzas, violaciones, y otros maltratos.[2]

Durante el mes de agosto de 1992, las fuerzas croatas lanzaron ataques a los caseríos de Duhri, Potkraj, Radanovići y Topole y dichos ataques tuvieron más incidentes de violencia, incluyendo los incendios a las residencias bosníacas y el vandalismo a los negocios de propiedad de bosníacos. Muchos civiles que temían futuros ataques empezaron a abandonar el enclave de Kiseljak en ése momento.[1]

La cámara de juzgamiento del tribunal TPIY en el "caso Kordić y Čerkez" decidió que, con el peso de las evidencias presentadas a dicha corte; se aclaraban los puntos de hechos reclamados por las víctimas, como la persecución de civiles bosníacos en la región de Bosnia central y sus municipalidades, sobre todo aquellas que fueron tomadas por las fuerzas armadas y paramilitares croatas: Busovača, Novi Travnik, Vareš, Kiseljak, Vitez, Kreševo y Žepče. Dichos hechos de persecución fueron seguidos por un consistente patrón, puesto de manifiesto; en cada municipalidad y demostraría que las fuerzas del HVO habrían lanzado una campaña contra la etnia bosniaca con la eesperanze de que su auto-proclamada Comunidad croata de Herzeg-Bosnia se pudiera escindir de Bosnia y Herzegovina a lo que se seguiría con una posterior unificación con Croacia.[2]

Para diciembre de 1992, la situación en la región de Bosnia central era que las fuerzas croatas se habían tomado el control de las municipalidades de la región del Valle de Lašva solo viendo una oposición significativa en Novi Travnik y Ahmići. Ya después, las porciones restantes de la región de Bosnia central estarían en las manos de los croatas.[2]

Bombardeo a Gornji Vakuf[editar]

Gornji Vakuf es un poblado al sur del Valle de Lašva, y también una posición de alto valor estratégico al tener allí una cruce de autopistas en ruta a la región de Bosnia central. Hay que hacer un recorrido de 48 kilómetros desde Novi Travnik hasta Vitez, trayecto que toma una hora de viaje en un vehículo blindado. Para los croatas sería una muy importante conexión entre el Valle de Lašva y Herzegovina, dos territorios incluidos en la auto-proclamada Comunidad Croata de Herzeg-Bosnia.[2]

El 10 de enero de 1993, justo después de iniciar las hostilidades en Gornji Vakuf, el comandante de las HVO, Luka Šekerija; envía un "Documento Militar de alto secreto", donde requiere al Coronel Blaškić y a Dario Kordić por cartuchos para sus morteros de los disponibles en la planta de munición ubicada en Vitez.[2]​ Los combates se trasladarían fuera del casco urbano de Gornji Vakuf el 11 de enero de 1993, y luego se llevaría a cabo una operación de bombardeo, cuando unidades croatas instalan un artefacto explosivo en un hotel de propiedad bosníaca que al momento era usado como un cuartel militar. Unos combates generalizados seguirían durante el resto de la jornada, y serían complementados con bombardeos de artillería y morteros de gran calibre en el poblado esa misma noche, hechos perpetrados por militares dotados con artillería de todo tipo.[2]

Durante las negociaciones de un cese de hostilidades, las que se llevaron a cabo en el cuartel general del Britbat en Gornji Vakuf, el coronel Andrić, representante de las HVO, demandó que las fuerzas bosnias depusieran sus armas y aceptaraen el control de las HVO en el poblado, diciendo que de no acceder a dicha proposición reducirán a Gornji Vakuf a escombros.[2][7]​ Las propuestas de las HVO no serían aceptadas por el ejército bosnio así, y los ataques continuaron, seguidos a su vez de masacres de civiles musulmanes en las villas vecinas de Bistrica, Uzričje, Duša, Ždrimci y Hrasnica.[8][9]​ Al mismo tiempo, las fuerzas croatas citaron como su mayor razón para éste ataque sobre Gornji Vakuf eran los supuestos rumores de que allí todavía había una seria oposición por parte de combatientes muyahidín, a lo que el comandante del Batallón británico respondió que "allí no había combatientes musulmanes sagrados (muyahidín)", y que sus soldados no vieron alguno.[2]

Masacre de Busovača[editar]

La mañana del 25 de enero de 1993, las fuerzas croatas atacaron la parte bosnia del poblado de Busovača conocida como Kadića Strana, y siguiendo las instrucciones dadas en el ultimátum del 20 de enero. En el ataque se incluyó el bombardeo de los poblados circundantes. En un altavoz se escuchó un comunicado pidiendo a los bosnios la rendición inmediata. En un reporte de la policía se señala que hubo unos 43 muertos, los que fueron masacrados en Busovača entre enero y febrero de 1993. Los bosnios restantes (un total de 90) serían rodeados y retenidos en la plazoleta central del villorio. A las mujeres y los niños (creca de 20 en total) fueron regresados a sus hogares y a los hombres (70 en total), algunos jóvenes entre los 14–16 años, fueron llevados en autobuses a los campos de detención de Kaonik. Luego de estos hechos, los actos de violencia continuarían después de los ataques de enero.[2]

Masacre de Ahmići[editar]

Miembros del Cuerpo de Paz de las Naciones Unidas evacuando los cuerpos en Ahmići, en abril de 1993. (Fotografía provista por cortesía del TPIY).

La masacre de Ahmići sería la culminación de las acciones bélicas, y sobre todo la matanza en el Valle de Lašva. Esta sería la más numerosa masacre cometida durante el conflicto entre los croatas y el gobierno bosniaco.

El ataque principal se inicia a las 05:30 horas (hora local) del 16 de abril de 1993. El HVO comenzó a bombardear la parte bosnia de Ahmići y prosiguió con la matanza de la mayoría de los bosniacos, incluidas mujeres, ancianos y niños. Estos destruyeron una gran cantidad de hogares bosniacos, y causaron graves y extendidos daños a las dos mezquitas del poblado. Un estimado de las víctimas se cifra en unos 120 muertos. El más joven sería un bebé de tres meses de edad, el cual fuera ametrallado hasta su muerte en su cuna, y el más anciano sería una mujer de 81 años.

Escenario y antecedentes[editar]

El 3 de abril de 1993, el alto mando croata se reúne en Mostar para la discusión del Plan de paz Vance-Owen y su implementación. Los croatas deciden el implementar la creación de "Provincias (cantones) croatas" (Provincias [cantones] 3, 8 y 10) reubicando a las Fuerzas Armamdas de Bosnia y poniéndolas bajo el mando del comando general de las HVO. El 4 de abril, de acuerdo al mismo plan, y según lo publicado por la agencia Reuters, el Cuartel general de las HVO en Mostar envía un acuerdo con caducidad de carácter unilateral al presidente bosnio Izetbegović para que fuera firmado, y posteriormente declaran que: "Si Izetbegović se rehúsa a firmar este acuerdo hasta el 15 de abril, las HVO unilateralmente ejercerán su jurisdicción en los cantones tres, ocho y diez." En una misiva proveniente de Kordić, Ignac Koštroman y Anto Valenta "el pueblo de Croacia en Bosnia y Herzegovina izaría más banderas croatas en los edificios y residencias".[2]

Un ataque organizado[editar]

El viernes 16 de abril de 1993, a las 05:30 horas (hora local); las fuerzas croatas atacaron simultáneamente Vitez, Stari Vitez, Ahmići, Nadioci, Šantici, Pirići, Novaci, Putiš y Donja Večeriska. El general Blaškić habló de al menos 20 o 22 sitios de combates simultáneos, todos en la cercanía o en la vía que enlaza Travnik, Vitez y Busovača. En el juicio del ICTY se encontró que esto fue un acto totalmente planeado contra el total de los habitantes bosniacos en dichos poblados.[1]​ El ataque estuvo precedido de algunas declaraciones de carácter político, en las que se anuncianban que un conflicto entre las fuerzas croatas y las fuerzas bosnias eran un hecho inminente. El día del ataque, las líneas telefónicas habían sido cortadas, haciendo que cualquier intento de comunicación con el exterior fuera únicamente posible con la municipalidad de Vitez, ya bajo el control del HVO.

Los habitantes croatas de dichas villas fueron advertidos de los ataques y algunos de ellos se involucraron en la preparación de los mismos. Las mujeres croatas y sus niños ya habían sido evacuados en la madrugada del día de las confrontaciones. El método elegido para los ataques demostraba un alto nivel de preparación. Dichos ataques en las áreas urbanas, como aquellos llevados a cabo en el casco urbano de Ahmići detallan que fueron operaciones planeadas minuto a minuto, de manera minuciosa, y que apuntaban al exterminio o la expulsión de la población bosnia, resultando en una masacre finalmente. En el atardecer del 15 de abril, movimientos inusuales de las HVO ya habían sido notados en las perimetrías. En la mañana del 16 de abril, las fuerzas principales cercaaron los accesos viales, bloqueándolos las tropas croatas. Y de acuerdo a grandes cantidades de reportes testimoniales de observadores internacionales, el ataque ocurrió desde tres flancos y fue designado para forzar la evacuación de la población civil hacia el sur, en donde tropas de francotiradores de élite, y quienes contaban con sofisticados rifles de francotiroteo; dispararon en contra de civiles desarmados que escapaban. Otras tropas, organizadas en comandos de asalto pequeños de cinco a diez hombres, fueron de casa en casa seleccionada, matando a los hombres e incinerando dentro a las mujeres y niños restantes. Con más de cien soldados que tomaron parte en el operativo fueron contabilizados.[1]​ El ataque se saldó con la masacre de los habitantes bosniacos y la destrucción de los poblados. Junto a los más de 100 muertos, se encontraron los cadáveres de 32 mujeres y de 11 niños y niñas menores de 18 años. El principal objetivo de la artillería de las HVO era el de apoyar a la infantería y destruir las estructuras que la infantería no pudiera tomarse. La mezquita, por ejemplo, era impactada por los disparos de un arma de gran calibre. Posteriormente, el minarete fue volado por una bomba puesta por Bralo y Jukić.[2]

Asesinato de civiles[editar]

Muchos de los habitantes, en especial hombres; fueron usados de dianas de tiro. Algunos de los comandos croatas de la HVO rodearon y después dispararon matando a los pobladores, estos hechos son imputados a soldados croatas. Más de una veintena de civiles fueron asesinados en Donji Ahmići al tratar de escapar del pueblo. Los habitantes que intentaron huir cruzaron un campo con fuego de armas antes de poder llegar a la vía principal. Al menos veinte cuerpos de los occisos fueron analizados, encontrándose serios indicios del uso d armas de precisión en el citado campo. Expertos militares concluyen que debieron ser objeto del disparo por parte de francotiradores. Otros cuerpos encontrados en las ruinas de las casas fueron hallados totalmente chamuscados, tanto así que no pudo ser posible su identificación y de acuerdo a sus posturas post-mórtem, se sugiesre que fueron quemados estando aún vivos. Las víctimas incluían a muchas mujeres y niños.[1]

Un observador de la ECMM dijo que había visto cuerpos de niños quienes, desde su posición y al verificarse las posiciones de sus cadáveres en las ruinas, presumiblemente habrían perecido víctimas de la llamas y en intensa agonía: "algunos de ellos en sus casas, y las imágenes (que vio) eran de absoluto terror y traumatizantes, a causa no solo de los cadáveres, ni del hecho de que todos ellos estaban calcinados y de que obviamente habían sido quemados con lanzallamas; es que se habían quemado la mayoría de los cuerpos estando con vida, y este fue el caso de varios de los cuerpos que presencié...". De acuerdo al reporte del obervatorio de la misión ECMM, al menos 103 personas fueron asesinadas durante el ataque en Ahmići.[1]

Destrucción de la propiedad[editar]

El minarete de una mezquita en Ahmići después de ser bombardeado, en abril de 1993. (Fotografía provista por cortesía del tribunal TPIY).

De acuerdo al reporte del Centro para los Derechos Humanos en Zenica, 180 de las 200 casas bosniacas existentes en Ahmići fueron incineradas durante los ataque. La Comisión de los Derechos Humanos hizo el mismo hallazgo en sus reportes datados el 19 de mayo de 1993. De acuerdo al reporte de la misión de observación ECMM, prácticamente todas las mezquitas y residencias religiosas musulmanes bosnias en las villas de Ahmići, Nadioci, Pirići, Sivrino Selo, Gaćice, Gomionica, Gromiljak y Rotilj habían sido incineradas. De acuerdo al reporte de la misión de observación ECMM: "incluso hay un área del pueblo totalmente incendiada".[1]​ La gran parte de los templos religiosos musulmanes fue reducida a escombros y destruida. Dos de la mezquitas fueron deliberadamente minadas, al descubrirse dentro de sus estructuras las pruebas de depósitos de explosivos de formas cuidadosa en sus interiores. Además, la mezquita de Donji Ahmići sería destruida con explosivos dejados en las cercanías de la base de su minarete (visto en la imagen).[1]

Combatientes involucrados[editar]

Las tropas involucradas en los ataques eran principalmente los regimientos de Policía Militar del Cuarto batallón y, en particular; de la "Unidad Džokeri (Guasón)". Los Džokeri (Guasónes), eran una unidad élite anti-terrorista con veinte o más miembros, y fue creada en enero de 1993 por mandos de la policía militar encargadas al mando de Zvonko Voković, y cuya misión era la de perpetrar y llevar a cabo ataques y misiones especialescomo labores de sabotaje, acantonadas en el bungalow de Nadioci. Otras fuerzas participantes incluían la "Unidad Vitezovi", la "Brigada Viteška" del municipio de Vitez, la brigada "Nikola Šubić Zrinski" de Busovača, junto a la "Brigada Domobrani" (unidades encargadas de cada villa en concordancia con la decisión emanada en Mostar del 8 de febrero de 1993) y estacionadas en Ahmići, Šantići, Pirići y Nadioci. Muchos testigos en el caso Blaškić también citan que los soldados en camuflados estaban presentes, y portaban el emblema del Ejército de Croacia. La mayoría de los habitantes croatas de dichas villas a su vez participaron en los ataques. Ellos eran miembros de Domobrani como Slavko Miličević, del sector Donji Ahmići, Žarko Papić del área de Zume, Branko Perković en Nadioci y Zoran Kupreškić en Grabovi (un área en el centro de Ahmići), Nenad Šantić y Colic en Šantići.[1]

Negación de los hechos[editar]

Tras la masacre, los líderes y la dirigencia croata, respaldados por panfletos y otros esfuerzos de propaganda, trataron de negar la masacre o la hicieron pasar por un "hecho ficticio", en otras partes del mundo y ante los medios de prensa que ya cubrían sus actos en la guerra. Dario Kordić denegó ante Payam Akhavan, un investigador del Centro de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; que las HVO estuvieran involucradas en la masacre de Ahmići; de hecho, él dijo que sus hombres, como buenos cristianos, nunca serían capaces de semejantes vejámenes y acusó a los serbios o a los bosniacos de dichos actos: de acuerdo a su posición, no habría necesidad alguna de una investigación seria. Una respuesta de hecho similar fue dada por el general croata Tihomir Blaškić al Coronel inglés Stewart, quien estaba ante la presencia de Kordić.[2]

Masacre de Vitez[editar]

Cuerpos de personas asesinadas en abril de 1993, cerca de Vitez; Bosnia y Herzegovina. (Fotografía provista por cortesía del TPIY).

A tempranas horas del 16 de abril de 1993 (cerca de las 5:45 o 6:00 a.m., hora local) las áreas bosnias de Vitez y Krušćica fueron atacadas por comandos croatas de artillería, los cuales incrementaron su intensidad durante lo que quedaba de la mañana, y en los que se incluyeron disparos de mortero de varios calibres. Éste sería el primer ataque coordinado de una mayor ofensiva en el área de los ataques se sucedieron simultáneamente tras otros ocurridos en las partes superior e inferior del valle. De acuerdo a la opinión de expertos y militares profesionales de un Coronel británico, el Ejército de Bosnia y Herzegovina fueron tomados desprevenidos. Los soldados de las HVO, quienes vestían los uniformes de un tipo de camuflaje selvático entraron en las calles de Vitez, arrestando a los habitantes bosnios y asesinando a varios de ellos en sus apartamentos y residencias. Los mandos bosnios prominentes del poblado fueron posteriormente arrestados. Anto Breljaš, un antiguo miembro de la "Unidad Vitezovi", adjudica a la "Brigada Viteška" del HVO y del "Vitezovi" el ataque sobre Stari Vitez, pero los componentes en detención de la "Brigada Vitezovi" adujeron el no haber tomado parte en la masacre en Ahmići como una unidad, al tiempo que uno o dos testimonios individuales de algunos soldados confirmaron éste hecho.[2]

Dos poblados, el de Donja Večeriska y el de Gornja Večeriska, en las cercanías a Vitez; fueron atacados el 16 de abril de 1993. En la noche del día 15 de abril de 1993, muchos croatas abandonarían Donja Večeriska. Sin embargo, un inesperado ataque del bando bosnio contra las posiciones croatas harían que el poblado fuera evacuado tras ver sus casas en llamas. El bombardeo inició a las 5:30 a.m., cuando una ráfaga de artillería anti-aérea fue hecho desde la fábrica cercana. Algunas granadas fueron lanzadas dentro de las residencias y otros fueron arrestados y golpeados posteriormente. La mayoría de los hogares bosniacos fueron quemados. Al menos ocho personas murieron en el ataque y la villa sería destruida por el fuego de la artillería restante y explosiones posteriores.[2]

En total, 172 bosniacos en el poblado de Vitez fueron asesinados y más de 5,000 expulsados (siendo detenidos luego 1,200 habitantes), aparte; 420 construcciones fueron arruinadas por el curso de los ataques, junto a tres mezquitas, dos seminarios musulmanes y dos escuelas del mismo credo.[2]

Ataques terroristas contra Stari Vitez[editar]

Los combates en Vitez continuaron después del 16 de abril de 1993. La parte vieja del poblado de Stari Vitez (o Mahala como se suele llamar coloquialmente) permanecía bajo el mando del gobierno Bosnio. Pero, las HVO rodearon la población e instantes después iniciaron una serie de ataques violentos, seguido de un asedio, que duraría dese abril de 1993 hasta febrero de 1994. En éste periodo las confrontaciones se caracterizaron por ser de intensidad y duración variable, en particular por un violento ataque ocurrido el 18 de julio de 1993; cuando una gran cantidad de expolsivos caseros, armas conocidas "bombas bebé" , las cuales eran disparadas en Stari Vitez, y con las que cegaron la vida de civiles bosniácos. En esa parte específica del poblado se hicieron blancos sobre las construcciones de civiles mediante el uso de lanzacohetes múltiples y de disparos de morteros.[1][2]

El 18 de abril de 1993 un carrotanque que contenía más de 500 kilogramos de explosivos estalló cerca de la mezquita de Stari Vitez, destruyendo las oficinas del mando de guerra de Bosnia, matando al menos seis ciudadanos y causando unos 50 heridos. El tribunal ICTY aceptó que esta acción era parte de un puro acto de terrorismo, y que su objetivo era la población civil bosnia de Stari Vitez, y que fuera adjudicado a elementos de las fuerzas armadas croatas.[1][2]

Caseríos de Busovača[editar]

Los poblados de Lončari, Merdani y Putiš se encuentran en el área del este de Ahmići y al norte de Busovača. Tras los ataques en las villas del mes de enero de 1993, un desplazamiento significativo por parte de civiles se dio hacia el casco urbano de Zenica, pero; unas semanas después retornarían a sus poblados de nuevo. Posteriormente, estos serían atacados por las HVO en abril. Las villas cercanas a Putiš fueron atacadas en abril 15. En el ocaso del 16 de abril de 1993, una emboscada por parte de tropas croatas enmascaradas atacaron las poblaciones de Očehnići disparando contra éste balas incendiarias contra las residencias. En menos de media hora las residencias de los bosniacos se prendieron en llamas. Los habitantes estaban desarmados y nunca pusieron resistencia de clase alguna. De acuerdo a los reportes de los testigos, como Paško Ljubičić, luego acusado de crímenes de guerra por el TPIY, era el líder de la unidad que había atacado al poblado y que bajo las órdenes del brigadier Duško Grubešić, comandante de la "Brigada Zrinski" de las HVO, recibió la orden de «limpiar de musulmanes» el área. Alrededor de veinte hombres de Lončari fueron detenidos y llevados a un campo de detención en Kaonik el 16 de abril de 1993. Tras su llegada, fueron alineados y sus pertenencias de valor les fueron sustraídas por soldados de las HVO.[2]

Caseríos de Kiseljak[editar]

El 18 de abril de 1993, los habitantes de etnia bosníaca de la municipalidad de Kiseljak estuvieron bajo intensos ataques. El trasfondo de dichos ataques se pueden situar tras las órdenes del coronel Blaškić dadas a una brigada de las HVO para capturar dos de los caseríos que "estuvieran con los o donde allí habitaran fuerzas enemigas", para ponerlas bajo el mando y total dominio de las HVO. Así, los caseríos de Gomionica, Svinjarevo y de Behrići (todos conectados por la carretera principal) serían atacados por los combatientes de las HVO, junto a los otros villorios de Rotilj, Gromiljak, Polje Višnjica y los que tuvieran población en su mayoría de etnia bosníaca en esta parte de la municipalidad de Kiseljak. Los pobladores bosníacos eran o expulsados o los que se resistían eran asesinados, y sus casas y mezquitas eran incendiadas, en Svinjarevo y Gomionica, las residencias eran demolidas. En el caso de los caseríos de Rotilj, los civiles bosníacos en las Fuerzas de Defensa Territorial (TO) les era preguntado si se rendían antes de ser bombardeaos por las HVO a su residencia y caserío. Como resultado las partes bajas del villorio eran incineradas, y tras estos hechos veinte casas o graneros fueron destruidos y siete civiles fueron asesinados.[2]

Las HVO lanzaron sus ataques en el caserío de Svinjarevo, iniciados con los disparos de morteros de calibres 60, 80 y 120 milímetros, así como usaron armas anti-aéreas. Cuando el ataque de la artillería cesó, los soldados de la Defensa Territorial Bosnia organizaron la evacuación de cerca de 200 civiles que habitaban la villa. La fuerza de infantería de las HVO entró a Svinjarevo y sucedió lo mismo en los caseríos vecinos de Rauševac, Puriševo, Japojrevo y Jehovac, incendiándose varias casas donde residían musulmanes bosnios y asesinaron a diez civiles. Los soldados a su vez tomaron como retenidos a los civiles que estaban en las barracas de Kiseljak, donde serían detenidos por varias semanas. Los ataques seguirían hasta el 23 de abril de 1993.[1]

Cuando los obsevadores de la misión ECMM visitaron los caseríos, encontraron que los civiles de etnia bosnia habían abandonado sus hogares, tras lo cual éstos fueron quemados por los invasores, y con lo que se concluye que actos de genocidio sucedieron en el área. El tribunal TPIY halló que Dario Kordić estuvo involucrado en esos ataques en una municipalidad a 25 kilómetros de Busovača. Los ataques ocurrieron dos días tras el ataque en las villas de del Valle de Lašva. En una parte se comprobó que el patrón de los mismos era continuado, y que dichos ataques contra los civiles bosníacos de la región de Bosnia central tenían un objetivo: Su erradicación de dichas zonas. El coronel Blaškić no llevó los ataques de forma efectiva hasta no contar con el beneplácito de los líderes políticos, que en la práctica eran aprobados por el líder local, quien daba la personificación de las órdenes emanadas por Dario Kordić.[2]

Masacre de Zenica[editar]

El tribunal TPIY aceptó que el mercado de Zenica fue bombardeado por las HVO el 19 de abril de 1993 desde la villa de Putičevo, a 15 kilómetros de Zenica, matando a 15 personas e hiriendo a otras 50. Los proyectiles fueron disparados en tres ocasiones, en rondas de a dos disparos, entre las 12:10 p.m., 12:24 p.m. y 12:29 p.m., e hicieron impacto en el citado lugar. Dos cañones de artillería serían los utilizados: dos howitzers D-30 J cargados a mano con una baja cadencia de tiro. Esta es una pieza de artillería de tipo militar, la que dispara mediante el ajuste hecho por el equipo de sirvientes del arma que fungen como observadores. Dos miembros daneses de la misión ECMM visitaron la escena brevemente, y tras el bombardeo, tomando fotografías y retratando los hechos. Estas mostraban las escenas de devastación en el área del mercado, donde se aprecian cómo yacían los cuerpos en el suelo, autos destruidos, una parada de autobús demolida y otras edificaciones dañadas. Los croatas acusaron a los serbios por esta masacre, pero el tribunal TPIY descartó estas acusaciones durante el juicio a Dario Kordić.[2]

Cese de hostilidades[editar]

El 18 de abril, Tihomir Blaškić ordena a Stjepan Tuka, un comandante de la línea moderada de las HVO destacado en Fojnica, el atacar Dusina. Tuka, sin embargo, no acató dicha orden a la espera de que se firmase un acuerdo que siguiera a una nueva política de compromiso en Fojnica para mantener la paz entre las partes. Como resultado de ello, le despiden, iniciándose serias protestas por parte de los destacamentos locales de las HVO y de otras organizaciones leales.[2]

El 19 de abril, el obsevador de la misión ECMM reporta un pronunciado deterioro de la situación en la región de Bosnia central, y da una muy plausible explicación en la que indicaba que se sospechaba de que el objetivo de los croatas era el de tomarse los territorios de las dos provincias, mientras la atención mundial se enfocaba en los hechos sucedidos en Srebrenica. El 20 de abril, Gaćice, una villa al sureste de Stari Vitez, sería entonces atacada por las HVO, y posteriormente tras el reporte del oficial encargado de la "Brigada Viteška" que señalaba que la villa "(Gaćice) estaba tomada hasta un 70%" y que probablemente estuviera bajo el control de las HVO al finalizar el día.[2]

Bajo el endireccionamiento de la jefatura de la misión ECMM, el 21 de abril de 1993, se inician las negociaciones entre el el HVO y el ARBiH, las que tuvieron lugar con el objetivo de aasegurar un cese de hostilidades y la posterior desmovilización de los combatientes. El 25 de abril de 1993, durante una reunión en Zagreb entre el presidente bosnio Izetbegović y el autoprocalamdo presidente bosnio-croata Boban, se firma un acuerdo para el immediato cese al fuego y a las hostilidades.[2]

Campos de concentración[editar]

La Corte de Juzgamiento del Tribunal TPIY sentenció desde la perspectiva del "Caso Kordić - Čerkez" que dentro de las acciones contra el pueblo bosnio y/o bosniaco, éstos fueron sistemáticamente objetos de tratos inhumanos y/o arbitrarios, como la reclusión por casos sin justificación o por su mero origen étnico. La afirmación de que fueron detenidos por razones de seguridad, o por su propia seguridad sería encontrada sin fundamento. Cuando eran detenidos, los bosniacos fueron sujetos de malos tratos y sometidos a condiciones infrahumanas, que consistieron en hacinamiento en campos de concentración, con tratos generalmente crueles e inhumanos, pasando incluso hambre. Los deteneidos incluso eran, sin justificación de clase alguna, usados como rehenes o escudos humanos, y eran forzados a cavar trincheras y hasta fosas, o en el pero de los casos su propia tumba. Como resultado de las anteriores actividades, una cantidad de ellos resultaron asesiados o heridos.[2]

Campo de concentración de Kaonik[editar]

El "Campo de concentración de Kaonik" tenía su ubicación a cinco kilómetros al norte de Busovača. Los civiles y miembros de la Fuerza de Defensa Territorial de Bosnia eran detenidos en éste campo en dos ocasiones: La primera sería tras que tropas del HVO atacara la villa de la municipalidad en enero de 1993; y la segunda, tras los ataques perpetrados en el Valle del río Lašva, entre abril y mayo de 1993. En la detención de enero, cientos de varones bosniacos fueron detenidos. En el de mayo de 1993, 79 detenidos fueron listados. Las condiciones en el campo eran atroces: Las celdas eran de dimensiones reducidas y había casos documentados de hacinamiento, muy mala higiene y la alimentación; si no era inadecuada, era inexistente. Los detenidos fueron sujetos de apaleamientos y otra serie de castigos. Las voces de gritos eran amplificadas en altavoces durante la noche. Las HVO forzaban a los detenidos de Kaonik a cavar trincheras (o sus tumbas) en varias ubicaciones. De acuerdo a la evidencia testimonial presentada, 26 de los retenidos de este momento nunca regresaron.[2]

Centro de detención de Vitez[editar]

El Cinema de Vitez era parte de un complejo de edificios con varias designaciones, en las que se incluían la de "el Cinema", "el Centro Cultural" o la de "Universidad de los obreros". Durante la guerra, éste complejo albergaría los cuarteles principales de la "Brigada Viteška". Partes de su estructura (primero su sótano, luego en el pasillo del cinema) fueron a su vez usados hasta después del 16 de abril de 1993, para la retención de entre 200-300 hombres bosniacos de todas las edades, los cuales fueron rodeados. El complejo era custodiado por soldados de las HVO en sus uniformes, algunos de estos eran miembros de la policía del HVO. Los prisioneros eran muchas veces apaleados durante su estancia, y eran forzados a cavar en el exterior trincheras, y algunos de los detenidos nunca regresaron.[2]

También fue destacado un centro de detención en el "Centro veterinario de Vitez", y sería usado para los primeros días que duró el conflicto en Vitez. Cerca de 40 bosniacos fueron detenidos en el sótano y cerca de 70 personas fueron detenidas en total: Los guardianes no proveyeron a los detenidos de cuidados, privándolos de sus alimentos, mientras que las familias de dichos reclusos le llevaban alimentos mientras les era posible. A los detenidos eranllevados a cavar las trincheras en Krušćica, en ellas se encontrarían a dos asesinados.[2]

Centro de detención de Dubravica[editar]

La "Escuela Elemental de Dubravica" se convirtió en un importante centro de detención para más de 300 bosniacos capturados por las HVO entre abril 16 al 30 de 1993. Algunos de los allí retenidod resultaron muertos y otros heridos, y según algunos de los allí retenidos hasta sufrieron castigos de clase física y psicológica, aparte su dignidad y honra fueron mancillados, sufriendo toda clase de maltratos y humillaciones y eran forzados a cavar trincheras. Anto Breljaš, un ex-soldado croata; a pesar de dicha condición, fue confirmado como testigo en el juicio del caso Kordić, donde afirmó que cerca de 350 bosniacos (entre varones, mujeres y niños) eran prisioneros en las instalaciones de la escuela. A las mujeres y los niños se les separó de los hombres. A los anteriores se les retuvo en las aulas de clase y después en el gimnasio. Los prisioners militares fueron detenidos en el sótano y a 15 de ellos se les asesinó. Allí el aire no era suficiente; la alimentación era inadecuada y no disponían de atención médica alguna. Los detenidos fueron maltratados y hasta fueron usados como barreras humanas y en las labores de excavación de trincheras en las áreas cercanas a la escuela y al poblado de Kula. Todo esto llevó al testigo a protestar contra los maltratos perpetrados contra los retenidos allí.[2]

Juicios individuales por crímenes de guerra[editar]

Aquí se listan a los principales acusados de los eventos, juzgados tanto por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia como por la Corte Suprema de Bosnia y Herzegovina:

Acusados por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia
Acusados por la Corte Suprema de Bosnia y Herzegovina
  • Paško Ljubičić (condenado a 10 años de prisión)
  • Krešo Lučić (6 años en prisión, hallado responsable de parte los sucuesos de Kreševo sucedidos durante el caso de la masacre del Valle de Lašva en abril de 1993, y como parte de los ampliamente documentados hechos de genocidio y homicidios sistemáticos para tal fin, así como de los ataques contra la población civil Bosnia).

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s «Prosecutor v. Tihomir Blaškić Judgement». International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 
  2. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u v w x y z aa ab ac ad ae af ag ah «Prosecutor v. Mario Kordić and Mario Čerkez Judgement». International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 
  3. «Prosecutor v. Miroslav Bralo Judgement». International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 
  4. «Case Law of the International Criminal Tribunal for the Former Yugoslavia». Human Rights Watch. 
  5. «IDC: Victim statistics in Novi Travnik, Vitez, Kiseljak and Busovača». Archivado desde el original el 18 de abril de 2009. Consultado el 6 de abril de 2014. 
  6. «Prosecutor v. Jadranko Prlić, Bruno Stojić, Slobodan Praljak, Milivoj Petković, Valentin Ćorić & Berislav Pušić Indictment». International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 
  7. «SENSE Tribunal: Poziv na predaju». Archivado desde el original el 4 de junio de 2008. 
  8. «SENSE Tribunal: Ko je počeo rat u Gornjem Vakufu». Archivado desde el original el 4 de junio de 2008. 
  9. «SENSE Tribunal: "James Dean" u Gornjem Vakufu». Archivado desde el original el 4 de junio de 2008. 
  10. «Prosecutor v. Zlatko Aleksovski Judgement». International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 

Enlaces externos[editar]

Filmes relacionados[editar]