Ligamentos dentados

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Los ligamentos dentados son ligamentos pertenecientes a la anatomía de la médula espinal y al sistema nervioso central.

Se ubican desde el foramen magno a L2. Por las caras laterales de la médula, a igual distancia entre las raíces posteriores y anteriores de los nervios espinales, éstas 21 extensiones membranosas puntiformes de la piamadre, van a insertarse firmemente a la cara interna de la duramadre y aracnoides.[1]

Importancia clínica[editar]

Son utilizados como puntos de referencia para procedimientos quirúrgicos. Facilitan la suspensión de la médula espinal justo en medio del saco dural. En tal función también participan:

  • La continuidad con el tronco encefálico
  • La presión ejercida por el LCR
  • El filum terminale.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]