Ley del látigo único

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La ley del látigo único o la reforma del látigo único (Pinyin: [Yi Tiao Bian Fa]: 一条鞭法) fue una reforma fiscal de la dinastía Ming promulgada en 1580 por Zhang Juzheng.[1]

La medida buscaba simplificar el complejo código fiscal Ming, cambiando la mayoría de imposiciones hacia el gobierno central - originariamente contribuciones según el uso de la tierra, corveas a cumplir por el campesinado y tributos a nivel de prefecturas y condados - a un pago en plata basado en la población y tierra cultivada en cada prefectura. Por tanto, la reforma redujo los costes de recaudación mientras umentaba la base imponible.

La unidad de recaudación pasó de ser arroz a plata, lo que implicó un aumento de la importación de plata a China. Esta se trajo inicialmente desde Japón y pronto se empezó a importar desde posesiones europeas. Tras un breve dominio comercial portugués, los españoles pasaron a predominar tras instalarse en las islas Filipinas desde donde podían vender plata de sus colonias en América.[2][3]​ Debido a la cantidad de la plata importada, se produjo una inflación que hizo el sistema insostenible y fue una de las causas de la decadencia Ming y del crecimiento del comercio europeo en la región.[4]

Referencias[editar]

  1. Born with a "Silver Spoon": The Origin of World Trade in 1571. 
  2. Spence, 1999, p. 20
  3. Brook, 1998, p. 205
  4. Pfeffer, Richard. Understanding Business Contracts in China: 1949 - 1963. 

Bibliografía[editar]