Ley bala en México

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manifestante mexicano sostiene una bala de goma empleada durante los disturbios del 1 de diciembre de 2012 en la Ciudad de México. Las "leyes bala" facultan a los cuerpos policiacos de los estados del país a utilizar este tipo de armas no letales en el control de protestas.

El término "ley bala" se refiere a los proyectos legislativos en México que tienen como fin la regulación de la fuerza pública de los cuerpos policiacos, incluido el uso de balas de goma o gas lacrimógeno por parte de policías antidisturbios en el control de detenidos o manifestaciones.[1]

El nombre es usado por periodistas[2][3][4]​ debido a la ambigüedad que organizaciones de derechos humanos[5][6]​ y ciudadanos han detectado en estas disposiciones regulatorias que pudieran propiciar abusos específicamente en el uso de lo que denominan "armas incapacitantes no letales" como las balas de goma —de donde proviene el término— equipo policiaco antidisturbios como escudos y toletes, escopetas adaptadas para el lanzamiento de gas lacrimógeno, gas pimienta y armas de electrochoque, entre otras, y aplicarla en contra de activistas que utilizan la manifestación pública como recurso político de protesta.[6]

En el caso de la contención de protestas que derivan en hechos de violencia, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) del país señaló que si bien existen este tipo de disposiciones jurídicas que buscan la regulación del uso de la fuerza pública,

...se observa la ausencia en el país de un protocolo sobre uso de la fuerza pública apegado a los estándares internacionales de derechos humanos que sea aplicado por todos los cuerpos de seguridad, la escasa eficacia en la capacitación de las fuerzas de seguridad pública en derechos humanos y la impunidad que ha prevalecido en algunos hechos han permitido que se sigan presentando casos de uso desproporcionado de la fuerza con el fin de reprimir actos de protesta social.

Comisión Nacional de los Derechos Humanos México. RECOMENDACIÓN NÚM. 2 VG/2014. México, 11 de septiembre de 2014.

Chiapas[editar]

El 4 de junio de 2014 el Congreso del Estado Libre y Soberano de Chiapas aprobó el Código que establece el Uso Legítimo de la Fuerza por las Instituciones de la Seguridad Pública del Estado de Chiapas.[7][8]​ Por su contenido fue denominado Ley Bala chiapaneca o Ley Garrote y repudiado por organismos defensores de derechos humanos por atentar, en su consideración, contra el derecho a la protesta.

Según la valoración del Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social en México (FLEPSM)[6]​ el código era vago en los criterios de la determinación de una marcha pacífica o violenta, así como la autorización de disolver de forma general una protesta con el uso de la fuerza pública en caso de ocurrir hechos de violencia, en lugar de resolver situaciones específicas de manifestantes violentos y permitir la continuación de protestas pacíficas, garantizadas constitucionalmente. Los legisladores impulsores de la disposición argumentaron que el código fue revisado previamente por la Cruz Roja Internacional y la CNDH.[8]​ El código fue abrogado por la legislatura chiapaneca debido a la presión social el 12 de agosto del mismo año.[9]

Puebla[editar]

El 19 de mayo de 2014 el Honorable Congreso Constitucional del Estado Libre y Soberano de Puebla promulgó la Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza por Parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado, propuesta por el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas. Nombrada como Ley bala, la oposición a su aplicación inició luego de su aprobación.[10][11]​ Según el entonces secretario de gobierno de Puebla, Luis Maldonado Venegas, la ley atendía a protocolos internacionales detallados, y la oposición a la norma estaba basado en interpretaciones confusas.[12]​ El 22 de mayo fue eliminado de la ley el artículo que indicaba el uso de armas letales en manifestaciones públicas.[13]

La oposición de algunas organizaciones de derechos humanos y ciudadanos se incrementó luego de los hechos del Caso Chalchihuapan. En estos sucesos, ocurridos en el Puente de San Bernardino Chalchihuapan cuando se enfrentaron manifestantes y policías, murió el niño José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo el 9 de julio del mismo año. Derivado de estos hechos la inconformidad contra esta ley creció mediante manifestaciones pidiendo su abrogación[14]​ la oposición de algunos legisladores[15]​ así como el uso de amparos en contra de su aplicación.[16]

Por estas acciones el gobernador Moreno Valle Rosas envió el 21 de julio una propuesta de abrogación de ley al congreso del estado,[17]​ argumentando que a pesar de ser una medida apegada a lo jurídico y a protocolos internacionales, la ley fue estigmatizada.[18]

Según el FLEPSM esta ley es riesgosa por la ambigüedad en los criterios que los mandos policiacos pueden usar para determinar el uso de fuerza pública.[6]​ La organización Artículo 19 opinó que la ley "atenta contra la protesta social y viola los derechos humanos". El gobierno del estado respondió a las críticas afirmando que la CNDH revisó y dio su visto bueno a la medida.[19]​ El 4 de mayo de 2015 la esposa del gobernador, Martha Erika Alonso, fue increpada en Nueva York por manifestantes opositores a la medida.[20]

A pesar de la propuesta de abrogación enviada, en agosto de 2015 la ley no había sido suspendida.[21]

Estado de México[editar]

El 17 de marzo de 2016 fue aprobada por la asamblea del Estado de México la Ley que Regula el Uso de la Fuerza Pública conocida como Ley Atenco en donde regula el uso de la fuerza pública y las armas, incluyendo letales, para el control de la seguridad pública.[22]


Referencias[editar]

  1. Morales, Ulrich Richter (1 de octubre de 2014). De la protesta a la participación ciudadana. Editorial Oceano. ISBN 9786077354659. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  2. «La 'Ley Bala' de Puebla tuvo corta vida, pero generó una gran polémica». CNN México. 24 de julio de 2014. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  3. Milenio Digital (27 de julio de 2014). «¿Qué es la ley bala?». Milenio.com. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  4. Edgar Ávila (22 de julio de 2014). «Da Moreno marcha atrás a la ley bala». El Universal (México). Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  5. Aroche Aguilar, Ernesto. «Detiene juez federal Ley Bala… provisionalmente | Lado B». ladobe.com.mx. Consultado el 29 de agosto de 2015. «A la ley bala la detuvo un juez, al menos provisionalmente, en tanto se resuelve la solicitud de amparo que se presentó en el juzgado Cuarto de Distrito, promovido por el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta que conforman once organizaciones, entre ellas Artículo 19, el Centro Agustín Pro y Propuesta Cívica.» 
  6. a b c d El Frente por la libertad de expresión y la protesta social en México (comprendido por las organizaciones Article 19, Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria O.P.”, Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”; Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, el Colectivo de Abogadas y Abogados Solidarios (CAUSA); Fundar, Centro de Análisis e Investigación, (FUNDAR); Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD); Propuesta Cívica; Servicios y Asesoría para la Paz, (SERAPAZ) y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos) “Todos los Derechos para Todas y Todos”, (RED TDT)) presentó por estos casos a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos la Audiencia Temática Derechos Humanos y Protesta Social en México, México, 30 de octubre de 2014.
  7. Honorable Sexagésima Legislatura del Estado Libre y Soberano de Chiapas. Decreto no. 486. Periódico oficial, órgano de difusión oficial del Estado Libre y Soberano de Chiapas. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, 9 de junio de 2014.
  8. a b Sexenio.com.mx. «En Chiapas avalan uso legal de la fuerza ante protestas sociales | Sexenio». Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  9. Etcétera (12 de agosto de 2014). «Tras presión social, en Chiapas derogan "ley garrote"». www.etcétera.com.mx. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  10. Alasdair Baverstock / VICE News (22 de mayo de 2014). «New 'Bullet Law' Gives Mexican Police In Puebla A License To Kill 'Resisting' Protesters». Business Insider. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  11. Ernesto Aroche (20 de abril de 2014). «ONG´s poblanas alistan debate contra "ley bala"». www.elfinanciero.com.mx. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  12. «Ley bala no es ocurrencia de Puebla, atiende protocolo de ONU: srio de gobierno. Con López Dóriga». www.radioformula.com.mx. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  13. «Eliminan uso de armas contra manifestantes de "Ley Bala" - Animal Político». Animal Político. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  14. «Marcha contra la 'Ley bala' llega a la Ciudad de México desde Puebla - Nacional». CNNMexico.com. 28 de julio de 2014. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  15. David Martínez Huerta (21 de mayo de 2014). «Diputadas de oposición critican la "Ley Bala" en Puebla y Chiapas; buscan revertir leyes que criminalizan la protesta». SinEmbargo.mx. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  16. Martínez, Aranzazú Ayala. «Sociedad civil avanza contra #LeyBala». Lado B. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  17. «Propone Moreno Valle abrogar ley bala». www.jornada.unam.mx. 21 de julio de 2014. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  18. Edgar Ávila (22 de julio de 2014). «Da Moreno marcha atrás a la "ley bala"». El Universal (México). Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  19. «Gobierno de Puebla defiende "Ley Bala" y niega violaciones a derechos humanos». www.noticiasmvs.com. 30 de abril de 2015. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  20. «“Abajo el gobernador ‘bala’”: increpan a esposa de Moreno Valle en NY (Video)». aristeguinoticias.com. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  21. «Definirá Congreso el próximo mes futuro de la Ley Bala: Eukid Castañón». La Jornada de Oriente. 22 de julio de 2015. Consultado el 29 de agosto de 2015. 
  22. «Consulta la #LeyAtenco completa. Permiso para golpear, invadir la privacidad y lavarse las manos | Pulso Ciudadano». pulso-ciudadano.com. Consultado el 18 de marzo de 2016.