Letra dominical

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La letra dominical es la letra del alfabeto que sirve para señalar en los libros de iglesia los domingos de todo el año.

Hay siete letras: A, B, C, D, E, F y G. Al 1 de enero le corresponde siempre la letra A, de modo que la letra dominical del año es la del primer domingo. Si un año es A, el siguiente es G y el siguiente F. En los años bisiestos se adjudican dos letras, una para ese año y otra para la que le correspondería al año siguiente si no tuviera un día más. Ejemplo:

  • 2011 B
  • 2012 AG
  • 2013 F
  • 2014 E

Se forma así un ciclo que dura 28 años porque al cabo de este tiempo vuelven las letras dominicales en el mismo orden.

Funcionamiento[editar]

La razón de este orden retrogradado es que, estando compuesto el año de 365 días que son 52 semanas y un día, se sigue que la letra A denota el primer día y el último del año. De este modo, si un año el 1 de enero cae en domingo (letra A), el siguiente año será lunes (letra G); si cae en miércoles (letra E), el siguiente año será jueves (letra D).

Años bisiestos[editar]

El año bisiesto trastoca estos ciclos al tener un día más, lo que se aprecia a partir de marzo. Hemos dicho que el 1 de enero tiene siempre la letra A, por tanto, al 28 de febrero siempre le corresponde la C. El 1 de marzo será D en los años ordinarios y E en los años bisiestos. Si un año ordinario tiene la letra A, uno bisiesto tiene la letra A en los dos primeros meses y la G en los diez restantes.

Alteración del modelo[editar]

Se perturbó el orden de las letras dominicales porque el año 1581 que tenía en su principio la letra G por letra dominical, tuvo la letra C por causa del rebajo de diez días, el cual se ejecutó después del día 4 de octubre de dicho año. De este modo, la letra dominical del calendario antiguo precede en cuatro posiciones a la del calendario gregoriano de suerte que la letra A del antiguo corresponde a la letra O del nuevo. Por esta razón, ha sido preciso construir una tabla nueva de las letras Dominicales sobre el modelo del antiguo a fin de asignarles su lugar en el nuevo.

Referencias[editar]

El gran diccionario histórico, Louis Moreri