Leopoldo Saro Marín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Leopoldo Saro Marín
RETRATO DEL TTE. GRAL. D. LEOPOLDO SARO MARTIN.jpg
Leopoldo Saro Marín, Conde de la Playa de Ixdain
Teniente general
Años de servicio 1895-1932
Lealtad Bandera de España Reino de España
Servicio/rama Escudo del Ejército de Tierra.svg Ejército de Tierra
Participó en

Nacimiento 11 de enero de 1878
Santa María del Puerto del Príncipe, Bandera de España España
Fallecimiento 19 de agosto de 1936
Madrid, Bandera de España España
[editar datos en Wikidata]

Leopoldo Saro Marín (Morón, Santa María del Puerto del Príncipe, actual Camagüey, 11 de enero de 1878 - Madrid, 19 de agosto de 1936) fue un militar y aristócrata español, I conde de la Playa de Ixdain. Ascendido al rango de general, Leopoldo Saro tuvo una destacada participación durante la Guerra del Rif y la dictadura de Primo de Rivera.

Biografía[editar]

Hijo del coronel de Infantería Lesmes de Saro y González y de María Martina Marín de Almansa, nació en la entonces colonia española de Cuba. Muy joven ingresa en la Academia de Infantería y en 1895 es destinado a Cuba con el empleo de 2.º Teniente donde participa en numerosas acciones contra los insurgentes; regresa a la península pocos meses antes de la derrota española en esa guerra.

De servicio en Madrid hasta que se desencadena en 1909 la Guerra de Melilla, donde es inmediatamente movilizado al frente. Desempeñó numerosas acciones contra el enemigo, destacando en la dramática acción del Barranco del Lobo, por la que sería ascendido a Comandante y destinado de nuevo a Madrid, donde ocuparía diversos puestos en el Ministerio de la Guerra y el Estado Mayor Central hasta que es nombrado coronel del Regimiento Inmemorial del Rey n.º 1.

En 1921 la Guerra del Rif vuelve a destinarle a Marruecos, donde se destaca en numerosas acciones bélicas junto a los generales Cabanellas, Sanjurjo y Dámaso Berenguer entre otros, por lo que sería ascedido al rango de general.

El ya general Saro fue miembro del núcleo conspirativo conocido como el Cuadrilátero que desempeñó un importante papel en el golpe de Estado de Primo de Rivera de septiembre de 1923 y que tras el éxito del mismo acabaría instaurándose una Dictadura. Poco aficionado a la política y más a las fatigas de la guerra, volvió rápidamente a África a organizar los preparativos del Desembarco de Alhucemas, donde dirigió con acierto una de las columnas de ataque, por cuya actuación es ascendido a General de División y el monarca le otorga la merced de Conde de la Playa de Ixdain.

De vuelta a la península promueve la creación -y preside- el Patronato de Casas Militares antes de ser ascendido a Teniente General, ocupando una de las capitanías generales.

Con la llegada de la Segunda República, el general Saro es separado del servicio y procesado por el Tribunal de Responsabilidades Políticas por su actuación en el pronunciamiento de 1923, por lo que es sentenciado en 1932 por el delito de alta traición y auxilio, e ingresa en prisión, para ser amnistiado en 1934 y pasar a la situación de 2ª reserva.

Fue asesinado en Madrid el 19 de agosto de 1936 por milicianos republicanos, pese a no estar probada su adhesión a la reciente sublevación militar.

Actividades[editar]

Estatua del General Saro en Úbeda (Jaén)

Al margen de su carrera militar, promovió numerosas actividades para el desarrollo social, cultural y económico de la provincia de Jaén a la que estaba unido por lazos familiares. Destacan la construcción del ferrocarril Baeza-Utiel[1] (al que el dictador Francisco Franco calificaría como el "capricho del General Saro")[2] y la Comunidad de Regantes del Canal de Jandulilla, así como en Úbeda, la biblioteca municipal, varios grupos escolares, el Parador de Turismo, la reconstrucción de la Casa de las Torres, la Escuela de Artes y Oficios y el Teatro Ideal Cinema. Por todo ello y mediante suscripción popular, el escultor local y discípulo de Mariano Benlliure, Jacinto Higueras, erigió un monumento en su honor al que el escritor Antonio Muñoz Molina hace referencia en su novela Beatus Ille. La restauración de su estatua en la plaza de Andalucía de Úbeda generó polémica en 2006.[3] Muñoz Molina se refiere a la citada plaza en las novelas Beatus Illescas y El jinete polaco como "la plaza del General Orduña" en Mágina, trasunto de Úbeda.

Era Gentilhombre de cámara con ejercicio del Rey Alfonso XIII, estaba en posesión de tres cruces al mérito militar de primera, una de segunda y dos de tercera clase todas ellas con distintivo rojo así como tres cruces de guerra "María Cristina" -dos de primera y una de segunda clase-, y también de la gran cruz de la Orden de San Hermenegildo, así como de numerosas condecoraciones nacionales y extranjeras.

Referencias[editar]

  1. Luis Garrido González, Julio Artillo González (1994). Nueva historia contemporánea de la provincia de Jaén (1808-1950), Instituto de Estudios Giennenses, pág. 450
  2. «El ferrocarril Baeza-Utiel, una obra que empezó hace medio siglo». El País. 22 de febrero de 1978. Consultado el 8 de junio de 2015. 
  3. «PP y PA se enfrentan en Úbeda por una estatua». El País. 1 de septiembre de 2006. Consultado el 8 de junio de 2015.