Lenguas latino-faliscas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lenguas latino-faliscas
Distribución geográfica Europa occidental, América latina, Antigua Italia
Hablantes 980 millones
Filiación genética

Indoeuropeo
  Itálico

    Latino-falisco
Subdivisiones Romance
Latín
Falisco
Sículo
Venético † (?)
Véase también
Idioma - Familias - Clasificación de lenguas

Las lenguas latino-faliscas son un subgrupo que perteneciente al grupo itálico de la lenguas indoeuropeas. Se hablaban en Italia. Incluye principalmente al latín y a los extintos falisco y sículo.[1][2][3][4]​ Otros autores también incluyen al venético por sus características conservativas y algunas evoluciones compartidas con este grupo, sin embargo la clasificación de este último es controvertida y algunos autores prefieren considerarlo una lengua indoeuropea independiente o bien estrechamente emparentado con las lenguas osco-umbras.[3][2][4][5]

El latín finalmente absorbió al resto de lenguas, sustituyendo al falisco por el poder expandido de los romanos. El único miembro del grupo que sobrevivió la extinción fue el latín, que, a su vez, se desarrolló dentro de las lenguas romances vía latín vulgar.

Descripción lingüística[editar]

La diferencia más importante esta en que el latín, el falisco, el sículo y el venético retienen las labiovelares indeoeuropeas /*kʷ, *gʷ/ como qu-, gu- (posteriormente pasarían a velares + semivocal), mientras que en osco-umbro pasan a ser labiales p, b. Además el osco-umbro presenta fricatización de fonemas -b-, -p- y -d-, fricatización o aspiración de los grupos -kt, -pt- y -ks-, reducción de los grupos -nd- y -mb- a -n- y -m-, cosa que no sucedió en el latino-falisco. El grupo latino-falisco también presenta como característica única la asimilación de la secuencia /*kʷ...p/ en kʷ...kʷ (pIE *penkʷe 'cinco' > latín quinque, falisco cuincue, sículo quinqoi, venético quenke).

Por otra parte el latino-falisco tienen varias innovaciones con el itálico:

  • Las secuencias del indoeuropeo tardío /*ə, *eu/ evolucionan a a, ou.
  • Las líquidas silábicas indoeuropeas /*l̥, *r̥/ desarrollan una vocal epentética o dando lugar a ol, or.
  • Las nasales silábicas indeoeuropeoas /*m̥, *n̥/ desarrollan una vocal epentética e dando em, en.
  • La oclusiva sonora / *d / en algunos casos pasa a ser / *l /.

Fonología[editar]

El inventario consonántico del proto-latino-falisco sería básicamente idéntico al del latín arcaico y el sículo.

Labial Alveolar Palatal Velar Labio-
velar
Glotal
Oclusiva sorda *p *t *k *kʷ
sonora *b *d *g *gʷ
Fricativa *f *s *h
Sonorantes *r, *l *y *w
Nasal *m *n

El sonido /kʷ/ todavía debía existir en latín arcaico cuando se desarrolló el alfabeto de donde viene el par mínimo: quī /kʷī/ 'el que ...' - cuī /ku.ī/ 'al que ...'. Nótese que en otras posiciones no se hace intento de distinguir entre diptongos e hiatos, persdere 'persuadir' es diptongo pero en sua 'suya' es hiato. Por razones de simetría es muy posible que muchas secuencias gu del latín arcaico representaran de hecho una labiovelar sonora /gʷ/.

Referencias[editar]

  1. Paolo Poccetti: Language Relations in Sicily. Evidence forf the speech of the Σικανοί, the Σικελοί and others. In: Olga Tribulato (Hrsg.): Language and Linguistic Contact in Ancient Sicily. Cambridge University Press, 2012, S. 49–94.
  2. a b Varro, De Lingua Latina V, 105 and 179.
  3. a b Francisco Villar, Los indoeuropeos y los orígenes de Europa: lengua e historia, p. 484.
  4. a b Giacomo Devoto, Gli antichi italici, p. 68.
  5. The foundations of Latin. Berlin: Mouton de Gruyter. p. 140.

Bibliografía[editar]

  • Vineis, Edoardo (1995). «X. Latín». En Giacolone Ramat, Anna; Ramat, Paolo, eds. Las lenguas indoeuropeas. Madrid: Cátedra. pp. 349-421. ISBN 84-376-1348-5.