Leggins

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

General

Leggins es el término castellanizado de la palabra leggings. Los leggings son un tipo de pantalón elástico ajustado que se adapta perfectamente al cuerpo y puede ser unisex, aunque normalmente son las mujeres quienes lo visten. En la actualidad, los leggins están principalmente hechos de una mezcla de licra, nylon, algodón, y a veces de poliéster, pero también pueden estar compuestos de lana, seda y otros materiales. Están disponibles en numerosos colores y existen infinidad de diseños, según para el uso al que estén destinados. Suelen usarse como un pantalón cualquiera, completamente expuestos, aunque también pueden complementarse con una falda encima, un vestido, unos pantalones cortos, cubiertos por camisetas anchas, etc. Tradicionalmente, los leggins tenían una longitud que quedaba por encima del tobillo, (y de hecho son los más comunes del mercado) aunque también pueden tener la longitud de unos shorts o cubrir hasta debajo de las rodillas. A su vez existen unos más inusuales: leggins que cubren el pie. Estos leggins están destinados a personas que los usan para protegerse del frío, normalmente a la hora de hacer deporte o llevar a cabo actividades expuestas a bajas temperaturas.

Historia de los leggins

Los leggins se crearon con el fin de protegerse de las bajas temperaturas, y han sido usados para tal fin tanto por hombres como por mujeres durante siglos. En Europa, entre los siglos XIII y XVI eran usados por los hombres como polainas, es decir, como los calzones altos provenientes de Escocia, que iban debajo del pantalón. Paralelamente, los nativos americanos los usaban para el mismo fin, siendo compuestos de cuero y pieles. Los ‘cowboys’ también llevaban polainas de piel de ante para protegerse de las grietas causadas por montar a caballo, el desgaste de los pantalones y las mordeduras de animales como serpientes o insectos. En muchos lugares, concretamente en los países más fríos como Rusia o Corea, tanto hombres como mujeres continuaron usando las polainas de lana en tiempos modernos, como una capa externa adicional para dar calor. Las polainas de lino usadas por niñas y mujeres en el siglo XIX eran también un tipo de leggins que se convirtieron en una parte fundamental de la moda de los años 60, siendo muy similares a los pantalones capris pero mucho más ajustados.

Uso militar

Desde el siglo XIX, los soldados de diversas nacionalidades, especialmente los soldados de infantería, a veces vestían leggins para protegerse de la arena, mantenerse limpios, para evitar que entrase tierra en sus zapatos, etc. Inicialmente vestían polainas compuestas por tiras de tela de lana gruesa que se asemejaban a un gran vendaje, y posteriormente fueron reemplazados por algunos ejércitos por unas polainas compuestas de lona sujetas con hebillas o botones, asegurados en la parte inferior con un estribo ajustable que pasaba por debajo de la suela del zapato, frente al talón. El soldado se las ponía cubriendo la pantorrilla, con el lado abotonado hacia fuera y ajustando la correa de tal forma que proporcionase una sujeción adecuada a la pierna. Aunque existe controversia, cabe destacar que las polainas militares sólo se extendían a la parte inferior de la rodilla y se abotonaban hasta la parte inferior de los calzones. A veces se confunden con las calzas, las cuales sólo se extienden a los tobillos y cubren el calzado. Durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados de infantería del ejército de Estados Unidos se conocen junto con los paracaidistas de los pocos que no usaban este tipo de leggins con el calzado oficial de servicio. A finales de la Segunda Guerra Mundial, después de haber experimentado con las botas altas de combate, las polainas comenzaron a desaparecer del servicio militar. En 1943, la Armada de los Estados Unidos modificó su calzado oficial de servicio mediante la adición a las calzas de un cuero más alto que alcanzaba la parte inferior de la pantorrilla y asegurado por una combinación de cordones y hebillas. Sin embargo, la Marina de los Estados Unidos retuvo las polainas de lona durante toda la guerra, e incluso las utilizó en combate en la Guerra de Corea, donde se les conocía como los ‘Yellow leg troops’ por los norcoreanos y las Fuerzas Comunistas Chinas. En la década de los 60, el antiguo estilo del calzado oficial había dado paso a las botas de combatir en la mayoría de las fuerzas militares, y las polainas quedaron obsoletas. Actualmente, los leggins de color blanco brillante y a veces compuestos de cuero, se usan sólo para fines ceremoniales.

Tipos

Los leggins como mallas ajustadas son una estrecha versión de los capris que terminan a mitad de la pantorrilla o final del tobillo, abriéndose paso en la moda en la década de los 60 y usándose con un cinturón grande y tacones altos sobre todo, aunque también eran frecuentes con bailarinas planas. Los leggins que están compuestos por una mezcla de nylon y licra se usan fundamentalmente a la hora de hacer deporte, sobre todo running y bici. Son más brillantes que los de algodón y en la década de los 80 surgieron como moda urbana además del uso deportivo. Los que están compuestos de algodón y licra, o de una mezcla de poliéster, algodón y licra, son más comunes para vestir a diario. Existen en infinidad de colores, estampados y diseños, aunque los más populares son los básicos (negros, azul marino…). Estos leggins son más comunes de ver en mujeres y pueden vestirse con faldas, vestidos, e incluso solos. Al comenzar la década de los 90, era muy común ver a chicas de todas las edades vistiendo leggins con camisetas anchas o sudaderas grandes, finalizando esta moda a finales de los 90 y resurgiendo nuevamente en 2005 particularmente en la cultura indie, como leggins de longitud media que se vestían con faldas y vestidos. También se combinaban con todo tipo de calzado: con bailarinas, converses, deportivas, botas altas, etc. También surge una variante en tela vaquera de las mallas: los ‘jeggins’. Son leggins con atributos muy similares a los ‘jeans’ o pantalones vaqueros que conocemos, tanto en color como en estilo y textura. Cabe destacar que ‘jeggins’ proviene de la suma del prefijo de ‘jeans’ y el sufijo de ‘leggins’. A su vez, podemos encontrar otro tipo de leggins compuestos de una tela más brillante, a veces denominados leggins de cuero o metálicos, debido a su apariencia (aunque no coincida con su textura y composición). Estas mallas emergieron como una moda a finales de la década del 2000, particularmente en 2008, y estaban compuestos principalmente de nylon, con colores dorados, plateados o negros. Fueron popularizados por celebridades como Lauren Conrad, Kelly Clarkson o Mary-Kate y Ashley Olsen. Pero no sólo las mujeres visten leggins en la actualidad; los hombres también los visten, aunque es menos frecuente. Suelen vestirlos en deportes, aunque surgieron como una tendencia en la escena de la música electrónica en Londres. Estos son denominados ‘meggins’, resultado de la suma de ‘men’ y ‘leggins’, y fueron presentados como la última moda en la temporada primavera/verano de 2011 sobre todo para running y ciclismo. Algunos ídolos pop han vestido leggins masculinos bajo pantalones cortos como una tendencia desde la década del 2010.

Fuentes

Articulo sobre el termino en inglés https://en.wikipedia.org/wiki/Leggings
Definición de leggins y historia | fuente: http://missleggins.com/historia-los-leggins/