Lee Iacocca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lee Iacocca
Lee Iacocca at the White House in 1993.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Lido Anthony Iacocca Ver y modificar los datos en Wikidata
Apodo Lee Iacocca Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 15 de octubre de 1924 Ver y modificar los datos en Wikidata
Allentown (Pensilvania, Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 2 de julio de 2019 Ver y modificar los datos en Wikidata (94 años)
Bel-Air (California, Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Enfermedad de Parkinson Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Empresario, autobiógrafo y diarista Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Web
Sitio web

Lido Anthony Iacocca (Allentown, Pensilvania, 15 de octubre de 1924-Bel-Air, California, 2 de julio de 2019),[1]​ más conocido como Lee Iacocca, fue un ejecutivo estadounidense de ascendencia italiana. Fue una de las personas más representativas de la industria del automóvil de finales del siglo XX y principios del siglo XXI.[2]

Fue el responsable de la creación en los años 1960s para la Ford Motor Company del Ford Mustang, del Ford Pinto, mientras estuvo con la Ford y más tarde revivió la Chrysler Corporation como su CEO durante los años 1980s.

Fue presidente y CEO de Chrysler de 1978 y adicionalmente fue presidente de 1979 hasta su retiro a fines de 1992. Creador del monovolumen para Chrysler Corporation Chrysler Voyager. Ha sido el único ejecutivo en épocas recientes en presidir las operaciones de dos de las tres grandes empresas automotrices en diferentes tenencias.

Iacocca fue autor o co-autor de varios libros, incluyendo Iacocca: Una autobiografía (con William Novak), y ¡Donde han ido todos los líderes? La revista Portfolio lo nombró como el 18.º gran CEO estadounidense de todos los tiempos.[3]

Biografía[editar]

Familia y vida temprana[editar]

Sus padres, Nicola Iacocca y Antonietta Perrotta, eran inmigrantes italianos procedentes de San Marco dei Cavoti, a unos 75 km de Nápoles.[4]​ La familia Iacocca se estableció en el Lehigh Valley, Pennsylvania, donde el tío de Lee, Theodore Iacocca, abrió el restaurante Yocco's Hot Dogs en 1922.[5]​ Dijo que había sido bautizado con el inusual nombre de 'Lido' porque sus padres lo habían concebido durante la luna de miel en el distrito de Lido en Venecia. Pero en su biografía el negó este rumor, diciendo que es romántico pero no es verdad. Su padre había ido al Lido mucho antes de su matrimonio viajando con su futuro cuñado.

Iacocca se gradúo con honores del Allentown High School en 1942 y de Lehigh University en la vecina Bethlehem. Pennsylvania, con una licenciatura en ingeniería industrial. Fue miembro de Tau Beta Pi, la sociedad de honor de ingeniería y un alumno de Theta Chi Fraternity.

Después de su graduación de Lehigh, ganó the Wallace Memorial Fellowship asistiendo a la Universidad de Princeton donde eligió tomar un master de ingeniería industrial. Comenzaría una carrera en la Ford Motor Company como ingeniero.

Carrera en la Ford Motor Company[editar]

Iacocca se unió a la Ford Motor Company en agosto de 1946, después de una breve práctica en ingeniería, aceptó su cambio a ventas y mercadeo, donde florecería su carrera. Mientras trabajaba en el distrito Philadelphia como asistente del gerente de ventas, Iacocca ganó un reconocimiento nacional con su campaña "56 para '56" ofreciendo préstamos en autos modelo 56 con un 20% de descuento y $56 dólares en pagos mensuales por tres años. Su campaña fue a nivel nacional y Iacocca fue llamado a la gerencia nacional, en Washington D.C. donde comenzó a escalar rangos. El 10 de noviembre de 1960, Iacocca fue nombrado vice-presidente y gerente general de la División Ford, Washington, D,C, en sustitución de Robert S. McNamara, quién ocuparía el puesto de Secretario de Estado en el gabinete del Presidente John F. Kennedy en enero de 1961. En enero de 1965, vicepresidente y gerente general del grupo de camiones. En 1967, vicepresidente ejecutivo y presidente en diciembre de 1970. Iacocca revolucionó la compañía, derrochando carisma, liderazgo, y una poderosa autoestima avasallante aportando con sus ideas de marketing ideando nuevos modelos. Un factor significativo en su opinión era su preocupación por los automóviles importados, que cada vez abarcaban más el mercado norteamericano compitiendo en economía de combustible y calidad. Por otra parte, quienes fueron sus empleados directos consideraban a Iacocca como un jefe duro, excesivamente trabajador, confrontacional y muy exigente.[6]

Participó en el diseño de varios exitosos automóviles Ford siendo el más notable el Ford Mustang, el Continental Mark III el Ford Escort y revivió la rama del Mercury a fines de los años 1960s, incluyendo la introducción del Mercury Cougar y del Mercury Marquis. Promotor de otras ideas las cuales no fueron aceptadas como productor Ford. Aquí están incluídos los últimos autos para Chrysler - el auto K y la minivan.

Su masterpiece (obra maestra): el Mustang[editar]

Sin imaginar que crearía una leyenda, concibió uno de los automóviles más exitosos que haya fabricado Ford, el Mustang, un coche de aspecto deportivo que se vendió a un precio económico y constituyó un éxito no solo nacional sino que a nivel mundial. Debido a su enorme intuición sobre los gustos de los consumidores, pidió a los diseñadores construir no el mejor, sino el más barato de los autos deportivos. Los estadounidenses no querían tanto el motor de auto deportivo sino la apariencia. Ford les ofreció a los consumidores emoción y un aire elegante a un precio sumamente razonable. El Mustang se vendió más en su primer año (1964) que cualquier otro automóvil de Ford, batiendo todos los récords de ventas. En 1970 ya era presidente de la empresa Ford. También dirigió la creación del controvertido Ford Pinto. Siendo presidente de la Ford Motor Company tuvo divergencias frecuentes in crescendo, entre ellas la de incorporar tecnología japonesa, con el heredero Henry Ford II, siendo despedido ignominiosamente el 13 de julio de 1978 después de 32 años de exitosa gestión, a pesar de que la compañía registró en sus arcas un beneficio de 2 billones de dólares para ese año.


Carrera en Chrysler[editar]

Tras marcharse humillado de Ford, John Riccardo, el entonces presidente de Chrysler, veía cómo la vida de la empresa se le iba entre los dedos. Como no tenía mucho que perder, le llamó y le dio plenos poderes. Iacocca reunió a algunos de sus antiguos compañeros de Ford, cerró plantas improductivas, realizó despidos masivos y fijo su salario en un dólar al año. Puso en marcha una gama de nuevos modelos, entre los cuales destaca el Voyager, el primer monovolumen que salió al mercado. Uno de sus últimos grandes aciertos fue lograr reunir un equipo que, tras su retirada, llevó a Chrysler a ser nuevamente una compañía muy eficiente.

Iacocca fue contratado como presidente y director ejecutivo de Chrysler Corporation, empresa que atravesaba una mala situación, tan solo el trimestre que estaba por terminar mostraba una pérdida de 160 millones de dólares. Iaccoca pagó todas las deudas en menos de cinco años, y le dio la vuelta a la situación de la empresa. Su monovolumen Dodge Caravan/Plymouth Voyager, introducido en 1983, fue uno de los vehículos más vendidos en Estados Unidos.

También introdujo los modelos "K", de cuatro cilindros y con un consumo de combustible mucho menor que los autos hasta ese momento estándar, lo cual hizo disparar las ventas a niveles impresionantes. La compañía había solicitado un período de gracia a sus acreedores, a quienes sorprendió, cancelándoles dicha deuda antes de tiempo.

Durante la dirección de Iacocca, la compañía, ya solvente, empezó alianzas con otras grandes compañías como Mitsubishi, AMC, Maserati y Lamborghini. Luego compró en su totalidad a las dos últimas.

Iacocca se jubiló a finales de 1992, pero siguió perteneciendo al comité ejecutivo de Chrysler. Fue autor de dos libros que continúan siendo éxitos de ventas: Iacocca: una autobiografía (1983) y Hablando claro (1988). La autobiografía de Lee lacocca, editada en 1983, vendió siete millones de ejemplares sólo en los EE.UU., expandiéndose por el mundo traducida a seis idiomas y siendo el libro más vendido en no ficción en 1983 y 1984. También las revistas que lo entrevistaban y lo ponían en la portada eran buscadas afanosamente por los lectores.

Fallecimiento[editar]

Lee Iacocca falleció a sus 94 años en su residencia en Bel Air por complicaciones del mal de Parkinson.

Obra[editar]

Algunas publicaciones[editar]

  • Iacocca, Lee (2007). Where Have All the Leaders Gone. Scribner. ISBN 1-4165-3247-1. 
  • Iacocca, Lee; Sonny Klenfield (1988) Talking Straight. Bantam. ISBN 0-553-05270-5 (trad. Iacocca 2: hablando claro, 1988)

Referencias[editar]

  1. Agencia EFE (3 de julio de 2019). «Muere Lee Iacocca, icono de la industria del automóvil en EEUU». El Mundo (Washington). Consultado el 3 de julio de 2019. 
  2. Hakim, Danny (19 de julio de 2005). «Iacocca, Away From the Grind, Still Has a Lot to Say». The New York Times. Consultado el 17 de abril de 2008. 
  3. "Portfolio's Best American CEOs of All Time: #18. Lee Iacocca". CNBC.com.
  4. Siniscalchi, Valeria (ed.) (2002). Frammenti di economie. Ricerche di antropologia economica in Italia. Cosenza: Pellegrini. p. 341. ISBN 8881011190. 
  5. «Landmark Yocco's location closing in Allentown». wfmz.com (en inglés). 29 de mayo de 2016. Consultado el 11 de diciembre de 2018. 
  6. [1]

Bibliografía[editar]

  • Vlasic, Bill and Bradley A. Stertz (2000). Taken for a Ride: How Daimler-Benz Drove off with Chrysler. William Morrow & Company. ISBN 0688173055. 

Enlaces externos[editar]