Laura (programa de televisión)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Laura en America»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Laura (también llamado Laura en América, Laura sin censura y Laura en acción) fue un programa de televisión del género talk show, animado por la abogada Laura Bozzo, transmitido y producido por América Televisión. La versión de este mismo programa producida en México tomó los nombres de Laura de Todos, Laura de México o simplemente Laura.

Inicialmente se llamaba Laura en América, debido a que se transmitía por América Televisión en la época de la administración de los Crousillat en 1998. Antes había hecho un programa similar en Panamericana Televisión llamado Intimidades (1997), producido también por Alberto Rojas Romero. Este programa se caracterizaba por mostrar diversas problemáticas sociales, como la violencia familiar, adulterio, alcoholismo y drogadicción.

Producción[editar]

Laura en América fue el programa con mayor audiencia en Perú a fines de la década de 1990 y uno de los talk show más sintonizados en diversos países de América Latina. Se dejó de emitir en el año 2001, tiempo después de la crisis del gobierno de Alberto Fujimori, en el que Bozzo se vería involucrada. En los siguientes años, Laura Bozzo siguió grabando en el Perú diversos programas con el mismo formato que venía utilizando, pero solo eran transmitidos en el extranjero por la cadena internacional Telemundo o en televisión por cable. Laura planeó regresar a la televisión peruana través de Panamericana Televisión en el año 2007, sin embargo el proyecto fue cancelado debido a las rencillas entre ella y Genaro Delgado Parker por el impago a los empleados de Bozzo, cuando grababa el programa Intimidades. Luego, regresó por una corta temporada en la estación ATV, con un programa del mismo estilo llamado Laura en acción que al tiempo fue retirado por varias denuncias en la televisión peruana y luego en el extranjero ya que los televidentes se enteraron que les pagaban a actores para que participaran en el programa siguiendo sus papeles indicados; motivo por el cual Laura se fue de Perú, estuvo una corta temporada en Chile y en 2009 inició nuevos programas pero en México, en donde reside hoy en día.

Críticas y controversias[editar]

La emisión de este programa no ha estado exento de polémicas, destacando como la principal de ellas que el programa ha afectado la imagen del pueblo peruano hacia el resto de Latinoamérica. Se le ha acusado de crear un estereotipo negativo del peruano en el extranjero,[1]​ clasificando al país como de "gente sin dientes, que habla un castellano pésimo, solo se divierte en polladas y resuelve sus conflictos privados mediante el llanto, el grito y los golpes",[2]​ y creando con todo ello un rechazo generalizado por sus conacionales.[3]​ Como se menciona, la violencia que los entrevistados utilizan es un factor a contar, ya que se puede ver a los implicados en riñas y golpes dentro del mismo estudio; el programa induce a falacias, tensiones entre los participantes, subidas de tono e insultos, y la audiencia también participa, gritándole a los entrevistados e incluso golpeándose cuando son retirados del estudio.

Otra de las más acérrimas críticas consiste en haberse cuestionado profundamente la veracidad de los testimonios que se presentan debido a sus muchas veces inverosímiles características. Un rumor que recorrió Lima en la época de Alberto Fujimori, y que fuera confirmado mediante investigaciones periodísticas años después, era que la mayoría de los invitados del programa no eran sino personas de las áreas pobres de la ciudad que eran remuneradas por prestarse a contar en pantalla historias inventadas por la propia producción. Un primer reportaje de la periodista Elsa Úrsula, denunciando el hecho, data del año 1999. Bozzo siempre negó estas acusaciones y no se realizaron investigaciones periodísticas más profundas. Sin embargo, el 1 de abril de 2008 Bozzo concedió una entrevista al programa radial conducido por César Hildebrandt en la que admitió que al menos mil panelistas que participaron en Laura en América habían mentido.[4]​ Agregó que al momento de conducir su programa no tenía conocimiento de ello y que, al tratarse de un show de televisión, podía darse algunas licencias de ficción.[4]

Hay un programa particularmente desagradable, el cual siempre es recordado por sus detractores y en el que comúnmente es caricaturizada la estructura del programa. Estrenado en 1999, el tema del programa fue "Hago Todo por dinero", y en él se observó cómo personas de bajos recursos fueron sometidos a humillaciones y vejaciones a cambio de dinero; se recuerda de ese programa a tres personas comiendo rocotos enteros, una muchacha que se desnudaba y a la que Bozzo hacía correr por todo el set, una mujer que debía besar a un hombre desconocido e inclusive una que debía lamer las axilas y los pies de otro, todo por dinero. Alberto Rojas Romero, exproductor de Bozzo, ha declarado que es el único programa que se arrepiente de haber producido.[5]

También se ligó al programa con una manipulación gubernamental hacia el pueblo para favorecer a Alberto Fujimori.[6]​ Se llegó a acusar a Bozzo de aprovechar el terremoto del sur del país en 2007 para promocionar la imagen de Fujimori.[7]​ Mucho antes, en plena época electoral del año 2000, Bozzo presentó a una mujer llamada Lucrecia Orozco, quien aseguró que tuvo una hija llamada Zaraí con Alejandro Toledo, entonces candidato a la presidencia del Perú. Por este suceso, fue objeto de críticas por haber intervenido en la contienda electoral, debido a que Toledo era el único candidato que se enfrentó a Fujimori. Tras esta polémica Toledo reconoció a su hija.

En el año del 2008, la cadena Telemundo lanzó el nuevo programa Laura en Acción, que en Perú fue transmitido por la cadena ATV, pero ATV canceló el programa debido que, a diferencia de Laura en América, en este caso había aún más pruebas de panelistas falsos. Una de ellas fue la contestadora de una de una ex panelista, en la que se escuchaba que era una actriz y ofrecía sus servicios en la actuación. Ya que el programa era grabado en Perú y en sus estudios, Telemundo tuvo que cancelar la edición a Estados Unidos, y debido a esto, Laura se trasladó de Perú a México.

Una vez en México, en el 2009 la cadena de televisión TV Azteca le dio una oportunidad de tener un nuevo programa, Laura de Todos: Sin Miedo a la Verdad, transmitido a través de Azteca América, y en el año del 2010 estrenó su segunda temporada a través de Azteca Trece. Sin embargo, cuando la emisión se transmitió en vivo el carácter de la conductora comenzó a explotar constantemente, insultando a sus panelistas, humillando a su producción, no respetando los límites de tiempo y alguna vez regañando al mismo público. Ese mismo año el programa salió del aire de inmediato, siendo reemplazado por "Cosas de la vida", conducido por Rocío Sánchez Azuara. A la vez, la cadena Televisa firmó con laura para transmitir su programa en el mismo horario que en TV Azteca, transmitiendo su programa por el canal de las estrellas. Su programa continuó transmisiones en dicho canal hasta su cancelación definitiva en 2015.

Censura en Ecuador[editar]

En agosto del 2009 su programa Laura de Todos, promovido en el canal público TC Televisión de Ecuador, fue cancelado abruptamente tras las fuertes declaraciones del presidente Rafael Correa, quien en su habitual informe sabatino emplazó al director de esa empresa, Carlos Cuello, a que no presente el programa: "No podemos ser tan inconsecuentes. Entonces, ahorita mismo me quitas esa porquería del aire." Según señaló, los directivos de TC Televisión le habían explicado que la contratación del programa de Bozzo intentaba subir el rating (la audiencia del canal), justificación que Correa no aceptó: "El argumento que me dieron es que (ese tipo de programas) suben el rating. Por el amor de Dios, a un drogadicto no le voy a dar drogas porque le gusta." (...) "Bajemos el rating y mejor eduquemos a nuestra gente. No podemos caer en la práctica de esta prensa inmoral y corrupta, que lo que hacen es un negocio de la comunicación", reprochó Correa.

Por su parte, Laura Bozzo anunció que demandaría al presidente ecuatoriano por difamación y defendió su programa: "Tendrá que probar todo lo que afirma", "Para mí es un orgullo que un presidente autoritario, dictatorial y del grupo de Hugo Chávez, que está acostumbrado a atentar contra la libertad de expresión (como) cerrar canales y censurar programas, diga eso" (...) "Las críticas de Correa las meto por el water y jalo".

Referencias[editar]