Laringe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Laringe
Laringe externa es.svg
Esquema que muestra la anatomía de la laringe humana.
Gray955.png
Ilustración de la entrada de la laringe, vista posterior.
Latín [TA]: larynx
TA A06.2.01.001
Sistema Respiratorio
Nervio Vago, Laríngeo recurrente, Laríngeo superior
Enlaces externos
Gray pág.950
FMA 55097
[editar datos en Wikidata]

La laringe es un órgano tubular constituido por 9 cartílagos (3 impares y 3 pares). Además, comunica a la faringe con la tráquea y se halla delante de aquélla. Cartílagos: Impares: Cricoides – Tiroides – Epiglotis Pares: Aritenoides, Corniculados o de Santorini, Cuneiformes o de Wrisberg

Es una estructura músculo-cartilaginosa, situada en la parte anterior del cuello, a la altura de las vértebras cervicales C3, C4, C5 y C6. Está formada por el hueso hioides y por los cartílagos tiroides, cricoides, aritenoides, corniculado, cuneiforme, la epiglotis y por cuatro pares laterales, todos ellos articulados, revestidos de mucosa y movidos por músculos.[1]

  • Corniculados: Son pequeños cartílagos cónicos, incurvados hacia dentro situados sobre los aritenoides.
  • Aritenoides: Cartílagos de forma piramidal asentados sobre el cricoides en el cual se insertan las cuerdas vocales.

La laringe es la parte superior de la tráquea, adaptada a las necesidades de la fonación o emisión de la voz. Es el órgano de la fonación pues contiene las cuerdas vocales superiores o falsas (también llamado pliegues vestibulares) e inferiores o verdaderas (también llamado pliegues vocales) el término pliegues es el que se usa según la terminología anatómica internacional, los pliegues están separados por el ventrículo laríngeo.[2]

En los mamíferos, la posición de la laringe en el cuello ocupa una posición elevada, comunicándose casi directamente con la nariz. Esto permite a los mamíferos beber líquidos mientras se respira, en forma simultánea.[3] Este atributo es esencial para la lactancia. Sin embargo existe una pequeña pero importante excepción: En el Homo sapiens esta posición elevada de la laringe está modificada y ocupa una posición más bien baja, lo que permite generar sonidos de diversas variedades, cosa que otros mamíferos no pueden hacer.[3] Pero incluso en el Homo sapiens, desde el nacimiento hasta los dos años la laringe ocupa una posición elevada (los bebés pueden lactar y respirar al mismo tiempo), posicionándose definitivamente en forma más baja a los dos años.[3]

Referencias[editar]

  1. Karajanagi, Sandeep S.; Lopez-Guerra, Gerardo; Park, Hyoungshin; Kobler, James B.; Galindo, Marilyn; Aanestad, Jon; Mehta, Daryush D.; Kumai, Yoshihiko et al. (1 de marzo de 2011). «Assessment of canine vocal fold function after injection of a new biomaterial designed to treat phonatory mucosal scarring». The Annals of Otology, Rhinology, and Laryngology 120 (3): 175-184. doi:10.1177/000348941112000306. ISSN 0003-4894. PMID 21510143. Consultado el 21 de febrero de 2017. 
  2. Burns, James A.; Lopez-Guerra, Gerardo; Kobler, James B.; deBoer, Johannes F. (1 de noviembre de 2009). «Real-time tracking of vocal fold injections with optical coherence tomography». The Laryngoscope 119 (11): 2182-2186. doi:10.1002/lary.20654. ISSN 1531-4995. PMID 19676103. Consultado el 21 de febrero de 2017. 
  3. a b c Libro "La especie elegida", 1998, de Juan Luis Arsuaga e Ignacio Martínez. Capítulo 16 "El origen del lenguaje humano", subtítulo "El primate atragantado", aproximadamente en el sitio 88% del libro

Enlaces externos[editar]