Laica o libre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El presidente de Argentina en ese momento Arturo Frondizi, observa desde el balcón de la Casa Rosada, una manifestación a favor de la enseñanza laica.

En Argentina se conoce a laica o libre, como un eslogan creado por los manifestantes universitarios en el año 1958, por desacuerdos con las políticas que se estaban gestando para las universidades en el gobierno de esa época.

Este movimiento fue creado a partir de la sanción de dos grandes leyes durante el gobierno de Arturo Frondizi: la aprobación del Estatuto del Docente y la que habilitó a las universidades privadas a emitir títulos profesionales. Fue sin dudas esta última la que motivó una gran protesta estudiantil conocida como Laica o Libre: que todas las universidades del país tengan que ser laicas, o que se permita la existencia de universidades confesionales.

La abolición del monopolio estatal sobre la educación universitaria era una aspiración histórica de la Iglesia Católica, institución que había fundado las primeras universidades del país, luego expropiadas.[cita requerida] Un antecedente claro en este respecto es José Manuel Estrada.[1] La aprobación de esta reforma llevó a que se otorgara personería jurídica a nuevas universidades, como la Universidad Católica Argentina en 1959.


Antecedente[editar]

Durante la dictadura autotitulada Revolución Libertadora fue nombrado ministro de Educación el demócrata cristiano Atilio Dell'Oro Maini. Por su influencia fue aprobado el decreto-ley 6.403, que permitió la creación de universidades privadas con capacidad para entregar títulos y diplomas académico el 22 de diciembre de 1955. Así, el 8 de junio de 1956 fue creada la Universidad Católica de Córdoba y el 7 de marzo de 1958 la Pontificia Universidad Católica Argentina Santa María de los Buenos Aires, entre otras instituciones educativas superiores privadas.

Historia[editar]

El presidente Arturo Frondizi hablando con el rector de la UBA, Risieri Frondizi (su hermano).

Todo empezó justo cuando los debates de "La batalla del petróleo" alcanzaban su pico máximo de tensión, en ese momento se presentó un nuevo problema originario de la Revolución Libertadora, se trataba de la reglamentación del decreto 6403/55, el cual había sido promovido por el ministro Atilio Dell'Oro Maini, este decreto autorizaba el funcionamiento de universidades privadas. Pero a fines de agosto de 1958, el gobierno quiso concretar la vigencia del artículo 28, para así permitir a las universidades privadas (aunque algunas inexistentes, pero en proyecto), de expedir títulos habilitantes. Muchas de estas nuevas universidades eran católicas.

Las disputas[editar]

El movimiento estudiantil organizado en la Federación Universitaria Argentina (FUA) se opuso de inmediato a la habilitación de las universidades privadas y organizó un plan de movilizaciones con apoyo de los sindicatos, los estudiantes secundarios y los partidos políticos de oposición, bajo el lema de "laica o libre", una de las movilizaciones más grandes de la historia del movimiento estudiantil argentino. Entre los líderes estudiantiles se destacó Guillermo Estévez Boero, presidente del Comité de Movilización, que en 1989 sería elegido diputado nacional por el Partido Socialista.

Los estudiantes defendían la bandera de la "enseñanza laica" (opuesta al proyecto de ley frondicista), mientras que el gobierno y la Iglesia Católica, defendían la bandera de la "enseñanza libre".Finalmente Frondizzi logró la ley que permitía crear universidades privadas y la aprobación de esta reforma llevó a que se otorgara personería jurídica a nuevas universidades, como la Universidad Católica Argentina en 1959.[2] [3] Del lado de la llamada “libre” una coalición de la que participan desde monseñor Plaza hasta Álvaro Alsogaray y la Democracia Cristiana y la recién fundada agrupación de ultraderecha Tacuara, grupo del choque del nacionalismo fascista y antisemita. En la UBA en la Facultad de Derecho grupos minoritarios del nacionalismo derechista en la noche del 22 se habían constituido como “Comando de Resistencia Universitaria, a fi nde evitar por la fuerza cualquier tipo de manifestación interna contra la ley.[4]


Respuesta universitaria y manifestaciones[editar]

El 28 de agosto de 1958 los siete rectores de las siete universidades nacionales (entre ellos José Peco, Josué Gollán, Oberdán Caletti y el hermano del presidente de la Nación, Risieri Frondizi), pidieron al Poder Ejecutivo Nacional, la no concertación del decreto para universidades privadas, argumentando que era: "para no alterar la vida institucional y académica". Casi simultáneamente comenzaron las manifestaciones y actos, que primero se hacían dentro de las facultades, y después se trasladaron a las calles. Para los laicos, Frondizi era un instrumento de la iglesia, llegaron a quemar una efigie del presidente con (según el historiador Félix Luna), una grotesca sotana.

Los sectores laicos consideraban que la habilitación de la enseñanza privada beneficiaba a los grupos clericales.Los radicales de Balbín, le negarán a Frondizi su apoyó a la controvertida ley y en esos meses comenzarán a exigir su renuncia.La FUBA, de inmediato sacó a los estudiantes a la calle contra la nueva ley en Buenos Aires, con el rector de la UBA, Risieri Frondizi, y el vice, Florencio Escardó, a la cabeza. Comenzaba lo que sería la más grande movilización del movimiento estudiantil argentino. El 19 de septiembre, con una multitudinaria movilización al Congreso, en defensa de la enseñanza laica y estatal, que habría superado los 300.000 manifestantes.También se produjeron movilizaciones masivas en Córdoba, Rosario, Tucumán y fundamentalmente los partidos de la provincia de Buenos Aires y Mar del Plata. [5]

Represión[editar]

El 14 de marzo de 1960, con el fin de reprimir las huelgas y protestas estudiantiles, contra la nueva norma el presidente Frondizi usó la legislación que venía del gobierno peronista y aplicó el Plan Conintes declarando a todo el país en "estado de conmoción interior del Estado" (Estado Conintes).

Bajo el Estado Conintes, el gobierno de Frondizi detuvo a cientos de opositores, sindicalistas y activistas estudiantiles (como los de las protestas "Laica o libre"), e intervino a los sindicatos. Para concentrar a los detenidos, Frondizi habilitó las prisiones de Magdalena y Punta de Indio, y reabrió la cárcel de Tierra del Fuego, instalada en la Isla de los Estados, que Juan Perón había clausurado en 1947. Algunos de los presos famosos de ese momento fueron el comunista Rubens Íscaro, los peronistas Andrés Framini y José Ignacio Rucci y el folclorista paraguayo José Asunción Flores.

Consecuencias políticas[editar]

José Luis Romero, rector de la UBA en 1955, renunció tras que Atilio Dell' Oro Maini aprobara el decreto 6.403.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Citas[editar]

  1. Torrendell, Carlos Horacio (2005). La política educativa en el pensamiento de José Manuel Estrada. Tesis de Licenciatura en Ciencias de la Educación. Buenos Aires: Pontificia Universidad Católica Argentina. p. 166-180. 
  2. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas propuesta
  3. Dell'Oro Maini promovió el decreto-ley que restauró la autonomía universitaria y abrió en uno de sus artículos la posibilidad de la creación de las universidades privadas
  4. Juan Sebastián Califa (2009). “Laica o libre”.. El comabte social en torno a los títulos habilitantes. Septiembre de 1958. XXVII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología. Asociación Latinoamericana de Sociología, Buenos Aires.
  5. La participación de los jóvenes católicos durante el conflicto 'Laica o Libre': La Plata, 1958, Federico Brugaletta (ISSN 2346-8866) p 78/79

Bibliografía consultada[editar]