La tercera palabra (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La tercera palabra es una película mexicana de 1955, dirigida por Julián Soler y basada en la pieza del mismo nombre, de origen argentino y escrita por Alejandro Casona.

Sinopsis[editar]

Dos tías contratan a Margarita como profesora para su sobrino Pablo, quién siempre ha vivido en la montaña y no sabe nada de la civilización más que lo necesario gracias a sus tías. Esto debido a que cuando este era un recién nacido su padre se dio cuenta que su esposa, la madre de Pablo se ha ido con otro, el dolor y el odio lo empujan a llevárselo abandonado toda huella de recuerdo de la traición (libros, antiguo hogar, estilo de vida, etc.) donde nadie lo pudiese molestar y criar a su hijo "libre" de aquel acontecimiento y de todo lo relacionado con ella.

De esta manera, y tras numerosas dificultades para cambiar los paradigmas con los que Pablo había crecido, Margarita le enseña a leer y a escribir y él a su vez le enseña a cazar y a montar a caballo. Dado el hecho que Pablo era el heredero principal de una gran herencia, parientes cercanos de Pablo estaban planeando deslegitimarle su derecho, a través de demostrar que Pablo no estaba "en capacidad" para administrar dichos bienes, y con ello declararle loco, y apoderarse con todo , Margarita al conocer la situación mediante una analogía hecha por las tías de Pablo: "Que haría si usted fuera una cristiana vestida con un manto blanco resplandeciente (la ignorancia) en el circo romano (el poder y la ambición), y con leones dispuestas a devorarla (los parientes de Pablo). opta por ayudarlo, es entonces al darse la reunión entre Pablo y sus parientes para definir dicha situación cuando un médico dictamina que él no está demente, notando la desfachatez y falacias dichas por sus parientes. Pablo se entera que Margarita tuvo enredos amorosos con el abogado que quería arruinarlo, y aprovecha que saca de su casa a sus parientes abusivos para sacarla a ella y rechazarla, pero ella le comenta que está embarazada de él y él se arrepiente de haberla tratado mal, así él se da cuenta que las fuerzas que él conocía (Dios y la muerte), tienen como compañía una tercera, el amor, que es la tercera palabra.

Reparto[editar]

Comentarios[editar]

La fotografía es de José Ortiz Ramos.

La música es de Gustavo César Carrión, pero las canciones son de Manuel Esperón y Felipe Bermejo ("Arre... júntate prietita", "Yo soy quien soy", "Ay de aquél").

Premios[editar]

Advertencia: la clave de ordenamiento predeterminada «Tercera palabra» anula la clave de ordenamiento anterior «Tercera palabra, La».