Recuperación de Bahía de Todos los Santos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «La recuperación de Bahía»)
Saltar a: navegación, búsqueda
La recuperación de Bahía, Maíno.jpg
Recuperación de Bahía de Todos los Santos
Juan Bautista Maíno, 1634-1635
Óleo sobre lienzo • Barroco
309 cm × 381 cm
Museo del Prado, Madrid, Flag of Spain.svg España

La Recuperación de Bahía de Todos los Santos es una obra del pintor barroco español Juan Bautista Maíno (1580-1649).

Conmemora la hazaña de Fadrique de Toledo, que en mayo de 1625 consiguió arrebatar a los holandeses el puerto brasileño de Bahía de Todos los Santos, devolviendo su soberanía a al rey Felipe IV. El lienzo, obra de madurez de Maíno, constituye una pieza maestra y destaca en la serie a la que pertenece por su luminosidad y su originalidad en el tratamiento del tema, huyendo del triunfalismo y mostrando con sencillez el dolor de la guerra.

Descripción de la obra[editar]

Al fondo, Don Fadrique muestra a los vencidos un retrato alegórico de Felipe IV pisoteando la Herejía, la Ira y la Guerra, mientras la Victoria y el Conde-Duque de Olivares coronan al Monarca con laureles. En primer plano se muestran las secuelas de la batalla: ajenas a la celebración del triunfo, dos personas socorren a un soldado malherido ante la mirada doliente de varios hombres, mujeres y niños, encarnación viva y realista de la Piedad, la Caridad y el Sufrimiento.

Historia del cuadro[editar]

La obra fue uno de los cuadros encargados por Felipe IV para decorar el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro, junto con La toma de Brisach y La rendición de Juliers, de Jusepe Leonardo; El socorro de Génova por el marqués de Santa Cruz, de Antonio de Pereda; La rendición de Breda, de Velázquez; Defensa de Cádiz contra los ingleses, de Francisco de Zurbarán; La recuperación de la isla de San Cristóbal, de Félix Castelo; La recuperación de San Juan de Puerto Rico, de Eugenio Cajés; y tres lienzos de Vicente Carducho: La expugnación de Rheinfelden, El socorro de la plaza de Constanza y La victoria de Fleurus. Actualmente subsisten todas las obras citadas, a las que habría que añadir una segunda pintura, hoy perdida, realizada por Eugenio Cajés (La expulsión de los holandeses de la isla de San Martín por el marqués de Cadreita).

Además de las obras anteriores, también se colgó en dicho Salón una serie referida a los Trabajos de Hércules, compuesta por diez cuadros igualmente debidos a Zurbarán. Todas las pinturas estaban encaminadas a representar la gloria de la Monarquía Hispánica y del rey Felipe IV como baluartes de la Cristiandad. Junto con estas obras se exponían una serie de retratos de la familia de Felipe IV como una forma de representar la continuidad de la Casa de Austria (pasado, presente y futuro) a través de los retratos de Felipe III y Felipe IV, con sus respectivas esposas, y del príncipe Baltasar Carlos.

Enlaces externos[editar]