La parte del león

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La parte del león es una película argentina policial de 1978 escrita y dirigida por Adolfo Aristarain y protagonizada por Julio De Grazia, Luisina Brando, Fernanda Mistral y Beba Bidart. Fue filmada en Eastmancolor y se estrenó el 5 de octubre de 1978.

Sinopsis[editar]

Por casualidad un hombre común y corriente encuentra el dinero que fue robado de un banco y en lugar de terminar sus problemas, ellos empiezan.

Reparto[editar]

Producción[editar]

Aristain obtuvo que tres abogados –Carlos Andrada, Néstor Noli y Jorge Cuomo- pusieran los fondos necesarios para la producción del filme, que se complementaría con un préstamo del Instituto de Cinematografía. En tanto el costo standard de un filme en el país era de uns 200 000 dólares, el presupuesto de la parte del león era de unos 80 000 dólares. Inicialmente pensó en Luis Politti y Cecilia Roth para interpretar a Bruno y Fabiana Di Toro, pero ambos se exiliaron en España y debió reemplazarlos.

La película debía respetar una regla impuesta por el Ente de Calificación Cinematográfica conforme la cual no podían aparecer policías uniformados, escenas con drogas o con desnudos ni delincuentes que dieran una impresión simpática. Aristain demostró su capacidad de director al ser capaz de acatar estas reglas sin que repercutiera en el filme.

Al ser estrenado el filme no atrajo público pero posteriormente se exhibió en muestras, funciones de cineclub, cinemateca o debate y aunque no ganó premios (no fue presentada en festivales internacionales y la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina había suspendido la entrega de premios ese año), en un año había recuperado la inversión.

Críticas/Comentarios[editar]

Daniel López en La Opinión escribió:

«Exacto tiempo narrativo y la convicción de estar, simplemente, contando una historia sin pretensiones grandielocuentes.»

ML en La Prensa escribió:

«Un hondo drama psicológico que Aristain relata con un lenguaje muy directo y sin demasiadas sutilezas.»

La Nación opinó:

«Manifiesta la destreza descriptiva del director...para construir su película con tomas breves, seguramente discriminadas rítmicamente en la mesa de montaje.»

La Razón dijo:

«Cine moderno e inteligente…Aristain ha sabido plasmar una historia de corte policial en un ritmo ágil y pleno de situaciones de hondo contenido humano.»

Manrupe y Portela escriben en su libro:

«Sorprendente opera prima de Aristain. Todos los códigos del film negro, personajes, lugares, suspenso, están manejados con seguridad e ironía haciendo de una historia simple una obra ajustada que preanuncia sus grandes títulos. Hoy, una película de culto.»

Fernando Brenner escribió:

« Aristain…demostró…oficio y talento….de lo que es una puesta en escena, el tiempo cinematográfico, el encuadre y los muy precisos diálogos. Y por sobre todo: la credibilidad:. En lo que sucedía y actuaciones convincentes.»[1]

Referencias[editar]

  1. Brenner, Fernando (1993). Adolfo Aristain. Buenos Aires. Centro Editor de América Latina. pp. 14/18. ISBN 950-25-3151-5. 

Bibliografía[editar]

  • Manrupe, Raúl; Portela, María Alejandra (2001). Un diccionario de films argentinos (1930-1995). Buenos Aires, Editorial Corregidor. p. 447. ISBN 950-05-0896-6. 
  • Brenner, Fernando (1993). Adolfo Aristain. Buenos Aires. Centro Editor de América Latina. pp. 14/18. ISBN 950-25-3151-5. 

Enlaces externos[editar]