La llamada de los muertos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La llamada de los muertos
de Laura Gallego García Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Novela Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Español
Artista de la cubierta José Luis Navarro
Marcelo Pérez
Editorial SM
País España
Fecha de publicación 2003, 2006
Laura Gallego García
Mandrágora La llamada de los muertos ¿Dónde está Alba?
[editar datos en Wikidata]

La llamada de los muertos es una novela fantástica escrita por la autora valenciana Laura Gallego García, publicado por SM en el año 2006. Se trata de una novela del género fantástico. Es el tercer volumen de una tetralogía denominada Crónicas de la Torre. A éste le predecen El valle de los lobos y La maldición del Maestro y le sigue Fenris, el elfo.

Argumento[editar]

En este tercer volumen Prosiguen las eventuras de Dana como Señora de la Torre, una escuela de hechicería. Tras conseguir que no se cumpliera la venganza de su Maestro (véase La maldición del Maestro), ahora Dana vive junto a Kai, su gran amor de toda la vida; Fenris, un elfo licántropo; sus alumnos: Jonás, Salamandra, Conrado, Nawin y Morderek; y los nuevos: Saevin e Iris. Estos tendrán que luchar para que una vieja profecía no se cumpla, justo cuando el Mundo de los Vivos y el de los Muertos están más cerca que nunca.

Personajes[editar]

  • Dana Señora de la Torre, archimaga, maestra de la escuela de hechicería del Valle de los Lobos, la Dama del Dragón y última Kin-Shannay. Enamorada de Kai
  • Kai es el mejor amigo de Dana ahora encarnado en un dragón dorado. Está enamorado de Dana y vino del Otro Lado para protegerla.
  • Saevin nuevo alumno de la escuela. Misterioso y extraño, parece que le gusta Iris
  • Fenris mago consagrado, elfo, misterioso y licántropo, es el mejor amigo de Dana. Ahora vive en un bosque del Reino de los Elfos con su manada de elfos-lobos.
  • Nawin Reina de los elfos, maga consagrada y antigua alumna de Dana, Fenris y Shi-Mae.
  • Jonas mago consagrado enamorado de Salamandra, antiguo alumno de Dana y Fenris y maestro de Iris.
  • Morderek mago negro, traidor y antiguo alumno de Dana, Fenris y Shi-Mae.
  • Conrado mago consagrado y antiguo alumno de Dana y Fenris.
  • Salamandra maga consagrada, Bailarina del Fuego, enamorada de Fenris y antigua alumna de Dana y Fenris.
  • Shi-Mae archimaga elfa, antigua prometida de Fenris y residente de "La Torre" que pretenderá vengarse de su alumno Morderek.
  • Iris niña de unos 12 años que se enamora de Saevin.

Desarrollo[editar]

Partida de Fenris, Salamandra, Conrado, Jonás, Nawin y Morderek[editar]

Han pasado varios años desde la finalización de los acontecimientos en el anterior libro de la saga La maldición del Maestro. En la Torre únicamente se han quedado Dana, su Maestra, y Kai junto a los nuevos aprendices y Jonás.

  1. Fenris, el elfo, partió uno de los primeros en busca de aquel lobo blanco que le ayudó a salvar a Salamandra y los demás cuando los lobos del Valle les acorralaron; pudo detectar que, al igual que él, se trataba de un elfo-lobo, y por ello partió en su busca.
  2. Salamandra no pudo evitar seguir sintiéndose enamorada de Fenris y partió poco después en su busca, formando parte de un grupo de mercenarios y corriendo numerosas aventuras en busca de recompensas. Pero, a pesar de todo, no olvidó su propósito inicial de dar con el elfo, con la única pista de que seguramente se encontraría en compañía de un lobo blanco. Jonás, que estaba enamorado de Salamandra, decidió en un principio quedarse en la Torre y ayudar a Dana, aunque finalmente parte en busca de su amada. Aunque la encuentra en el Reino de los Elfos, cuando ésta se encuentra ayudando a Nawin, terminan discutiendo y su relación se enfría.
  3. Conrado, por su parte, se retiró a una vida tranquila y solitaria en la cual poder continuar sus estudios de mago, especializándose en las puertas interdimensionales, detalle que, por otro lado, tendrá gran relevancia en la historia.
  4. De Morderek se sabe poco, únicamente que, cuando Dana, Fenris, Conrado, Jonás, Salamandra y Nawin vencen al Maestro, desaparece de la Torre para continuar estudiando por su cuenta y alguna vez poder derrotar a Dana.
  5. Nawin es reclamada reina del territorio élfico, y por ello se ve obligada a abandonar la Torre y continuar sus estudios mágicos por su cuenta. Sin embargo, cuando descubre una conspiración para derrocarla, decide pedir ayuda a Salamandra, y es ahí cuando esta última y Jonás se reencuentran, peleándose y definitivamente separándose en cuanto a amor se refiere.

La llegada de Saevin y la partida de Dana[editar]

La historia comienza con la llegada de un nuevo aprendiz a la Torre: Saevin. Saevin no es como los demás; sin duda posee grandes poderes, algo así como Salamandra, que, de aprendiza, podía recurrir al uso del fuego en situaciones extremas. Es por ello que Dana está particularmente interesada en su educación, pero se interesa aún más cuando descubre que Saevin es capaz de mandar a un demonio a su propia dimensión: por error, un alumno de cuarto grado estaba practicando en su habitación con un demonio de fuego, pero perdió el control y el demonio se dirigió hacia la habitación de una aprendiza de primer grado: Iris. Cuando Saevin vio la situación, de una simple orden mandó al demonio a su dimensión. Por este hecho Dana descubrió que Saevin es un Elegido, una persona que nace con grandes poderes que sólo se manifiestan en ocasiones puntuales, y que pueden ser utilizados para bien o para mal. Para averiguar si Saevin está destinado a servir al bien, o por el contrario encauzarse en la senda del mal, Dana decide partir a la Ciudad Olvidada y visitar el Templo sin Nombre, lugar donde vive el Oráculo, para descubrir la verdadera naturaleza de Saevin. Junto con Kai, el cual está transformado en dragón desde los acontecimientos finales de La Maldición del Maestro, parte sin demora, dejando a Jonás como encargado provisional de la Torre.

La profecía[editar]

Cuando Dana llega a la Ciudad Olvidada y da al Oráculo en el Templo sin Nombre, éste le revela una profecía que atañe a once personas y a la Torre: el Momento está a punto de llegar, tal como había vaticinado Aonia antes de que Dana partiese (el Momento ocurre únicamente cada dos mil años, y en ese instante la frontera entre el mundo de los muertos y el de los vivos desaparece, pudiendo ocurrir numerosas cosas). Durante el Momento, la Torre cumplirá un papel crucial, y será el escenario de numerosos hechos. Once personas se encontrarán allí, y cada una de ellas tendrá su propio destino:

  1. Uno de ellos será traicionado.
  2. Otro será tentando por el mal.
  3. Otro partirá en un peligroso viaje, tal vez sin retorno.
  4. Otro se consumirá en su propio fuego.
  5. Otro escuchará la llamada de los muertos.
  6. Cuando llegue el Momento, otro abrirá la puerta.
  7. Otro de ellos, el más joven, entregará su propio aliento vital.
  8. Otro recuperará su verdadero cuerpo.
  9. Otro verá cumplida su venganza.
  10. Aquel que oye la voz de los lobos, morirá entre terribles sufrimientos
  11. Y todo para que el último de ellos cruce el Umbral y se haga inmortal.

Reencuentros[editar]

A partir de entonces, Dana le comunica a Kai y Jonás lo profetizado por el Oráculo. Jonás decide partir en busca de Salamandra para advertirle, ya que piensan que la frase "Otro se consumirá en su propio fuego" va referido a ella, puesto que, si en un principio se mantienen alejados de la Torre, la profecía no tiene por qué cumplirse. Por otro lado, Dana piensa que la frase "Otro recuperará su verdadero cuerpo" se refiere a su amado Kai, ahora bajo la apariencia de un dragón dorado, y decide intentar cumplir aquella parte de la profecía positiva, evitando la referida a destinos horribles, como "otro morirá entre horribles sufrimientos", que, según el Oráculo, se refiere a aquel que escucha la llamada de los lobos (todos piensan que se refiere a Fenris). Shi-Mae decide contactar entonces, en forma de espectro, con Dana, ofreciéndola un trato: ayudarla en su propósito de conseguir el verdadero cuerpo de Kai a cambio de vincularse a ella, de modo que Shi-Mae podría volver al mundo de los vivos como un espectro, vinculado a Dana a través de un objeto (como el caso de Kai). Aunque Dana se muestra recelosa inicialmente, al final decide aceptar el trato y viajar en compañía de Shi-Mae para buscar una serie de ingredientes que necesita para realizar el hechizo definitivo que podrá devolverle a Kai su verdadero cuerpo durante el Momento.

Por otro lado, Jonás encuentra finalmente a Salamandra y la advierte del peligro que corre. Salamandra, sin embargo, afirma que no cree en el destino, que éste no está prefijado, sino que cada cual se forja su propio camino, pero que, para que se quede más tranquilo, no se acercará a la Torre durante el Momento. Finalmente, acaban discutiendo otra vez por Fenris. Mientras que Salamandra decide seguir en busca de Fenris (ahora con propósitos renovados por la parte de la profecía que se refiere a él), Jonás vuelve a la Torre y evacúa a todos los alumnos, por petición de Dana, excepto a Saevin. Iris, sin embargo, que está profundamente agradecida con Saevin por haberla salvado y comienza a sentir algo por él, decide esconderse, ya que la aterra la idea de separarse de él y continuar su educación mágica en otra escuela llena de desconocidos.

Salamandra finalmente encuentra a Fenris, el cual está transformado en lobo y forma parte de una pequeña comunidad marginal de elfos-lobo, cuyo jefe es el lobo blanco que habían visto hace años y que les había salvado de los lobos del Valle. Fenris se transforma en elfo, tras asegurar que llevaba mucho tiempo en forma lobuna como sus compañeros, y, alarmado por la profecía, decide regresar a la Torre para ayudar a Dana a evitarla. Cuando vuelven y se encuentran con Kai, éste está profundamente preocupado por la partida de Dana, ya que siempre estuvo en contra de que ella intentase buscar la forma de que recuperase su verdadero cuerpo durante el Momento, pensado que, si una parte de la profecía se cumplía, el resto lo haría también, pero no pudo detener a Dana porque ésta lo sumió en un sueño mágico.

Fenris y Kai deciden partir en busca de Dana, mientras que Salamandra decide visitar a Conrado para que éste destruya el espejo que dejó Shi-Mae en la Torre y que sirve como enlace entre el mundo de los vivos y el de los muertos (con su destrucción, la profecía no podría cumplirse ya que nadie podría abrir el Portal). Jonás, por su parte, se queda en la Torre para controlar a Saevin. Mientras, Nawin, consciente de una nueva conspiración por parte de sus miembros de la corte más allegados (entre ellos el Gran Duque y el Amo de la Escuela del Bosque Dorado), se siente insegura y se teletransporta a la Torre.

El viaje de Dana, el comienzo de la profecía y la desaparición de Saevin[editar]

Dana había viajado hasta su pueblo natal, donde se reencuentra con su familia en una emotiva cena. Por la noche, en el granero, manda con un hechizo unos duendes excavadores que encuentran los huesos de Kai (el muchacho le había contando hacía muchos años el lugar exacto donde podría encontrarse en el caso de que nadie los hubiera descubierto). Posteriormente, viaja en busca del agua del Manantial Puro y después la sangre de fénix. Según Shi-Mae, un mago negro que habita en el oeste posee un ave fénix del cual puede conseguir el último ingrediente del hechizo. En este punto, Kai y Fenris dan con ella, pero ésta les explica que no abandonará ahora que está tan cerca de conseguir el verdadero cuerpo de Kai, por lo que se teletransporta y la vuelven a perder. Fenris y Kai, dolidos, deciden volver a la Torre, donde ya se encuentran Nawin, Jonás y Conrado, muy preocupados por el estado de Iris. Nadie sabía que Iris se había quedado en la Torre, hasta que la encontraron inconsciente frente al espejo de Shi-Mae. Según Conrado, eso sólo podía significar que la profecía estaba empezando a cumplirse: "otro, el más joven, entregará su propio aliento vital". Iris, llamada por las voces de los muertos, había entregado su aliento vital. Según Conrado, hasta que llegue el Momento, los muertos precisan del aliento vital de una persona joven para poder aproximarse al mundo de los vivos. Así, Conrado ya no puede destruir el espejo, puesto que ello supondría automáticamente la muerte de Iris. Jonás decide entonces adentrarse en el mundo de los muertos en busca del alma de Iris, y todos piensan entonces que la parte de la profecía que dice "otro partirá en un peligroso viaje, tal vez sin retorno" se refiere a él.

Jonás, que había encerrado mágicamente a Saevin en su habitación porque no estaba muy seguro de su papel en la profecía, se da cuenta repentinamente de que alguien desde el exterior le ha dejado escapar. Así, Saevin es teletransportado a la casa de Morderek. Morderek afirma que Saevin ha de cumplir su papel en la profecía, que no es otro que el de abrir la Puerta, llegado el Momento, para que él pueda cruzarla y hacerse inmortal.

El regreso de Morderek[editar]

Mientras Iris continúa incosciente, Salamandra, junto a un compañero de aventuras suyo, Hugo, decide ir en busca de Morderek, ya que piensan que éste también podría estar implicado en la profecía, especialmente en la frase referida a "traspasar el Umbral y hacerse inmortal". Por otro lado, el Gran Duque, mano derecha de Nawin en el reino élfico, y el Amo de la Escuela del Bosque Dorado, también situada en territorio élfico, llegan hasta la Torre para reclamar a la reina. Nawin, sin embargo, huyó precisamente de su territorio porque oyó al Gran Duque hablar con nobles de altas familias élficas en lo referente a iniciar una conspiración y asesinarla. Sin embargo, el Gran Duque, tal como explica, sólo deseaba dar con los que la iban a traicionar para evitarlo. Así pues, todos descubren que la parte de la profecía que dice "uno de ellos será traicionado" no se refiere a Nawin.

Mientras Jonás y Nawin se encuentran hablando con el Gran Duque y el Amo de la Escuela del Bosque Dorado, oyen un grito proveniente de la sala donde se encuentran Iris y Conrado. Jonás automáticamente se teletransporta allí y descubre que Conrado ha desaparecido. Nawin llega poco después, tras afirmar al Gran Duque que aún no puede regresar al territorio élfico hasta pasado el Momento, y descubren que el espejo que sirve de puente ha absorbido a Conrado al mundo de los muertos, por lo que finalmente la parte de la profecía que dice "uno de ellos emprenderá un peligroso viaje, tal vez sin retorno" se refiere a él.

Salamandra, gracias a la ayuda de Hugo, va en camino de la morada de Morderek. Sin embargo, éste se presenta ante ella antes de llegar a su casa, asegurándola de que viene a matarla para que cumpla la profecía ("uno se consumirá en su propio fuego") para que él pueda hacerse inmortal. Entre ambos, comienzan un duelo mágico en el que Salamandra invoca un gran cuerpo ígneo que dirige hacia Morderek, pero éste, gracias al poder del bastón de Shi-Mae, se la devuelve, y Salamandra estalla en llamas. Mientras Morderek se teletransporta a su casa, Salamandra comienza a consumirse en su propio fuego, y no es capaz de ver que alguien se dirige hacia ella: Fenris y Kai. Fenris afirma que Salamandra no puede quemarse en su propio fuego, y la muchacha descubre, sorprendida que es verdad: el dolor que antes parecía quemarla era producto de su mente; aunque pueda controlar el fuego, una parte de su mente sigue temiéndole por lo que sucedió en el pasado (en su pueblo natal la acusaron de bruja y estuvieron a punto de quemarla en la hoguera, pero fue salvada por la actuación de Fenris y Jonás). De esta forma, la mente de Salamandra llegó a creerse que la profecía podía cumplirse, y por ello se imaginó que moría quemada a manos de Morderek, cuando en realidad su cuerpo no puede consumirse en el fuego.

Por su parte, Dana ha conseguido llegar a la morada del mago negro en busca de la sangre de fénix, descubriendo que dicho mago negro no es más que su antiguo aprendiz Morderek. Éste afirma que la ayudará en su propósito de devolver a Kai su verdadero cuerpo. En ese momento, Shi-Mae posee a Dana y comienza a hablar con Morderek. Morderek, aterrado, decide ignorarla. Shi-Mae quiere vengare porque Morderek no la ayudó cuando murió y la robó su bastón de poder sin ninguna consideración, habiéndola jurado anteriormente que sería su discípulo. En ese momento, como Morderek se revela contra su Maestra, ésta le maldice. Poco después, Dana recupera su consciencia, y Shi-Mae dice que regresa al mundo de los muertos porque ya ha cumplido su misión. Dana, no obstante, no puede asesinar al ave fénix para obtener su sangre, por lo que le deja en libertad. Morderek repentinamente se enfada diciendo que lo ha echado todo a perder, ya que la profecía ha de cumplirse y Kai tiene que recuperar su verdadero cuerpo.

Duelo mágico. La profecía sigue cumpliéndose[editar]

Dana y Morderek se baten en un duelo mágico; ambos van muy igualados hasta que interviene Saevin invocando un demonio negro que lanza una maldición contra Dana, la cual comienza a rechazarla a duras penas. En ese instante, como pueden comprobar, el Momento está a punto de llegar. Morderek no debe de perder más tiempo en ir a la Torre para hacerse inmortal. Dana finalmente consigue evitar la maldición del demonio, y gracias a la actuación de Fenris y Kai, éste es devuelto a su dimensión. Kai y Fenris deciden quedarse para derrotar a Morderek y afirman que Dana debe marcharse a la Torre, cosa que hace tras despedirse de ambos, sintiéndose culpable por lo que está pasando.

En la Torre, Conrado se encuentra dentro de la dimensión de los muertos. Allí, un espectro llamado Aonia le cuenta que ella fue una antigua Maestra de la Torre que ha traído a Conrado al mundo de los muertos para explicarle lo que pasará llegado el Momento: un ejército de espectros espera impasible la llegada del Momento para introducirse en la dimensión de los vivos y acabar con todo; el resto de fantasmas intentarán detenerlos, pero seguramente no sea suficiente su poder. Conrado pide ayuda a Aonia para buscar el alma de Iris y, cuando finalmente la encuentran, los espectros se dan cuenta de la presencia de Conrado y comienzan a perseguirle para destruirle. Aonia le aconseja huir. Jonás decide comenzar a abrir el Portal para ir en busca de Conrado e Iris. En el momento en que los espectros están a punto de atrapar a Conrado, el Portal se abre y estos se precipitan a salir por él. Consiguen llegar hasta Nawin, a la cual dejan inconscientes. Conrado y el alma de Iris, introducida ya en el propio cuerpo de la joven, han regresado, y advierten a Jonás del peligro que suponen los espectros. Entre ellos comienzan a intentar sellar el Portal, y logran mantener nuevamente a los espectros a raya, aunque, como estos afirman, en el instante en que llegue el Momento, no podrán hacer nada por evitar la invasión espectral en el mundo de los vivos.

Morderek, gracias al poder del bastón de Shi-Mae, consigue derrotar a Kai, devolviéndole su propio fuego, y observa complacido como el poderoso dragón dorado se empieza a consumir en sus llamas. Por otro lado, debido a que tiene un gran poder sobre los animales, consigue transformar a Fenris en un lobo corriente y le ordena que se largue del lugar y que nunca más se transforme en elfo. Con su victoria, Morderek se teletransporta a la Torre, donde ya se encuentra Dana y Jonás, Conrado y Salamandra, que acaban de llegar, estos tres últimos intentando retener a los espectros. Dana horrorizada, se da cuenta de que Iris no había entregado su aliento vital, únicamente había quedado atrapada su alma en la dimensión de los muertos cuando éstos la habían llamado, es decir, que ella era la que "había escuchado la voz de los muertos". Nawin, como era una elfa que viviría varios siglos, era la más joven, y la que, por tanto, ahora estaba entregando su aliento vital: poco a poco, sus rasgos infantiles se transformaron en rasgos de adolescente.

La actuación de Saevin y la venganza de Shi-Mae[editar]

En el hogar de Morderek, Kai está de nuevo en forma de espectro viendo como su anterior cuerpo de dragón se consume en el fuego. En ese momento aparece Saevin, quien afirma poder ayudarle. Él únicamente es un peón en la profecía; realmente, con la invocación del demonio negro, salvó la vida de Dana evitando que Morderek la asesinara con su bastón, y le despistó el suficiente tiempo como para que Fenris pudiese ayudarla. Saevin, increíblemente, consigue devolver el espectro de Kai al cuerpo calcinado del dragón, y haciéndole beber un misterioso líquido, el cuerpo de dicho dragón se recupera a la perfección. Por otro lado, encuentra a Fenris y le devuelve su verdadera apariencia de elfo. Así, los tres recuperados, regresan a la Torre.

El Momento ha llegado mientras Dana y Morderek están nuevamente enfrascados en un duelo mágico. Kai consigue distraer a Morderek prendiéndole fuego su túnica, y Conrado habla con su Maestra: Aonia afirma que Dana puede ayudar y evitar que los espectros crucen el Portal. Saevin también lo piensa: ella es una Kin-Shannay y, por tanto, tiene el poder de servir de puente entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Dana, comprendiendo su papel, dice una última frase a sus amigos "suerte en la vida" y se introduce en el Portal. Automáticamente los espectros son vencidos por el resto de espíritus, los cuales comienzan a introducise posteriormente en la dimensión de los vivos. Uno de estos espíritus es el de Shi-Mae, que consigue atrapar a Morderek y llevárselo a su dimensión.

El final de Momento y el Guardián del Portal[editar]

Saevin, una vez que está culminando el Momento, ordena a los espíritus regresar a su dimensión cuando finalmente comprende su destino: hacerse inmortal traspasando el Portal y servir de Guardián entre ambas dimensiones. Shi-Mae se despide de Fenris, afirmando que Morderek "morirá entre horribles sufrimientos". En ese instante, Saevin atraviesa el Portal, convirtiéndose en su Guardián para toda la eternidad, a pesar de los sollozos de Iris. Por su parte, Kai está destrozado al haber perdido a Dana, la cual ha quedado sumida en una gran inconsciencia. Nawin despierta, pero los espectros han conseguido arrebatarle más de dos siglos de vida: su aspecto es el de una elfa adulta.

El alma de Dana se encuentra en el límite de ambas dimensiones, con Saevin. Éste afirma que mientras conversan, en el mundo de los vivos el tiempo pasa muy rápidamente (como posteriormente comprueba Dana, ya han transcurrido varios años desde los acontecimientos del Momento). Saevin le dice a Dana que ésta puede elegir entre volver a la vida o morir definitivamente. Momentáneamente regresa a la vida y se despide de sus amigos, para morir en el último momento. Kai, contento por fin de que termine la inconsciencia de Dana, se deja morir y por fin pueden reunirse en el mundo de los muertos, juntos finalmente. Saevin les da la bienvenida, sin dejar de pensar que, si su papel en el mundo no hubiera sido servir como Guardián, podría haber sido feliz junto a Iris.

La profecía[editar]

Interpretación por parte de los personajes[editar]

Tras escuchar Dana al Oráculo, en seguida empezó a atar cabos y a especular sobre a quién se refería el Oráculo al pronunciar su profecía, al igual que demás personajes, tanto protagonistas como antagonistas. El Oráculo le dio a Dana una única pista sobre la profecía: aquel que moriría entre horribles sufrimientos sería el que oyera la llamada de los lobos, pista que interpretó incorrectamente, relacionándolo con Fenris, puesto que era un elfo-lobo. Al final, todas las interpretaciones fueron erróneas, aunque no se especularon sobre todas las partes de la profecía.

  • Se creyó en un principio que 'el que iba a ser traicionado' sería Nawin, porque en el Reino de los Elfos contaba con muchos enemigos en la corte que querían hacerse con el poder de su reino.
  • Se relacionó a Salamandra con el que iba a quemarse con su propio fuego, dada su habilidad ígnea, aunque en el fondo se sabía que era absurdo, pues tenía una habilidad sorprendentemente innata en ese elemento.
  • 'El que escuchará la llamada de los muertos', se relacionó con Dana, dada su condición de Kin-Shannay podía escuchar y relacionarse con los seres que habitaban en el Otro Lado.
  • 'Otro abrirá la Puerta'. Se relacionó con Conrado, dada su habilidad y conocimientos para abrir Portales Interdimensionales.
  • 'El más joven entregará su aliento vital'. Se pensó que sería Iris, una estudiante de la Torre, la más joven que habitaba en esa escuela.
  • 'Otro recuperará su verdadero cuerpo'. Parecía evidente que se refería a Kai, que estaba atrapado en su cuerpo de dragón y Dana estaba buscando un método para devolverle su cuerpo.
  • 'Otro verá cumplida su venganza'. Pensaron que sería el Maestro, ya que intentó vengarse años antes.
  • 'Otro moriría entre horribles sufrimientos'. Se relacionó inmediatamente con Fenris por la pista del oráculo: morirá el que escucha la voz de los lobos.
  • 'Todo ello para que el último pase la Puerta y se haga inmortal'. Nadie especuló sobre esta parte, pero Morderek dio por hecho que se refería a sí mismo.
  • Otro será tentado por el mal: Se pensó que sería Saevin, el cual parecía ser un ‘Elegido’ y no se sabía si para bien o para mal.
  • Otro partirá en un peligroso viaje, tal vez sin retorno: se creyó que iba a ser Jonas, cuando Conrado se ofreció a abrir la puerta y Jonas entraría a rescatar el alma de Iris.

La verdadera profecía[editar]

Como se ha mencionado antes, todas las partes de la profecía fueron mal interpretadas por lo evidentes que parecían, y a lo largo de la historia se van aclarando:

  • 'Uno de ellos será traicionado'. Resulta no ser Nawin, sino Salamandra, quien es tracionada por un mercenario que estaba en contacto con Morderek para acabar con ella.
  • 'Otro será tentado por el mal'. Será Dana quien sea tentada por el mal, al intentar recuperar el cuerpo de Kai matando a un ave Fénix, pero al final no lo recupera.
  • 'Otro partirá en un peligroso viaje, tal vez sin retorno'. Conrado hizo ese viaje a través de la Puerta para adentrarse en el mundo de los muertos y ver la horda de espectros que se disponían a aprovechar el Momento para destruir a los vivos.
  • 'Otro se consumirá en su propio fuego'. Kai se abrasa en su propio fuego tras rebotar su llama de dragón por un hechizo de Morderek en una pelea.
  • 'Otro escuchará la llamada de los muertos'. No es Dana, sino Iris la que escucha dicha llamada mientras esta en la Torre. Los muertos contactan con ella para absorber su aliento vital.
  • 'Otro abrirá la Puerta'. Jonás abre la Puerta para poder sacar a Conrado del mundo de los muertos-
  • 'El más joven entregará su aliento vital'. Nawin lo entregó, pues aunque Iris era la más joven, en comparación Nawin tenía más años por delante (puesto que los elfos podían vivir hasta mil años), así que en cierto modo, Nawin era más "joven" que Iris.
  • 'Otro recuperará su verdadero cuerpo'. Fenris lo recupera tras haber sido atacado por el mismo hechizo de rebote que Morderek utilizó con Kai. Dicho hechizo le convirtió en su forma de lobo, y Morderek (que tiene control sobre los animales) le ordenó que no despertase su conciencia racional nunca más. Con la ayuda de Saevin consigue volver a su forma original.
  • 'Otro verá cumplida su venganza'. Obviamente no es el Maestro, pues en su última lucha contra los habitantes de la Torre para cumplir su venganza, se quedó atrapado en el Laberinto de las Sombras para siempre. La que vio cumplida su venganza fue Shi-Mae, que fue traicionada por Morderek.
  • 'Otro morirá entre horribles sufrimientos'. Morderek sufrió ese destino de manos de Shi-Mae y no fue Fenris el que murió, pues como Shi-Mae aclaró más tarde, Fenris no oía la llamada de los lobos, porque era un lobo, pero Morderek era el que oía esa voz por su habilidad de comunicarse con los animales porque éste fue su don en la magia.
  • Finalmente, 'El que cruce la Puerta se volverá inmortal' no será otro que Saevin, para convertirse desde ese momento en el Guardián de la Puerta entre el mundo de los vivos y de los muertos.

Enlaces externos[editar]