La historia de Beren y Lúthien

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Historia de Beren y Lúthien
de J. R. R. Tolkien Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Alta fantasía Ver y modificar los datos en Wikidata
Tema(s) Beren y Lúthien Ver y modificar los datos en Wikidata
Universo ficticio Legendarium Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Ilustrador Alan Lee Ver y modificar los datos en Wikidata
Editorial
País Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Páginas 297 Ver y modificar los datos en Wikidata
Contenido
Serie
La Historia de Beren y Lúthien

La Historia de Beren y Lúthien es la historia de amor y aventuras del hombre mortal Beren y la mitad elfa mitad maia inmortal Lúthien, como previamente se ha mencionado en varias obras de J. R. R. Tolkien. Tiene lugar durante la Primera Edad de la Tierra Media, cerca de 6500 años antes de los eventos de su trilogía más famosa, El señor de los Anillos. Tolkien escribió varias versiones de la historia, la última fue escrita en El Silmarillion. Beren y Lúthien también son mencionados en El Señor de los Anillos.

Desarrollo y versiones[editar]

La primera versión de la historia es El cuento de Tinúviel, que fue escrito en 1917 como parte de El Libro de los Cuentos Perdidos. Durante la década de 1920, Tolkien empezó a cambiar la historia y a transformarla en un poema épico al que llamó La Balada de Leithian. Nunca pudo terminarla, dejando tres de los diesiciete cantos incompletos. Después de su muerte La Balada de Leithian fue publicada en Las baladas de Beleriand, junto con La balada de los hijos de Húrin y otros poemas inconclusos. La versión final de la historia está escrita en prosa en un capítulo de El Silmarillion y es narrada por Aragorn en La Comunidad del Anillo. Además fue el modelo para La historia de Aragorn y Arwen, la cual es contada en los apéndices de El Señor de los Anillos.

Sinopsis[editar]

Como es narrada en El Silmarillion, la versión final de la historia:

Beren fue el último sobreviviente de un grupo de Hombres guiados por su padre Barahir que habían resistido a Morgoth, el Enemigo Oscuro, después de la "Batalla de La Llama Súbita" Dagor Bragollach, en la que Morgoth había conquistado la mayoría del norte de la Tierra Media. Después de la derrota de sus compañeros, Beren huyó del peligro hacia el reino elfo de Doriath. Ahí conoció a Lúthien, la única hija del Rey Thingol y Melian la Maia, mientras ella bailaba y cantaba en una pradera. Al ver a la hermosa elfa, Beren se enamoró de ella, ya que era la más hermosa de entre los Elfos y Hombres. Ella más tarde se enamoraría de él, cuando él, movido por su belleza y encantadora voz, le dio el apodo de "Nightingale" o ruiseñor. Como a Thingol le desagradaba Beren y consideraba que no era digno para su hija, le asignó una misión casi imposible que debería cumplir para poder casarse con Lúthien. Thingol le pidió a Beren que recuperara uno de los Silmarils, las tres piedras sagradas hechas por Fëanor, y que Morgoth había robado de los Elfos.

Beren dejó Doriath y se embarcó en su búsqueda hacia Angband, la fortaleza del enemigo. A pesar de que Thingol trató de impedirlo, Lúthien lo siguió más tarde. En su viaje a la tierra del enemigo, Beren llegó a Nargothrond, una fortaleza élfica, en la que se le unieron diez guerreros bajo la dirección del Rey Finrod, quien había hecho un juramento de amistad al padre de Beren. A pesar de que los hijos de Fëanor, Celegorm y Curufin, les advirtieron que no tomaran el Silmaril que consideraban de su propiedad, la compañía estaba determinada a acompañar a Beren. En el camino a Angband fueron capturados por los sirvientes de Morgoth, a pesar de los esfuerzos de Finrod, fueron hechos prisioneros por los Orcos, y encerrados en Tol-in-Gaurhoth. Uno por uno fueron asesinados por un hombre lobo, hasta que únicamente quedaron Beren y Finrod. Cuando el lobo fue por Beren, Finrod rompió sus cadenas y luchó con ferocidad con la bestia hasta que ambos murieron.

Mientras seguía a Beren, Lúthien fue capturada y llevada a Nargothrond por Celegorm y Curufin. Ayudada por Huan, el sabueso de Celegorm (quien de acuerdo a la profecía, solo podía ser derrotado por el más grande de los hombres lobo), ella pudo escapar. Con su ayuda, llegaron a la fortaleza de Sauron en donde Huan venció al Hombre Lobo del enemigo, Draugluin, y a Sauron mismo en forma de lobo. Después liberaron a los prisioneros, entre ellos Beren.

Beren quería seguir su misión solo, pero Lúthien insistió en acompañarlo. A través de magia, tomaron la forma del murciélago Thuringwethil y el lobo Draugluin a quien Huan había matado. De este modo, pudieron entrar a la tierra del enemigo y por fin a Angband ante el trono de Morgoth. Ahí Lúthien cantó una canción mágica que provocó que el Señor Oscuro cayera dormido; entonces Beren sacó un Silmaril de la corona de Morgoth. Mientras trataba de sacar los otros, su cuchillo se rompió y un pedazó pegó en la cara de Morgoth, despertándolo. En su intento de huir, la puerta fue bloqueada por Carcharoth, un hombre lobo gigante, quien fue criado para ser el oponente de Huan. Él mordió y tragó la mano de Beren, en la que sostenía el Silmaril.[1]​ Carcharoth fue quemado por la luz pura del Silmaril y corrió enloquecido.

Beren y Lúthien regresaron a Doriath, en donde contaron sus aventuras y suavizaron el corazón de Thingol. Aceptó el matrimonio de su hija y el hombre mortal, aunque la misión de Beren aun no estaba terminada. Beren y Huan participaron en la cacería de Carcharoth, quien en su locura llegó a Doriath y causó mucha destrucción. Ambos murieron a manos del lobo, pero Carcharoth también fue muerto. Antes de morir, Beren habiendo recuperado el Silmaril del estómago de la bestia, lo entregó a Thingol.

Afligida por Beren, Lúthien también murió, y llegó a las Estancias de Mandos. Ahí cantó sobre su mala suerte, que nunca volvería a ver a Beren, quien como hombre mortal se había desvanecido del mundo. Así Mandos fue conmovido. Devolvió la vida a Beren y a Lúthien y le concedió la mortalidad a la Elfa. Lúthien dejó su hogar y a sus padres y fue a Ossiriand con Beren. Y ahí moraron por el resto de sus vidas, y eventualmente ambos sufrieron la muerte de los hombres mortales.

Importancia en el Legendarium[editar]

Después de que Beren y Lúthien recuperaran el Silmaril, mucha gente de la Tierra Media trató de poseerlo, y hubo una guerra entre los Sindar, los Noldor y los Enanos, en la que los Sindar fueron vencidos. El Silmaril fue tomando por Eärendil y persuadió a los Valar para hacerle la guerra a Morgoth, que conllevó a la derrota de este en la Guerra de la Cólera.

El matrimonio de Beren y Lúthien fue el primero de tres uniones entre un hombre mortal y una Elfa, de ahí surgieron los Medios- Elfos, aquellos que tenían antepasados tanto elfos como humanos. Como a Lúthien, se les dio la oportunidad de ser contados entre los Elfos o entre los Hombres. La versión extendida del film de acción La Comunidad del Anillo hizo la conexión por medio de una canción cantada en élfico por Aragorn, durante la noche. Al ser cuestionado por Frodo, él simplemente explica que se relaciona con una mujer Elfa, quien dio su inmortalidad por el amor de un hombre.

Inspiración[editar]

La historia de Beren y Lúthien se considera la parte central del legendarium de Tolkien. La historia y personajes reflejan el amor entre Tolkien y su esposa Edith. En particular, se cita que una ocasión en la que Edith bailó para él en una pradera de cicutas parece haber inspirado su visión del encuentro entre Beren y Lúthien.[2]​ Algunas fuentes indican también que la familia de Edith en un principio desaprobaba a Tolkien por ser católico.[2]​ Tolkien y su esposa Edith recibieron sepultura bajo los nombres de Beren y Lúthien respectivamente en el cementerio de Wolvercote, en Oxford.

La historia de Beren y Lúthien comparte elementos con varios cuentos populares. Probablemente su principal inspiración literaria sea el galés «Culhwch y Olwen»,[3]​ compilado en el Mabinogion —el padre que desaprueba y pone una tarea casi imposible para el pretendiente, que después es completada; la cacería del gran lobo, que recuerda la caza del jabalí Twrch Trwyth—.[4]​ El motivo de «la mano en la boca del lobo» es una de las partes más famosas de la Edda prosaica de la mitología nórdica, protagonizada por el dios Tyr y el lobo Fenrir.[4]Huan recuerda a varios sabuesos fieles de leyenda, como Garm, Gelert o Cafall.[4]​ La búsqueda de uno de los tres Silmarils de la corona de hierro de Morgoth tiene cierto parecido con la búsqueda de los cabellos dorados en el cuento germano «Los tres pelos de oro del diablo», o de la manzana en «El grifo», del mismo origen.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. En este punto La Balada de Leithian termina
  2. a b Carpenter, Humphrey (abril de 1990). J. R. R. Tolkien, una biografía. trad. Carlos Peralta. Barcelona: Minotauro. ISBN 978-84-450-7157-1. 
  3. Mithrandircq (pseudónimo). «The Silmarillion: Sources used by Tolkien to create“A Mythology for England”» (en inglés). Consultado el 30 de enero de 2015. 
  4. a b c Shippey, Thomas Alan (septiembre de 1999). El camino a la Tierra Media. trad. Eduardo Segura, rev. Ana Quijada. Barcelona: Minotauro. pp. 193-194. ISBN 978-84-450-7102-1. 

Enlaces externos[editar]