La hija del penal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La hija del penal es una película mexicana dirigida y producida por Fernando Soler. Fue estrenada en 1949 y protagonizada por María Antonieta Pons, Andrés Soler y Rubén Rojo.

Argumento[editar]

María Gómez (María Antonieta Pons nació y creció en un penal. Al pasar los años, parte para trabajar a un cabaret. Su propietario, el capo Gustavo Aranzuela (Andrés Soler), la aloja y protege. Allí conoce a Ernesto del Villar (Rubén Rojo), de quien se enamora. Pero un maleante interesado en ella les tiende una trampa. Ernesto viaja con María a la frontera sin saber que transporta droga. Ambos son capturados y enviados a la cárcel.

Reparto[editar]

Comentarios[editar]

María Antonieta Pons fue la estrella de La hija del penal, melodrama realizado por un actor convertido en director: Fernando Soler. María Antonieta salió bien librada al enfrentarse, con su actuación, a Andrés Soler. No faltan los números de baile y ella sorprendió al aparecer con cabellera rubia.[1]

Referencias[editar]

  1. Peña, Mauricio (1999). «Las Rumberas del Cine Mexicano». SOMOS: 21. 

Enlaces externos[editar]