La Virgen con el Niño y San Juanito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Virgen con el Niño y San Juanito, de Pietro Bernini (el padre de Gianlorenzo Bernini), comienzos del siglo XVII.

La Virgen con el Niño y San Juanito es un tema iconográfico muy frecuente en el arte cristiano.

A pesar de no ser un episodio evangélico, el tema supone que Jesucristo y San Juan Bautista se habrían relacionado de niños, pues eran primos (Jesús hijo de la Virgen María y Juan hijo de Santa Isabel, su hermana). Las madres, ambas embarazadas, sí que protagonizan una escena de los evangelios: la Visitación. Ya adultos, también su relación aparece en los evangelios: el bautismo de Cristo.

La Deesis, un tema también muy frecuente, reúne a los mismos personajes, pero adultos (Cristo en Majestad entre la Virgen y San Juan Bautista).

No debe confundirse con el tema denominado Stabat Mater, en el que el "San Juan" que acompaña a la Virgen y a Cristo en la cruz es otro "Juan", San Juan Evangelista (el "discípulo amado").

Iconografía[editar]

Se suelen incluir una serie de recursos iconográficos para la identificación de los personajes y de los temas teológicos: Sanjuanito aparece habitualmente con un ropaje tosco, de piel de camello. A veces aparece un cordero (símbolo del sacrificio de Cristo) o una pequeña Cruz.

La Virgen de las Rocas, de Leonardo, es un ejemplo de este tema. Lo pintó dos veces. Su discípulo español, Fernando Yáñez de la Almedina, también hizo al menos dos representaciones, una de ellas incluyendo en la escena a Santa Ana, abuela de ambos niños.

Rafael pintó el tema en varias ocasiones.

En otras ocasiones, la escena se hace más compleja, incluyendo comitentes o convirtiéndola en una sacra conversazione.

A veces se incluye a Jesús en el acto de tomar el pecho (Virgen de la leche), mientras que Juan, que es algo mayor, contempla la escena.

La Virgen con Santa Ana, el Niño Jesús y San Juanito[editar]

Santa Ana, madre de María e Isabel, es abuela de ambos niños, lo que justifica su aparición en una variante menos frecuente de la misma tipología:

Santa Ana y la Virgen[editar]

La representación de la Virgen con Santa Ana o Santa Ana con la Virgen es una tipología propia, a la que a veces se incorpora el Niño Jesús en una triple imagen en que cada personaje es asiento o trono del otro (la Virgen y el Niño con Santa Ana).[2] Desde la Edad Media en Italia se conoce el tema como Sant'Anna Metterza ("che si mette per terza", es decir, "que tercia" entre la Virgen y el Niño), particularmente frecuente en el Quattrocento; y en Europa Central como Anna Selbdritt (con idéntico significado), tema muy popular desde el siglo XIV.[3]

Si en la escena aparece San Joaquín, el padre de María, lo más probable es que se trate de otro tema: la educación de la Virgen, en que se representa no a la Virgen madre, sino a la Virgen niña, y no aparece el Niño Jesús.

En el tema denominado "el nacimiento de la Virgen" también aparecen estos personajes.

Otras iconografías[editar]

Una sacra conversazione o una "Virgen en gloria", tipologías que incluyen una Virgen con el Niño, pueden también incluir la figura de San Juan Bautista adulto, como a cualquier otro santo; mientras que el tema de la Déesis (donde la Virgen y San Juan Bautista flanquean a Cristo adulto) implica una concepción teológica diferente (la intercesión). No debe confundirse con el tema del Stabat Mater (la representación de una escena evangélica durante la Crucifixión, en la que aparece Cristo crucificado, la Virgen y San Juan Evangelista, no el Bautista).

Notas[editar]

  1. Ficha en el Prado
  2. Tinagli, Paola. 1997. Women in Italian Renaissance Art: Gender, Representation and Identity. Manchester: Manchester University Press, p. 159. Fuente citada en en:Virgin and Child with Saint Anne
  3. it:Metterza
  4. de:St. Anna (Pöggstall)