La Cuerda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Cuerda es el nombre de una tertulia literaria del Postromanticismo existente en Granada a mediados del siglo XIX.

La tertulia de La Cuerda[editar]

Heredera de la dieciochesca Academia del Trípode, su nacimiento viene de la confluencia entre la sociedad gastronómico-artística de El Pellejo, nacida de las comidas periódicas que hacían un grupo de amigos en el Carmen del Caidero, y las tertulias periódicas que se hacían en la casa de Mariano Vázquez. La Tertulia El Pellejo recibió su nombre porque se reunían "ante la solemne presencia de un pellejo de vino" y llegó hasta formalizarse con la redacción de un libro de actas de la "Tertulia gastronómica pellejuna".

Un grupo de jóvenes que frecuentaba esta tertulia, guiados por Mariano Vázquez, se aficionó a representar zarzuelas cantadas por los tertulianos y acabó organizándose separadamente. En una ocasión entraron en el patio de butacas de un teatro, justo antes de empezar la función, formando una cadena agarrados cada uno al que tenía delante. Alguien gritó desde la platea "Ahí va la cuerda". Desde entonces esa tertulia quedó bautizada como La Cuerda granadina.[1]

Sus miembros se hacían llamar nudos y eran conocidos por un mote especial: Pedro Antonio de Alarcón era Alcofre; el novelista Manuel Fernández y González era llamado El Poetilla; José Joaquín Soler de la Fuente era El Abate;José Vázquez era Sidonia; Rafael Contreras Mojama; Giorgio Ronconi era Ropones; Mariano Vázquez era Puerta; Manuel del Palacio Fenómeno; Novedades José Castro y Serrano; Ivón José Fernández Jiménez y London Juan Facundo Riaño, por citar sólo algunos.

La Cuerda tuvo una sucursal en Madrid situada en el Café Imperial, en la que se reunían, a comienzos de la Restauración, Pedro Antonio de Alarcón, José Salvador y Salvador y el poeta Manuel Paso.[2]

La tertulia de la Cofradía del Avellano[editar]

En cuanto a la tertulia modernista y noventayochista, la "Cofradía del Avellano", llamada así por su reunión en la fuente del Avellano, a los pies de la Alhambra, fue frecuentada por escritores como Ángel Ganivet, "Antón del Sauce" (Nicolás María López), "Feliciano Miranda" (Matías Méndez Vellido), "Perico el Moro" (Gabriel Ruiz de Almodóvar) y Alberto Álvarez de Cienfuegos. De Cataluña se incorporó Santiago Rusiñol.[3]

Tertulia de El Rinconcillo[editar]

Sucesora de la anterior y de carácter vanguardista, se desarrollaba en el Café Alameda en la Plaza del Campillo, en una casa que hoy se encontraría junto al restaurante Chikito. Se denominó así porque sus miembros se situaban al fondo del café tras un pequeño tablado donde actuaba un quinteto musical, en un rincón que bien podría acoger a dos o tres mesas.

Su dinamizador era Francisco Soriano Lapresa, izquierdista y conocedor de la literatura rusa y lo último en música europea contemporánea. Asistían los hermanos Federico y Francisco García Lorca, Melchor Fernández Almagro, Antonio Gallego Burín, Miguel Pizarro Zambrano, el filólogo José Fernández Montesinos, José María García Carrillo, el socialista Fernando de los Ríos, ministro de Justicia e Instrucción Pública, el arabista José Navarro Pardo, Manuel Ángeles Ortiz, Ismael González de la Serna, Hermenegildo Lanz, Juan Cristóbal, Ramón Pérez Roda, Luis Mariscal, Ángel Barrios y un jovencísimo Andrés Segovia. El compositor Manuel de Falla asistía poco porque no soportaba los ruidos. La tertulia creó un poeta apócrifo, Isidoro Capdepón Fernández, cuyos textos y dibujos se atribuyen a Lorca.

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • Miguel Gallego Roca, "La Cuerda granadina, una sociedad literaria del Postromanticismo", Granada, 1991.

Referencias[editar]

  1. http://secretariageneral.ugr.es/pages/tablon/*/noticias-canal-ugr/la-musica-en-la-guasona-cuerda-granadina-nuevo-libro-de-la-ugr#.Vuhvb1ThDCI
  2. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1956/09/15/009.html
  3. http://www.ideal.es/granada/20071031/cultura/tertulias-granadas-20071031.html