La Constitución

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Constitución es una telenovela de época producida por el "señor telenovela" Ernesto Alonso y transmitida en 1970 por Telesistema Mexicano (hoy Televisa). Protagonizada por "La Doña" María Félix, el señor Jorge Lavat, Carlos Bracho, María Rubio, Miguel Manzano, Sergio Bustamante, Carmen Montejo, Sergio Jiménez y Ernesto Gómez Cruz, entre otros.

Sinopsis[editar]

Esta telenovela histórica se desarrolla en México a finales de la década del 1900. Guadalupe Arredondo (María Félix) vive una vida tranquila junto a su esposo, el fotógrafo Jaime López (Jorge Lavat) en su rancho en el Estado de Sonora. Guadalupe entra en contacto con la reservación yaqui, se hace amiga de los indígenas, aprende cosas de su cultura y adopta a un niño llamado Tame. Guadalupe a su vez está embarazada de su primer hijo.

El Presidente de México, el General Porfirio Díaz y su gobierno, conducen una masacre del pueblo Yaqui, exterminándolos a todos, incluyendo a Tame. Los soldados atacan el rancho de Guadalupe y Jaime, ellos se defienden pero éste muere en el enfrentamiento. Guadalupe es golpeada brutalmente por los soldados, perdiendo a su hijo. El rancho es incendiado. Guadalupe es rescatada por su vecina y amiga Luisa (María Rubio), quien la lleva a su casa y la cuida. Luego de convalecer por mucho tiempo, Guadalupe recobra la conciencia. Sus sufrimientos la han convertido en una mujer dura y amargada que solo quiere venganza, acabar con el hombre que destruyó a su familia. Se marcha a la capital mexicana en busca del responsable, el General Porfirio Díaz.

Elenco[editar]

Curiosidades[editar]

  • Se comenzó a grabar en septiembre de 1969 y el 5 de febrero de 1970 se lanzó al aire otra telenovela histórica, ahora para contar cómo y en qué circunstancias se redactó la Constitución Política de 1917. Para adornar un tema difícil de tratar, Miguel Sabido fraguó una ficción en torno a una brava mujer del norte que enviuda porque las tropas porfiristas matan a su marido; ella se lanza a luchar por los ideales revolucionarios y por la elaboración de una nueva Carta Magna que sustituya la de 1857. Para tal heroína, el productor Ernesto Alonso pensó en su entrañable amiga, la estrella María Félix, quien nunca había incursionado en los terrenos telenoveleros, aunque sí en los revolucionarios del celuloide ("Enamorada", "Juana Gallo" y "La cucaracha"), y la convenció de que trabajara durante 84 capítulos en un inexplicable blanco y negro que ya entonces pasaba a la historia. En las instalaciones de Telesistema reinaba la excitación ante la presencia de la diva más famosa y caprichosa del cine nacional, y también el miedo a sus famosos desplantes. María fue la primera en llegar el día que comenzaron las grabaciones, la primera que estuvo lista y la única que se sabía de memoria todos sus parlamentos. Todo empezó con una conversación entre ella y su mejor amiga, interpretada por María Rubio. Un silencio tenso flotaba en el estudio y todas las miradas se centraban en María, quien desde el primer momento se mostró cordial, amable, interesada en un medio que desconocía. Así transcurrieron más de seis meses, a veces en locaciones terribles y hasta con accidentes. Una vez, grabando en la sierra de Yautepec, Morelos, María debía prender unos cohetes en lo que se suponía que era una fiesta yaqui. De pronto, el cohetón le estalló en la mano, causándole una quemadura de gravedad. La estrella no dijo nada para no interrumpir la escena, en la que trabajaban doscientos extras, y solo cuando terminó dejó que la llevaran a un hospital de Cuernavaca. Con su profesionalismo, María se granjeó la simpatía y hasta la amistad de sus compañeros. Así de impredecible era "La Doña". "La Constitución" fue interesante por la estrella, por la costosa producción, por las notables escenas bélicas... pero fracasó por un libreto tan apegado a los hechos históricos que recreaba una a una las sesiones del Congreso Constituyente en Querétaro; el público se aburría mortalmente y pocos la siguieron hasta el final.

Referencias[editar]