La Cenicienta (película de 2015)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Cenicienta (Cinderella en inglés), es una película estadounidense de fantasía basada en el cuento de hadas Cenicienta de Charles Perrault. La trama está basada en la película animada de 1950, sin embargo, se le dió un giro, pero no tan drástico como en Maléfica. Se estrenó el 13 de marzo de 2015 en Estados Unidos y el 27 de marzo de 2015 en España. Está dirigida por Kenneth Branagh y protagonizada por Cate Blanchett como Lady Tremaine (la malvada madrastra de Cenicienta), Holliday Grainger y Sophie McShera como Anastasia y Drizella Tremaine (las dos malvadas hermanastras de Cenicienta), Derek Jacobi como el rey (el padre de Kit, el príncipe encantador), Ben Chaplin como el padre de Cenicienta, Hayley Atwell como la madre de Cenicienta, Richard Madden como el príncipe encantador (que en está película es llamado Kit), Helena Bonham Carter como la icónica y divertida hada madrina de Cenicienta y presentando a Lily James en el papel principal de Cenicienta, la princesa protagonista.

Argumento[editar]

Ella (Lily James) vive con su padre (Ben Chaplin) y su madre (Hayley Atwell) en una hermosa finca en un reino pacífico. Desde muy joven, ella es enseñada por su madre a creer en la existencia de la magia, lo que le permite hacerse amigo de muchos animales en la finca, especialmente los ratones. Todo es perfecto hasta que su madre contrae una enfermedad y muere. En su lecho de muerte, Ella le promete a su madre que siempre será valiente y bondadosa. Años más tarde, cuando Ella es una adolescente, su padre se casa con Lady Tremaine (Cate Blanchett), la viuda de Lord Sir Francis Tremaine, un fallecido, viejo y conocido amigo de su padre, que tiene dos hijas: Drisella (Sophie McShera) y Anastasia (Holliday Grainger). Ella da la bienvenida a su segunda familia, a pesar de las actitudes desagradables de sus dos hermanastras y su necesidad de proteger a sus amigos, los ratones, de Lucifer, el gato de su malvada madrastra.

Poco después, el padre de Ella va al extranjero por negocios, prometiendo a sus dos hijastras regalos de lujo. Su propia hija sólo pide la primera rama que roce por su hombro en el camino. Mientras que él se ha ido, Lady Tremaine comienza a revelar su verdadera naturaleza cruel y celosa, persuadiendo a Ella a dormir en el ático y dejar que Drisella y Anastasia tengan y se apoderen de su propio y grande cuarto. Pronto reciben palabra que el padre de Ella ha caído enfermo y murió. Desesperado por dinero, Lady Tremaine desestima los siervos y obliga a Ella para hacer todo su trabajo; más tarde ella se niega a dejar que Ella coma con la familia. Durante las noches frías, Ella duerme junto a la chimenea para calentarse. Al día siguiente, ella se levanta con su rostro cubierto de cenizas. Sus dos malvadas hermanastras en consecuencia le dan el apodo de "Cenicienta" (Unión de "Ceniza" y "Sirvienta"), burla en la que Lady Tremaine se une junto con ellas dos.

Aplastada por la crueldad de su familia política, Ella va a dar un paseo en el bosque, donde se encuentra con una partida de caza. Ella se encuentra con uno de los cazadores, que dice ser un aprendiz llamado Kit (Richard Madden) que vive en el palacio. Desconocido para ella, él es en realidad el príncipe del reino, el único hijo del rey moribundo de la tierra. A pesar de nunca saber su nombre, Kit (un apodo que le dió su propio padre, el rey) está fascinado con el encanto, amabilidad, y la perspectiva única de Ella en la vida y se enamora de ella. Al enterarse de que le queda poco tiempo, el Rey insiste en que Kit encontrar una novia. Aunque el príncipe no puede desposarse por amor, sino para el bien del reino con una princesa, pero Kit no puede superar la chica misteriosa, y convence a su padre para que todas las doncellas del reino puedan asistir al baile real.

Cuando se anunció la fiesta del baile del príncipe, la familia Tremaine está en éxtasis ante la perspectiva de casarse con la realeza. Sin embargo, cuando Lady Tremaine se niega a comprar un vestido nuevo de Ella, Ella arregla un viejo y bonito vestido rosa de su fallecida madre con la ayuda de los ratones. En la noche del baile, Ella intenta reunirse con su familia política en la salida. Lady Tremaine no quiere que asocien a "Cenicienta" con sus dos hijas y las incita para ayudarla junto con ella misma a rasgarle y a destrozarle el vestido a Ella antes de irse. Ella se encuentra en el jardín llorando, donde se encuentra con una vieja anciana mendiga, que se revela a sí misma como su hada madrina. Usa su magia para revelar su verdadera forma y posteriormente convertir una calabaza en una magnífica carroza de oro, cuatro ratones en caballos, dos lagartos en lacayos, y un ganso en un cochero. Luego transforma el vestido destrozado y rasgado de Ella en un precioso vestido azul de princesa, con un delicado par de zapatillas de cristal antes de enviar su en su camino con la advertencia de que el hechizo sólo dura hasta la última campanada de medianoche.

En el baile, toda la corte se deslumbraron ante Ella, especialmente Kit. Ella gana el codiciado primer baile con él, cuya verdadera identidad se sorprende gratamente a aprender. Esto irrita al Gran Duque, que en secreto prometió a Kit a la Princesa Chelina de Zaragoza, un secreto que Lady Tremaine escucha. Después de bailar, Ella y Kit recorren el palacio y los jardines juntos. Pero antes de que pueda aprender su nombre, el reloj comienza a sonar las doce, obligándola a huir y a que accidentalmente caiga uno de sus zapatos de cristal en las escaleras del palacio, en el proceso. Ella logra escapar antes de la medianoche y esconde el otro zapato en su habitación como un recuerdo, razonablemente contenido que esa noche se convertirá en un hermoso recuerdo.

Poco después, el rey muere, pero no antes de dar su permiso a su hijo a encontrar a la chica y casarse con ella si quiere. Después Kit se convierte en rey, él lo anunció que toda chica en el reino puede probarse el zapato. Ella va a su habitación para conseguir el otro zapato, sólo para encontrar a su malvada madrastra esperándola con el zapato de cristal en la mano. Lady Tremaine, la malvada madrastra de Ella, había deducido que su propia y única hijastra Ella es la doncella misteriosa, así que le exige nombrarla como Jefa de la casa real, si Ella se casa con Kit. Lady Tremaine también exige que sus dos hijas Drizella y Anastasia consigan dos maridos apropiados también. Ella se niega, por lo que Lady Tremaine rompe la zapatilla de cristal en mil pedazos y la encierra en el ático. Lady Tremaine, la malvada madrastra de Ella, recoge los restos de la zapatilla y le revela la identidad de la chica misterio al Gran Duque y lo chantajea para que sea nombrada condesa y sus hijas tengan matrimonios. El duque la da el zapato roto a Kit, con la esperanza de persuadirlo para que se olvide de la chica misteriosa, pero esto hace que Kit más decidido que nunca quiera encontrarla.

El zapato de cristal de Ella.

El Gran Duque y el capitán de los guardias llevan una misión para probar el zapato restante en todas las doncellas de la tierra, pero no encaja en ninguna de ellas. Cuando llegan a la finca Tremaine, el zapato no encaja ninguna de las hermanastras. Los funcionarios vuelven a salir, sólo para escuchar Ella canta ("Lavanda Azul") a través de una ventana que los ratones habían abierto. El Gran Duque intenta salir de todos modos, pero uno de los hombres se revela para ser Kit disfrazado y exige al capitán investigar el sonido. Una vez que encuentran a Ella, Lady Tremaine le prohíbe a Ella probarse el zapato con el falso argumento de que ella es la madre de Ella, pero es rechazada por el capitán. Ella le dice que a la Señora Tremaine que no es, y nunca la llamará y que nunca será su verdadera madre, sino que realmente es su malvada madrastra. Ella y Kit se reúnen por fin. Kit reconoce Ella incluso sin el zapato, que encaja perfectamente. El Gran Duque y las dos hermanastras de Ella les suplican perdón a Kit y Ella. Ella se va con Kit después de perdonar a su malvada madrastra y a sus dos malvadas hermanastras, quiénes són expulsadas todas tres del reino junto con el Gran Duque incluido.

En la boda, Kit y Ella se coronan como el nuevo rey y la nueva reina. El Hada Madrina narra que se convirtieron en los más queridos soberanos de la tierra, gobernando con la valentía y bondad, tal como Ella había prometido a su fallecida madre, y viven felices para siempre.

Reparto[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]