La bestia pop

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «La Bestia Pop»)
Saltar a: navegación, búsqueda
«La Bestia Pop»
de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota
Álbum Gulp!
Publicación 1985
Grabación 1985
Género Rock
Duración 4:31
Discográfica Cielito Records
Escritor(es) Solari/Belinson
Canciones de Gulp!
«Barbazul versus el amor letal»
(1)
«La Bestia Pop»
(2)
«Roto y mal parado»
(3)
[editar datos en Wikidata]

"La Bestia Pop" es una canción de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, publicado en 1985 y es el segundo tema de Gulp!, su primer álbum.

Fue compuesto por el Indio Solari en el momento en que la banda abandonaba la escena under y se preparaba para editar su primer álbum. Se ha hecho conocida sobre todo por incorporar un pasaje musical de la canción que Maurice Jarre compuso para el film Lawrence de Arabia: That is the desert; y un estribillo original que masifico la canción.

La revista Rolling Stone y la cadena MTV la ubicaron en el puesto número n.º 33 de las mejores canciones de la historia del rock argentino.

Interpretación[editar]

Generalmente hay una duda entre los fanáticos sobre quién es realmente "La Bestia Pop"; se le ha acreditado el título al boxeador Carlos Monzón[cita requerida] y a El Negro José Luis (barra brava del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata),[1][2]​ entre otros.

La Bestia Pop (fragmento)

Mi héroe es la gran bestia pop
que enciende en sueños la vigilia
y antes que cuente diez dormirá (...)

Mi amigo está grogui sin destilar
pero yo sé que hay caballos
que se mueren potros sin galopar (...)

Voy a bailar el rock del rico Luna Park
y atomizar la butaca y brillar
como mi héroe la gran bestia pop (...)

Solari ha desmentido todo en dos entrevistas, una cuando había salido a la venta Gulp (1985) y otra en 2007 cuando Rolling Stone nombró a Oktubre el cuarto mejor álbum en su lista de los 100 mejores albumes del rock argentino, revelando un significado que se considera el correcto:

Es como una joda a nosotros mismos y al medio, pero no hay una ironía malsana, es simplemente un chiste. Y de acuerdo a como venga la noche, uno puede estar incitando a ‘brillar, mi amor’ o eso mismo se transforma en algo irónico.

Indio Solari, 1985 ¡Gulp!, en canta Rock.

Ya se empezaban a ver los peligros que tenía transformarse en una gran bestia pop. Hay una segunda estrofa: “Mi amigo está groggy sin destilar/pero yo sé que hay caballos que se mueren potros sin galopar”; que habla de los peligros de la falopa [se conoce como 'falopa' en Argentina a las drogas duras], tiene que ver con todo lo que recibe la gran bestia pop. Y la última estrofa es la oferta de la gente: “Voy a bailar el rock del rico Luna Park/ a atomizar la butaca y brillar como mi héroe la gran bestia Pop“; dice como que soy capaz de hacer cualquier cosa ante tu capricho. Toda esa pintura es muy escueta porque son temas pop, con estrofas cortas y más bien sugerentes. Quizás una de las claves de la perdurabilidad del tema sea la ambigüedad de su letra, que se pone muy de manifiesto en el estribillo: “Vamos a brillar mi amor…” porque allí se critica algo a la vez que se lo celebra. En la cultura que uno absorbió la ambigüedad es permanente. Esa cultura siempre se nutrió de lo demonizado por las culturas oficiales y entonces uno no puede más que padecer esa falta de revelación que le indique con certeza qué está bien y que está mal.

Versiones de otras bandas[editar]

El tema ha sido reversionado por Fabiana Cantilo y Ataque 77 (un fragmento de este tema se escucha en su tema Otras canciones). Inclusive, la banda Los Palmeras le ha hecho una versión de cumbia-santafesina.

Músicos[editar]

Referencias[editar]