Línea mortal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Línea mortal (título original: Flatliners) es una película de 1990 protagonizada por Kiefer Sutherland, Julia Roberts, Kevin Bacon, William Baldwin y Oliver Platt. Narra cómo un grupo de estudiantes de medicina decide llevar a cabo un experimento que consiste en llevar a uno de ellos hasta un estado clínicamente muerto para luego reanimarlo y que cuente la experiencia. Este fue el primer papel importante de Julia Roberts después de Pretty Woman. Allí conoció a Sutherland, con quien casi se casa en la vida real.

Secuela[editar]

En septiembre de 2017 se estrenó una secuela con el mismo nombre en la que también apareció Kiefer Sutherland retomando su papel.