Ir al contenido

Lámpara de aceite

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Lámpara de aceite contemporánea sencialla en arcilla como las que se ven, por ejemplo, durante el Divali en India.

Una lámpara de aceite es una lámpara cuyo combustible es grasa animal (especialmente aceite de ballena), aceite vegetal o incluso aceite mineral.

Prehistoria

[editar]
Lámpara de arenisca de Gabillou.

Primeras lámparas de grasa

[editar]

Según Baffier & Girard (1997), en el Paleolítico Superior, los fondos de las cuevas se utilizaban únicamente para actividades de simbolización.[1]​ «Arte de las tinieblas » cuando se practicaba en cuevas profundas, el arte prehistórico necesitaba una iluminación adecuada. Ese período ha dejado numerosos testimonios de sus medios de iluminación. Más allá de las antorchas inflamadas gracias a su resina, las primeras lámparas de grasa conocidas datan del Paleolítico Superior. Las primeras lámparas cuya función es indiscutible proceden de Laugerie-Haute y se han datado del Gravetiense.[2]

Tipos de lámparas

[editar]

Las lámparas de grasa pueden ser de circuito abierto o cerrado. Con el circuito abierto, la grasa sale derretida por el calor; con el circuito cerrado, está confinada de una manera u otra.[3]

Lámpara de circuito abierto

Fueron muchas las superficies planas o plaquetas que se utilizaron como lámparas, como la piedra caliza del abrigo Blanchard (Indre),[4]​ las placas de arenisca de la cueva de Enlène (Ariège) o las plaquetas de Lascaux.[5]

Lámpara de circuito cerrado
Lámpara de Lascaux en arenisca rosa

Se incluyen en esta categoría las lámparas de grasa hechas de una piedra simple (de piedra caliza tallada, de arenisca roja o rosa o de otro material resistente al fuego) en forma de cubeta o provistas de una cúpula en la que se moja una trenza o enrollamiento vegetal (ramitas maderas resinosas, abeto o enebro) en la grasa animal derretida.

A veces, este tipo de lámpara se forma simplemente a partir de una anfractuosidad o grieta en el relieve de la cueva.[6]

En la cueva des Trois-Frères se utilizó un pecten (concha) como soporte de la luz.[7]

Lámparas con asa

De las aproximadamente 300 lámparas paleolíticas conocidas (en 2010), solo unas treinta están equipadas con un asa de una forma bien definida. La tipología definida por Bastin y Chassaing (1940)[8]​ da dos tipos diferentes de lámparas con asa: las de asa triangular (tipo la Mouthe)[9]​ y las de asa «en raqueta» (tipo Lascaux).

La mitad de ellas están hechas de piedra arenisca y sólo diez son de piedra caliza:[10]​ la piedra arenisca conduce el calor mejor que la piedra caliza y las lámparas de piedra arenisca a menudo tienen un asa.[11]

Tipología de cúpulas o cuencos

Las cucharas pueden ser de formas diversas:

En el Grand abrigo, en el sitio de Garenne en Saint-Marcel (Indre), se ha encontrado una lámpara rara, formada de tal manera que podría llevar cuatro mechas.[13]

Un experimento con una lámpara de este tipo proporcionó una iluminación equivalente a una vela grande, es decir, de 0.5 a 0,6 lux a 50 cm de la pared. Una lámpara sería suficiente para moverse en espacios oscuros, pero se necesitarín varias para iluminar todo un panel de varios metros de largo como los de ciertas obras.[14]​ François Rouzaud piensa que el bajo alcance de estas luces restringiría la exploración y la ocupación prehistórica de las cuevas a las galerías que se abren al mismo nivel que las galerías principales, incluidas aquellas de difícil circulación; porque nunca se habrían visitado las galerías que se abren a más de cuatro o cinco metros sobre el piso principal, aun cuando su acceso fuera fácil.[15]

Una vigilancia constante

[editar]

Tengase en cuenta que el funcionamiento de estas lámparas requiere un control constante y un mantenimiento frecuente: la mecha debe colocarse adecuadamente, las fibras que sirven de mecha no deben caer en la grasa, la grasa misma no debe inundar la mecha;[16]​ cuando comienza a derretirse, el trozo de sebo se debe acercar a la mecha de vez en cuando. Después de aproximadamente una hora, las lámparas deben recargarse agregando otro trozo de sebo.[17]​ Durante el uso, la temperatura de la lámpara aumenta y este aumento acelera el proceso.[18]

El uso de estas lámparas está documentado hasta hace poco y aún hoy entre los esquimales, para quienes esta vigilancia es tarea de las mujeres que utilizan una vara llamada «atizador»;[16]​ lo mismo se aplica a los nganasan.[19]​ Entre los machiguenga[n 1]​ o matsigenka, la preparación de la grasa animal para usar como combustible en las lámparas también es responsabilidad de las mujeres.[20]

Desglose de tipos de lámparas por tipo de sitio

[editar]

Las plaquetas-lámparas que se han encontrado hasta ahora casi siempre lo han sido en las partes oscuras de las cuevas, raramente en las partes iluminadas (excepto en la cueva de las Hadas (Prignac-et-Marcamps) y en Pair-non-Pair su vecina), todavía más raramente en un abrigo rocoso (excepto en Roc de Marcamps en Prignac-et-Marcamps) y nunca al aire libre.[5]​ Pero al margen del caso de las plaquetas utilizadas como lámparas planas, las lámparas son más frecuentes en los sitios que gozan de buena luminosidad: el 71,5% de los sitios están iluminados por la luz del día y el 70,5% de las lámparas provienen de esos sitios, lo que va en contra de la afirmación de C. Perlès (1977)[21]​ para quien las lámparas están «prácticamente ausentes de los espacios al aire libre, se encuentran sobre todo en los abrigos rocosos, y más aún en las cuevas». Independientemente de la luz natural disponible, se tiene un promedio de 2 a 3 lámparas por sitio. Los pocos yacimientos en que han aparecido más de 10 lámparas tampoco son necesariamente cuevas oscuras.[22]

Un error de atribución

[editar]

La lámpara de arenisca rosa-roja de la cueva de Thévenard en Brive-la-Gaillarde en Corrèze, atribuida como típica del auriñaciense por el abad Glory,[23]​ es de hecho magdaleniense.[24]

Intercambios y circulación

[editar]

Las cuevas de Sava en Lespugue (en el extremo noroeste de los Petites Pyrénées) proporcionaron cuatro lámparas magdalenienses: dos del abrigo de los Arpones, una de la cueva de Gouërris y una, decorada, de la cueva de Scilles. Esta última era una de las mayores lámparas conocidas (en 1945), con 19 cm en su mayor dimensión (la mayor conocida en ese 1945 era la de Coual (Lamagdelaine, Lot) con 25 cm en su mayor dimensión);[25]​ también tiene la ventaja de proporcionar una prueba de los intercambios entre los Pirineos y el norte de Aquitania, en este con caso Charente: de las once lámparas paleolíticas «con un asa en forma que presenta una decoración grabada», ocho se han encontrado en Dordoña y dos en Charente, incluida la de Scilles.[26]​ Las lámparas con asas perfiladas, decoradas o no, provienen mayoritariamente de Charente y del norte de Aquitania: de los 30 ejemplos identificados, solo dos se encuentran en los Pirineos.[27]

Lámparas de la Antigüedad y la Edad Media

[editar]

Desde la Edad del Bronce, se han fabricado lámparas de aceite en piedra, terracota o metal, con recipientes abiertos o cerrados que comprenden una o más bocas destinados a acomodar una mecha, y para lámparas cerradas, uno o más orificios de llenado, con mayor frecuencia en el centro de un recipiente formando un embudo. Se utilizaron para la iluminación desde épocas protohistóricas (lámparas de aceite de Akrotiri, en el museo de Santorini, por ejemplo), hasta la Edad Media cuando se utilizaron lámparas de pie o colgantes, a imitación de las romanas.

Sin embargo, ya en la antigüedad, era una práctica común en Mesopotamia el encendido con aceite mineral (nafta).[28]​ Ese aceite se purificaba primero por medios físico-químicos y luego se destilaba, como menciona el erudito persa Al-Razi) en el siglo IX en su Kitab al-Asrar («El Libro de los Secretos»).[29]​ En la Edad Media en Francia, el aceite de colza se usaba en el norte[30][31]​ y el aceite de nuez en el Midi.

La única alternativa a la lámpara de aceite era entonces la antorcha, apta para su uso en exteriores, y luego la vela, en la iluminación de interiores y de uso doméstico.

Las mechas, sin embargo, se fueron especializando y progresando durante milenios, tanto en su naturaleza como en su trenzado y textura.[32]​ Primero trenzadas en caña, lino, cáñamo o lana, luego, a partir del siglo XVII, en algodón; se hicieron planas para asegurar una combustión más regular.

Sin embargo, en el campo, la única fuente de luz ordinaria siguió siendo el fuego de la chimenea hasta un pasado reciente, y aún hoy en día en muchos países.

Avances en la lámpara de aceite a partir de 1780

[editar]
Quinque de aceite, en 1822.
(el pintor estadounidense James Peale visto por su hermano Charles Willson Peale).

La lámpara de aceite siempre ha experimentado dos dificultades: los aceites, siempre demasiado viscosos, luchan por subir en la mecha por capilaridad; y la mecha tiende a carbonizarse y extinguirse.

Los progresos fueron determinantes tanto en la mecánica como en la mejora de las mechas y los quemadores.

  • Joseph Louis Proust, químico francés, inventó hacia 1780 la lámpara de aceite con depósito lateral:[33][34]​ el aceite, situado más alto que el pico, es empujado hacia el pico por su propio peso.
  • Aimé Argand, físico y químico suizo, inventó en 1782 la mecha cilíndrica y la chimenea de chapa, luego de vidrio.[35]·[34]​ Asociado con Lange (o L'Ange), otro inventor, produjo una lámpara conocida como «lámpara de Argand».
  • Antoine Quinquet, farmacéutico, reunió en 1784 las anteriores tres innovaciones[35]​ en la lámpara que lleva su nombre, quinqué, montada sobre un pie. Esta lámpara estaba bien desarrollada y seguirá siendo de uso común hasta la llegada del petróleo.
  • Bertrand Guillaume Carcel inventó en 1800 la lámpara Carcel, más complicada y costosa: comporta un mecanismo de relojería y una bomba para subir el aceite. El depósito ya no está en el costado, sino debajo del quemador.[36]
  • Isaac-Ami Bordier-Marcet, sucesor de Argand, creó en 1809 la lámpara «astral» con un depósito plano dispuesto alrededor del quemador.
  • Finalmente, la lámpara con moderador, en 1837, retomó el principio de la mecánica del pistón, pero se le añadió una aguja móvil reguladora.[35]·[37]

Riesgo sanitario

[editar]
Una lámpara de opio, lámpara de aceite diseñada para facilitar la vaporización e inhalación del opio. Colección de la Universidad de Columbia Británica.

Magnier (1849) indica que «en las lámparas, se quema, en Francia, aceite de colza, purificado con ácido sulfúrico que, si quedaran algunas partes, se reducirían, por combustión, en gas sulfuroso, agente excesivamente irritante del sistema pulmonar, que provocaría asfixia y provocaría tos; todavía se queman allí aceite de semilla de amapola, aceite de semilla de cáñamo y aceite de nuez. Desde el perfeccionamiento realizado por Argand en la fabricación de lámparas, que ahora son de doble tiro, su influencia sobre la salud es menor, pero producen efectos similares [...] Sin embargo, se ha observado que el uso de aceite de nuez era más pernicioso y particularmente que causaba una especie de entumecimiento».[38]

El riesgo comprobado de intoxicación por absorción de la mecha o de pequeñas cantidades de aceite de lla ámpara por parte de niños menores de 3 años llevó a la comunidad europea a elaborar una norma en octubre de 2002, la norma EN 14059. Transpuesta por la AFNOR en 2003, es ahora obligatoria en Francia: cualquier lámpara de aceite importada y/o vendida en Francia debe cumplir con esta norma.

El advenimiento de la lámpara de queroseno a partir de 1853

[editar]

El queroseno, aceite finalmente fluido, al permitir un excelente ascenso del carburante hacia la mecha por capilaridad, provoca el abandono de la lámpara de aceite.

Notas

[editar]
  1. Los machiguenga o matsigenka viven en la parte paraguaya de la Amazonía. Practican agricultura de tala y quema y son semi-residenciales.Smith 2007,, p. 68
  1. Dominique Baffier; Michel Girard (1997). «Le karst d'Arcy-sur-Cure (Yonne) et ses occupations humaines paléolithiques» (sur persee.fr). Quaternaire (en francés) 8 (2-3): 245-255. 1997baffier. , p. 245.
  2. Ronald F. Smith (mai 2007). Smith 2007, ed. An individual-based comparative advantage model: did economic specialization mediate the fluctuating climate of the late Pleistocene during the transition from Neanderthals to modern humans? - Contribution au doctorat de Philosophie-Anthropologie, Susan Antón dir. (sur rucore.libraries.rutgers.edu) (en inglés). New Brunswick, New Jersey. pp. 216 (de 458). 2007smith. Consultado el 27 janvier 2021. .
  3. D. Hitchcock , Stone lamps of the Palaeolithic. Voir au début de cette page trois schémas illustrant les circuits ouvert (« open circuit ») et fermé (closed circuit).
  4. Beaune , 1987b, p. 60.
  5. a b Beaune , 1987a, p. 75.
  6. Brigitte Delluc; Gilles Delluc (2008). Delluc & Delluc 2008, ed. Dictionnaire de Lascaux (en francés). Éditions Sud Ouest. pp. 136-137. .
  7. Beaune , 1987a, p. 48.
  8. Alfred Hyacinthe Bastin; J. Chassaing (1940). «Découverte d'une lampe paléolithique à Domme (Dordogne)» (sur persee.fr). En Bastin & Chassaing 1940, ed. Bulletin de la Société préhistorique française (en francés) 37 (10-12): 219-229. .
  9. Mathieu Langlais; Jean-Marc Pétillon; Sophie A. de Beaune; Pierre Cattelain; François-Xavier Chauvière; Claire Letourneux; Carolyn Szmidt; Claire Bellier; Roelf Beukens; Francine David (2010). «Une occupation de la fin du dernier maximum glaciaire dans les Pyrénées: le Magdalénien inférieur de la grotte des Scilles (Lespugue, Haute-Garonne)» (pdf sur halshs.archives-ouvertes.fr). En Langlais et al. 2010, ed. Bulletin de la Société Préhistorique Française (en francés) 107 (1): 5-51. 2010Langlais. Consultado el 05 janvier 2021. , p. 37.
  10. Langlais et al. , 2010, p. 39.
  11. Beaune , 1987b, p. 64.
  12. André Glory (1961). «Le brûloir de Lascaux» (sur persee.fr). En Glory 1961, ed. Bulletin de la Société d'études et de recherches préhistoriques et Institut pratique de Préhistoire (en francés) (Les Eyzies) 10: 92-97. 1961glory. , p. 178.
  13. Beaune 1987 ,, p. 218.
  14. Sophie Archambault de Beaune (2018). «Le proche et le lointain. La perception sensorielle en Préhistoire - Les sens de la Préhistoire» (sur academia.edu). En Beaune 2018, ed. L'Homme (en francés) (227-228): 69-100. 2018beaune. Consultado el 01 février 2021. 
  15. François Rouzaud (1978présentation en ligne= http://www.archeoaep.fr/?product=aep-3). «La Paléospéléologie, l'homme et le milieu souterrain pyrénéen du Paléolithique supérieur». En Rouzaud 1978, ed. Archives d’écologie préhistorique (en francés) (Ehess) (3). . Citado en Beaune 2018 ,, p. 80
  16. a b Beaune , 1987a, planche XV: « Femme esquimau entretenant une lampe ».
  17. Delluc & Delluc 1979 ,, p. 130.
  18. Delluc & Delluc 1979 ,, p. 129.
  19. Smith 2007 ,, p. 80.
  20. Smith 2007 ,, p. 103.
  21. Catherine Perlès (1977). Perlès 1977, ed. Préhistoire du feu (en francés). Paris: éd. Masson et Cie. p. 180. . Cité dans Beaune 1987a,, p. 43.
  22. Beaune 1987a ,, p. 43.
  23. Glory , 1961, p. 181.
  24. Denise de Sonneville-Bordes (1972). «La grotte de Thévenard, gisement magdalénien près de Brive (Corrèze)» (sur persee.fr). En Sonneville-Bordes 1972, ed. Bulletin de la Société préhistorique française (en francés) 69 (2): 45-48. , p. 45, 47.
  25. A.-H. Bastin (1945). «Les lampes paléolithiques de St-Germain-la-Rivière (Gironde)» (sur persee.fr). En Bastin 1945, ed. Bulletin de la Société préhistorique française (en francés) 42 (1-3): 34-38. , p. 37.
  26. Beaune , 1987a.
  27. Langlais et al. , 2010, p. 47, note 7.
  28. Pline l'Ancien, Histoire naturelle, livre II, 108-109 (lire en ligne), sur agoraclass.fltr.ucl.ac.be (Itinera Electronica).
  29. Zayn, Bilkadi (enero de 1995). «The Oil Weapons» (sur saudiaramcoworld.com). Saudi Aramco World (en inglés). Consultado el octobre 2009.  .
  30. «lien brisé». tela-botanica.org (en francés). Consultado el 17 de enero de 2021. .
  31. «lien brisé». tela-botanica.org (en francés). Consultado el 17 de enero de 2021. .
  32. Laurent Chrzanovski et Ara Kebapcioglu. «Les mèches de l'Antiquité à l'époque moderne». lychnology.org (en francés). Archivado desde el original el 19 de diciembre de 2013. Consultado el 13 de agosto de 2022. .
  33. «L'évolution de l'éclairage». playhooky.fr. 13 octobre 2019. Consultado el 17 janvier 2021. .
  34. a b «Les inventions». phozagora.free.fr (en francés). Consultado el janvier 2021. .
  35. a b c Figuier , 1867, p. 14 et suiv.
  36. Figuier , 1882, Chap. V: Guillaume Carcel invente la lampe à mouvement d'horlogerie. Vie et travaux de Carcel. Description de sa lampe.
  37. Figuier , 1882, Chap. VIII: La lampe à modérateur.
  38. "En Francia, el aceite de colza, purificado con ácido sulfúrico, se quema en lámparas. Si quedara alguna parte de él, se reduciría por combustión a gas sulfuroso, un agente excesivamente irritante para el sistema pulmonar, que provocaría asfixia y tos; también se queman el aceite de adormidera, el aceite de semillas de cáñamo y el aceite de nuez. Desde que Argand mejoró la fabricación de lámparas, que ahora tienen una doble corriente de aire, su influencia sobre la salud es menor, pero producen efectos similares [...] Sin embargo, se pensaba que el uso del aceite de nuez era más pernicioso y provocaba particularmente una especie de entumecimiento.M. Désiré Magnier (1849). Magnier 1849, ed. Nouveau manuel complet de l'éclairage au gaz, ou Traité élémentaire et pratique à l'usage des ingénieurs, directeurs, etc. (sur books.google.be). Manuels Roret (en francés). Librairie Encyclopédique de Forêt. .

Referencias

[editar]

Enlaces externos

[editar]