Klismós

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Klismós con respaldo curvo y cónico, patas curvadas. Estela funeraria de Jantipo, Atenas, ca. 430-420 A.C.

Klismós (en griego antiguo, κλισμός) es un tipo de silla familiar en la antigua Grecia, que está presente en representaciones de muebles antiguos pintados en vasos de cerámica griega y en bajorrelieves desde mediados del siglo V a. C. en adelante.

Antigua Grecia[editar]

En los poemas épicos, al término klismós se le da el significado de sillón, pero no hay una descripción específica con respecto a su forma. en la Ilíada XXIV, después de la petición de Príamo, Aquiles se levanta de su trono, levanta al anciano, va a preparar el cuerpo de Héctor para el funeral y vuelve a ocupar su lugar en su klismós.[1]

Una pintura en un vaso de un sátiro que lleva una silla klismós sobre los hombros ilustra claramente su forma.[2]​ Las patas curvadas y cónicas de la silla klismós divergen hacia delante y hacia atrás, ofreciendo estabilidad. Las patas traseras continúan hacia arriba para apoyar un gran respaldo cóncavo que soporta los hombros de la persona sentada y es lo suficientemente bajo como para apoyar un codo sobre él.

Los klismós cayeron en desuso durante el período helenístico; sin embargo, el teatro de Dioniso, al pie de la Acrópolis de Atenas, del siglo I, esculpió klismoi.[3]​ Cuando se ha representado un klismós en retratos romanos de individuos sentados, las esculturas eran copias de obras griegas. La caída en desuso de los klismos podría deberse a un defecto de diseño, ya que las patas de la silla, que se doblan hacia fuera, podrían no ser capaces de soportar el peso de los que se sentaban en ella.[nota 1]​La caída en desuso de los klismós en podría deberse a un defecto de diseño, ya que las patas de la silla, que se doblan hacia fuera, podrían no ser capaces de soportar el peso de los que se sentaban en ella.

Neoclasicismo[editar]

Los lictores llevan a Bruto los cuerpos de sus hijos, 1789, óleo sobre lienzo, 323 x 422 cm, Museo del Louvre, París.

El uso del klismós se retomó durante la segunda fase arqueológica del neoclasicismo europeo. Estuvieron muy presentes en París en los muebles comprados por el pintor Jacques-Louis David al fabricante de muebles Georges Jacob en 1788, para ser utilizados como accesorios en pinturas históricas por el propio David, ya que el nuevo sentido del historicismo exigía autenticidad visual. Los nuevos muebles aparecen en la pintura de David, Los lictores llevan a Bruto los cuerpos de sus hijos (1789). Sería difícil encontrar un klismós francés de época anterior a las diseñadas por el arquitecto Jean-Jacques Lequeu en 1786 para un mobiliario de estilo «etrusco» para el hotel Montholon,[nota 2]​ en el boulevard Montmartre, y fabricadas por Jacob; el mobiliario ha desaparecido, pero los dibujos en acuarela se conservan en el Cabinet des Medailles.[4]​ Simon Jervis observó que Joseph Wright of Derby incluyó una silla similar en su Penelope Unraveling Her Web, 1783-1784 (Museo J. Paul Getty).[5]

En Londres, las primeras sillas klismós fueron diseñadas por Thomas Hope para su casa en Duchess Street, Londres. Uno, adquirido por el Museo Fitzwilliam fue ilustrado en Recent Acquisitions at the Fitzwilliam Museum,[6]​ el cual George Beaumont había descrito ya en 1804 como «más un museo que otra cosa»;[10] sillas klismós fueron ilustradas por Hope en diversas variaciones en Household Furniture and Interior Decoration (1807), registro de su casa-museo semipública. Una silla klismós también aparece en su cuaderno de dibujos, c. 1812, actualemtne en el Royal Institute of British Architects[7]​ Las sillas klismós en su forma más pura amueblaron la pinacoteca de Hope (pl. II) [8]​ y la segunda sala que contiene vasos griegos (pl. IV), pero las patas de las sillas presentan variaciones sobre el tema clásico ilustrado en placas de cerámica griega. La pintura de Henry Moses Ilustración de nobles jugadores de cartas sentados en sillas klismós, apareció en Hope, Designs of Modern Costume (c. 1812).[nota 3]

Con la presencia de sillas klismós, una colección de vasos griegos, un autorretrato de Adam Buck y su familia, se pensó que representaba significativamente a Thomas Hope.[nota 4]

Las sillas klismós fueron diseñadas para Packington Hall, Warwickshire, por Joseph Bonomi el Viejo.[nota 5]

Un renacimiento académico tan severo podría verse comprometido por características más familiares de la práctica habitual del fabricante de sillas: una silla klismós de principios del siglo XIX de J.E. Höglander, Estocolmo. Las columnas que formaban la parte posterior habían sido una característica de Thomas Sheraton,[9]​ tenía un respaldo acolchado apoyado en cinco columnas delgadas[20] y las caras de las patas estaban ligeramente tapizadas.

Siglo XX[editar]

La fase de clasificación de aliada con Art Deco encontró de nuevo a favor las líneas simples de los klismos: las sillas klismos diseñadas por el danés Edvard Thomspon fueron ilustradas En 1960, T. H. Robsjohn-Gibbings conoció a los ebanistas griegos Susan y Eleftherios Saridis, y juntos crearon la línea de muebles Klismos, recreando muebles griegos antiguos con cierta precisión

La fase clásica del modernismo se alió con el Art Deco, y encontró de nuevo a favor las líneas simples de los klismós: las sillas klismos diseñadas por el arquitecto danés Edvard Thomspon fueron ilustradas en en Architekten, 1922.[10]​ En 1960, T. H. Robsjohn-Gibbings conoció a los ebanistas griegos Susan y Eleftherios Saridis, y juntos crearon una línea de muebles klismos, recreando con cierta precisión muebles griegos antiguos, incluyendo sillas klismós.

Construcción[editar]

La curva larga y elegante de era muy difícil de realizar;[11]​ tenía que ser obtenida de una sola pieza de madera,[12]​ construida usando un ensamblaje de caja y espiga,[13]​ doblando la madera con vapor,[25] o haciendo que la madera se doblara durante el crecimiento.[14][15]

El asiento estaba construido con cuatro duelas de madera torneadas, amarradas a las patas; una red de cordones o tiras de cuero sostenía un cojín o una piel. El klismós fue un invento específicamente griego, sin una inspiración anterior detectable.[16][17]

Notas[editar]

  1. Por ejemplo, las esculturas de los Museos Capitolinos que representan a una mujer sentada (Wanscher 66-67) y a un hombre (Wanscher 68-69), son probablemente copias de originales del siglo IV a. C.
  2. Proyectado por Mathieu de Montholon (1753-1788), Consejero de Estado, Padre de Charles Tristan, marqués de Montholon.
  3. Ilustrado en Margaret Jourdain, "Regency Furniture", edición revisada de 1965, p. 51, fig. 86. Una silla inglesa klismós de 1807 está ilustrada por Jourdain (fig. 84) en la pintura de género «etrusca», sobre terracota roja y negra, en imitación de un vaso griego pintado, con un esquema de color llamado «etrusco», debido a los conceptos erróneos sobre los vasos griegos encontrados en Italia
  4. La pintura se reproduce en la cubierta de John Morley, "Regency Design 1790-1840" (Londres: Zwemmer) 1993; crítica del volumen "The Burlington Magazine 135, número 1085 (agosto 1993), p. 568. Alex Kidson observó en estos estos iconos que representaban la alta cultura, «que el modesto Buck que podría haber sido erróneamente identificado como un conocedor, mecenas y coleccionista extremadamente rico, está fascinado y apunta a un enorme cambio sociológico en los patrones de influencia y mecenazgo».
  5. Las sillas klismós en el neclasicismo europeo han sido tratadas en The Age of Neoclassicism, catálogo de la exposición, 1972, número 1592 (una silla klismós diseñada por el arquitecto danés Nikolai Abraham Abildgaard, c. 1800-09 (Museo de Artes Decorativas de Copenhague) y 1644)

Referencias[editar]

  1. R.M.Frazer, "The κλισμός of Achilles Iliad 24.596-598," GRBS 12 (1971:295-301); Frazer interpreta los versos como no incoherentes; según la etiqueta griega de hospitalidad (xenía), Aquiles ofrece el thronos a Príamo y se sienta en el klismos más modestos.
  2. Richter, Gisela (1966). Furniture of the Greeks, Etruscans and Romans (en inglés). Nueva York: Phaidon Press. pp. 169-197; 276, 510-14. «La ilustración del klismós está en las figuras». 
  3. Da Wanscher, The Art of Furniture (1966), 16; uno ilustrado en Margarete Bieber, Die Denkmäler zum Theaterwesen im Altertum (1920), l, 4.
  4. Jarry, Madeleine; Devinoy, Pierre (1973). Le siège français (en francés). Friburgo: Office du Livre. p. 260 y fig. 56. 
  5. Jervis, Simon (mayo de 1991). «Reviewing Herculaneum paa Sjoelland (1988)». Getty Guide: Penelope Unraveling Her Web. The Burlington Magazine (en inglés) 133 (1058): 329. Archivado desde el original el 7 de junio de 2010. Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  6. «Recent Acquisitions at the Fitzwilliam Museum, Cambridge». Suplemento del'The Burlington Magazine (en inglés) 137 (1102): 59-64, fig. xix en p. 64. enero de 1995. 
  7. Watkin, David; Lever, Jill (1980). «A Sketch-Book by Thomas Hope». Architectural History (en inglés) (23): 52-187. 
  8. «Thomas Hope». Architectural History (42): 56, pl. II. 1980. 
  9. Sheraton, Thomas (1992). The Cabinet-Maker and Upholsterer's Drawing-Book, Part III, 1793 (en inglés). Láminas 32-34, 36, todas datadas en 1792, y en el Appendix 1794; láminas 25, 28, datadas en 1793, y 49, datada en 1794. Dover. 
  10. Selkurt, Claire (Primavera de 1987). «New Classicism: Design of the 1920s in Denmark». The Journal of Decorative and Propaganda Arts (en inglés) (4): 16-29. «Contiene una reproducción en la figura 7 de la página 25». 
  11. Pile, J.F. (2005). A History of Interior Design (en inglés). Laurence King Publishing. p. 37. ISBN 9781856694186. Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  12. «Klismos | Greek chair | Britannica.com». britannica.com (en inglés). Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  13. Postell, J. (2012). Furniture Design (en inglés). Wiley. p. 76. ISBN 9781118353158. Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  14. Davies, David (1 de junio de 1996). «Plant your own furniture. Watch it grow». The Independent (en inglés) (Reino Unido). Consultado el 19 de noviembre de 2018. 
  15. Rodkin, Dennis (25 de febrero 25 de 1996). The Gardener (en inglés). Cllicago Tribul1e Sunday. 
  16. Wanscher, Ole (1966). Las sillas klismós se tratan en las páginas 15-17, ilustraciones de las páginas 63-69. The Art of Furniture: 5000 Years of Furniture and Interiors (en inglés) (Nueva York, Londres, Ámsterdam: Reinhold): 15. «This chair possesses a profound originality unusual in the history of furniture». 
  17. Véase también Singer, Charles; Holmyard, E.J.; et al. (1956). A History of Technology II: The Mediterranean Civilization and the Middle Ages (en inglés). Oxford: Oxford University Press. p. 22. 

Enlaces externos[editar]