King Kong 2

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

King Kong 2 (King Kong Lives) es una película estadounidense estrenada en EE.UU. el 19 de diciembre de 1986. Es la secuela de la película King Kong (1976).

Argumento[editar]

King Kong, tras ser baleado desde el World Trade Center, es mantenido vivo en coma por 10 años en el Instituto de Atlanta, bajo el cuidado de la cirujana Amy Franklin (Linda Hamilton). En orden de salvar la vida de Kong, la Dra. Franklin debe realizar un trasplante de corazón y darle a Kong un corazón artificial monitoreado por computadora. Sin embargo, ha perdido demasiada sangre, lo que hace necesaria una transfusión y para complicar las cosas, Franklin dice que no existe tal especie de simio u otro animal cuyo tipo de sangre sea del mismo tipo que la de Kong. Llega un aventurero, Hank "Mitch" Mitchell (Brian Kerwin), quién captura una gorila gigante hembra, a quién llama "Lady Kong"; en Borneo , trayéndola al Instituto para que su sangre pueda ser utilizada para la operación de Kong. La transfusión y el trasplante son un éxito, pero Kong escapa junto con la hembra.

Archie Nevitt (John Ashton), un desquiciado teniente coronel, es llamado con sus hombres para cazar y matar a los dos simios. Lady Kong es capturada viva por las tropas de Nevitt y es encerrada; Kong cae de un risco y se presume muerto, pero cuando Franklin y Mitchell lo descubren, el corazón artificial de Kong empieza a fallar, forzando a ambos a intentar liberar a Lady Kong solo para descubrir que está preñada de Kong. El escape es un éxito gracias a Kong, quién sobrevivió la caída y libera a su compañera. Tras ser seguido, atacado y disparado por los militares, Kong mata al Teniente Coronel Nevitt y muere lentamente cerca de una base militar en una granja donde Lady Kong da a luz a un saludable macho bebé. Kong logra tocar a su hijo antes de morir. Enviados de vuelta a Borneo, Lady Kong vive en paz con su hijo en la jungla.

Recepción[editar]

King Kong Lives tuvo una recepción negativa. En Rotten Tomatoes, tiene un puntaje de 0% sobre la base de 9 reseñas.[1] Roger Ebert le dio a la película solo una de cuatro estrellas y declaró, "El problema con todos en King Kong Lives es que ellos están en una película aburrida y ellos saben que están en una película aburrida, y ellos solamente no pueden motivarse a sí mismos para hacer un esfuerzo."[2]

A pesar de su campaña de marketing, King Kong Lives fue un fracaso en la taquilla,[3] recaudando $4.7 millones de dólares durante su exhibición en los cines.[4] La película fue nominada a un Premio Razzie, al de los peores efectos visuales. El actor Peter Goetz recibió un cheque residual de 12 centavos de la película, y lo enmarcó a modo de tributo, para nunca cobrarlo.

Referencias[editar]