Kickball

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Plantilla:Wikifiquear


Comúnmente conocido como “el fútbol de béisbol” o el “béisbol del fútbol”, el kickball se inventó en Estados Unidos en 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Ese año, el periodista norteamericano Ernie Pyle reportó este juego practicado por los soldados de su país en la Campaña del Norte de África. Hoy se juega en varios países, principalmente en parques y escuelas, aunque también hay competiciones. Además de los Estados Unidos, es muy popular en México y Venezuela.

“Kickball” significa en español “patada al balón”. También se le llama kickbol, kickingball, futbeis o futbase. Es muy parecido al béisbol y al softball, ya que se juega con cuatro bases en una cancha diamante. De hecho, es conocido como el “béisbol con los pies” (la pelota se patea en vez de golpearse con el bate), si bien tiene sus propias reglas. El reglamento oficial de kickball es impartido por la asociación mundial WAKA (World Adult Kickball Association).

Reglas del kickball o futbase

El kickball se juega con dos equipos de 8 a 11 jugadores (aunque la nómina debe consistir entre 12 y 26). Consiste en patear un balón de vinilo de 6 por 6 centímetros, anotando la mayor cantidad posible de carreras en cinco entradas (también puede jugarse en siete o nueve entradas, extra-oficialmente). Cada entrada dura entre 45 y 90 minutos. Gana el equipo que anote más carreras.

Se juega de la siguiente manera: se sortea cuál equipo entra en el campo primero (equipo de lanzadores), mientras que el otro equipo se coloca en fila, detrás del backstop (equipo de pateo). El equipo de lanzadores se distribuye en el campo de modo similar que en el béisbol: un lanzador (pitcher) en la cuarta base, un receptor, primera, segunda y tercera base, más tres jardineros. El equipo de pateo tiene un pateador dentro del cuadro de patadas, análogo al bateador en béisbol.

La pelota debe lanzarse de modo que al llegar al plato esté rodando en el piso. Si la pelota es pateada y entra en juego, el pitcher corre a la primera base y los jugadores del equipo de lanzadores intentan sacar al pateador. Las carreras se anotan a lo largo de la acción del juego, cuando un jugador a la ofensiva recorre todas las bases hasta llegar al home. La entrada termina cuando el equipo de lanzadores gana tres outs y se intercambian las posiciones. Si el pateador consigue tres strikes, patea el siguiente jugador de la línea. Al final de las cinco entradas, el equipo con más carreras gana el partido.