Kepler-10b

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Kepler 10b
Exoplanet Comparison Kepler-10 b.png
Comparación de tamaño de Kepler-10b con la Tierra.
Descubrimiento
Fecha 10 de enero de 2011
Método de detección Tránsito
Estado Anunciado
Estrella madre
Estrella Kepler 10[1]
Constelación Draco
Ascensión recta (α) 19h 02m 43s
Declinación (δ) +50° 14′ 29″
Distancia estelar 564 ± 88 años luz, (173 ± 2 pc)
Tipo espectral G
Magnitud aparente 10.96
Masa 0.895 ± 0.6 M
Radio 1.056 ± 0.021 R
Temperatura 5627 ± 44 K
Metalicidad [Fe/H] −0.15 ± 0.04 (Fe/H)
Edad 11.9 ± 4.5 Ga
Elementos orbitales
Inclinación 84.4 (−1.6+1.1) °
Semieje mayor 0.01684 (−0.00034+0.00032) UA
Excentricidad 0
Elementos orbitales derivados
Período orbital sideral 0.837495(−5e-06+4e-06) días
Características físicas
Masa 0.0143 (−0.004+0.0036) MJúpiter
Radio 0.127 ± 0.0003 RJúpiter
Gravedad 22 m/s2
[editar datos en Wikidata]

Kepler 10b es un exoplaneta descubierto por la Misión Kepler de la NASA, es el exoplaneta más pequeño conocido hasta ahora descubierto por el método de "tránsito". Juntos con el COROT-7b, descubierto en 2009, es uno de los primeros planetas rocosos hallados.[2] El descubrimiento del exoplaneta se basa en ocho meses de datos recogidos a partir de mayo del 2009 hasta principios de enero del 2010.[3] Usando los datos de Kepler, el Observatorio W.M. Keck confirmó la existencia de Kepler-10b con mediciones de velocidad radial obtenida con el instrumento HIRES.

Estrella[editar]

La estrella del exoplaneta Kepler-10 fue la primera en ser identificada como capaz de albergar un pequeño planeta en tránsito, colocando a la estrella en la parte superior de la lista de observaciones basadas en la tierra con el telescopio de 10 metros Keck en Hawái. Kepler-10 está situado 560 años luz de nuestro sistema solar en la constelación de Draco y es aproximadamente del mismo tamaño que nuestro sol. La edad de la estrella se estima en 11.900 millones de años.

Planeta[editar]

Kepler-10b tiene 1,4 veces el tamaño de la Tierra. Orbita a su estrella, Kepler-10, en menos de un día, y a menos de una vigésima parte de la distancia de Mercurio al sol. Su temperatura superficial es de unos 1600 Kelvin, que es lo suficientemente caliente como para derretir el oro. A esa distancia de su estrella, la probabilidad de que se encuentre anclado por marea es extremadamente alta, lo que en tales condiciones conllevaría la presencia de un océano de magma que cubriese la práctica totalidad del hemisferio diurno del planeta.

Significancia[editar]

El descubrimiento de Kepler-10b fue una consecuencia directa del perfeccionamiento de los métodos de investigación exoplanetaria. Su hallazgo supuso un aumento significativo de la probabilidad de detección de planetas cada vez menos masivos, compuestos principalmente de hierro y roca a imagen de la Tierra. En los años siguientes, la misión Kepler permitió la confirmación de cuerpos de masa terrestre orbitando la zona de habitabilidad de sus estrellas, como Kepler-438b.

Véase también[editar]

Kepler 10b según concepto de un artista.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. «Summary Table of Kepler Discoveries». NASA. 26 de agosto de 2010. Consultado el 1 de septiembre de 2010. 
  2. «BBC News». BBC. 10 de enero de 2010. Consultado el 1 de noviembre de 2010. 
  3. «NASA'S Kepler Mission Discovers Its First Rocky Planet». NASA. 10 de enero de 2011. Consultado el 10 de enero de 2011. 

Coordenadas: Mapa celestial 19h 2m 43s, +50° 14′ 29″