Gallimathias musicum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «KV 32»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Gallimathias musicum (título latino que en español significa ‘Galimatías musical’) en re mayor, K. 32+Anh. 100a, es un quodlibet compuesto por Wolfgang Amadeus Mozart a comienzos del año 1766 en La Haya, en el transcurso de su gran viaje por Europa.

Instrumentación y estructura[editar]

La obra está escrita para cuerdas, dos trompas, dos oboes, fagot y clave. Consta de diecisiete movimientos:

  1. Molto allegro
  2. Andante en re menor
  3. Allegro
  4. Pastorella en sol mayor
  5. Allegro
  6. Allegretto en la mayor
  7. Allegro
  8. Molto adagio en sol mayor
  9. Allegro en do mayor
  10. Largo en re menor
  11. Allegro
  12. Andante en fa mayor
  13. Allegro en mi bemol mayor
  14. Menuet en fa mayor
  15. Adagio en re menor
  16. Presto
  17. Fuga en fa mayor

Su interpretación suele durar unos veinte minutos.

Historia[editar]

A su regreso del gran viaje de la familia Mozart por Europa (1764-1766), Leopold Mozart recibió una propuesta «tan atractiva» que no pudo rechazar, retrasando su regreso a Salzburgo para pasar una temporada en Holanda, desde septiembre de 1765 hasta abril de 1766. Durante su estancia allí, Wolfgang y su hermana Nannerl ofrecieron numerosos recitales en diferentes ciudades; además, el pequeño Mozart, que tenía diez años, recibió algunos encargos compositivos, entre ellos el Gallimathias musicum, compuesto con ocasión de la proclamación de Guillermo V, príncipe de Orange, como regente de Países Bajos.

En la actualidad, se dipone de unas cuantas referencias directas a esta obra. Leopold escribió, en la lista de composiciones de Wolfgang que elaboraba, lo siguiente en la entrada de esta obra: «Un quodlibet bajo el título de Gallimathias musicum para dos violines, dos oboes, dos trompas, cembalo obligato, dos fagotes, viola y bajo. Todos los instrumentos tienen sus solos y, al final, hay una fuga con todos los instrumentos, basada en una canción holandesa llamada Príncipe Guillermo. Compuesto para Su Alteza el Príncipe de Orange». Por su parte, Nannerl Mozart escribió a Friedrich Schlichtgroll en 1792 sobre las «celebraciones por la investidura del príncipe de Orange, acaecidas el 11 de marzo [...] para esta festividad, el hijo compuso un Quotlibet [sic] para todos los instrumentos».

La proclamación de Guillermo V como regente de los Países Bajos tuvo lugar el 8 de marzo, pero las festividades se extendieron desde el 7 hasta el 12 de marzo de 1766. El 16 de mayo, Leopold escribió a Lorenz Hagenauer que, debido a las festividades, a Wolfgang se le había requerido que produjese seis sonatas para violín y teclado (KV 26-31), algunas arias y «algo para el concierto del príncipe», que probablemente fue Gallimathias musicum.

Siempre se ha considerado que el Gallimathias Musicum se estrenó el 11 de marzo, ya que es la fecha que ofrece Leopold en su carta del 16 de mayo de 1766. Sin embargo, no existe una aboluta certeza para esto; en un libro publicado en 1909, Het Muziekleven in Nederland in de tweede Helft der 18e Eeuw in Verband met Mozarts Verblijf aldaar, Daniel Francois Scheurleer, a partir de documentos presentes en el Archivo de la Casa Real y las cuentas de la Corte, afirma que no hubo ningún concierto festivo en esa fecha, sino únicamente un baile de la corte (el 28 de febrero) y música de mesa (los días 8, 10 y 12 de marzo —con música proporcionada por J. J. Muller). Scheurleer señaló que no hubo concierto alguno al cual asistiese el príncipe en la tarde del 11 de marzo, ya que el príncipe visitó la ópera. De esta forma, es probable que el Gallimathias musicum de Mozart se interpretase en una de las sesiones de "música de mesa".

Fuentes de la música[editar]

El Gallimathias musicum presenta algunos movimientos que se compusieron tomando como base otras piezas ya existentes. Tal es el caso del Allegro n.º 10, cuya melodía procede de la canción popular Eahna achte müssenens' sein, que era muy conocida en la época y se halla en obras de otros compositores, incluido el Cuarteto de cuerda Op. 3/6 de Joseph Haydn y su Capriccio para piano en sol mayor (Hob XVII:1). La Pastorella n.º 2a parafrasea la célebre Resonet in laudibus o Joseph, lieber Joseph mein, canción que Mozart conoció probablemente en un arreglo para viento en compás de cuatro partes, elaborado por el trompetista Bartolomeo de la Corte de Salzburgo. El Minueto n.º 15 es una mera instrumentación del Minueto para clave n.º 19 del Nannerl Notenbuch de 1759. Por su parte, la Pastorella n.º 5 está basada en la canción popular suaba Es hat sich halt eröffnet, que Leopold Mozart usó también en el trío del primer minueto de su Bauernhochzeit.

En un artículo publicado en 1998 en Mittelungen der Internationale Stiftung Mozarteum, Robert Münster descubrió dos fuentes más para el Gallimathias Musicum. El Largo de trece compases (o Adagio n.º 11) y el Adagio (n.º 16) de veintiún compases son transcripciones para cuerda de piezas para órgano compuestas por el kapellmeister de la Corte de Salzburgo, Johann Ernst Eberlin.

Wolfgang Plath, concluyó que el Gallimathias musicum no es un quodlibet en el que los oyentes de la época pudieran reconocer todos los temas —como solía ocurrir con este tipo de piezas—; sin embargo, la obra le aportaría a ese público el encanto musical del sur de Alemania y quizá un sonido casi exótico. Así, «el niño prodigio de Salzburgo, con toda suerte de piezas curiosas, mostró su respeto a una corte extranjera».

Manuscritos[editar]

Esta obra ha llegado a nosotros en cuatro manuscritos que representan dos versiones distintas de la obra. El primero es un autógrafo de la partitura completa puesto junto a otros dos fragmentos suplementarios (presente en la Biblioteca Nacional de Francia en París y en el Gemeentemuseum de La Haya). El autógrafo de París contiene los cuatro primeros tiempos, mientras que el de La Haya presenta los movimientos 5 a 16 y el 18. En estos manuscritos aparece la escritura del pequeño Wolfgang en algunos fragmentos y la de su padre en una porción significativa de la obra.

Por otra parte, hay dos series de piezas que son idénticas en contenidos, pero con bastantes pequeñas diferencias como para rechazar que exista una dependencia directa entre ellas. Estas partituras se hallan en la Donaueschingen y en la Biblioteca Nacional de Francia. Ambas tienen páginas de título que dan a Wolfgang Mozart como compositor y las califica de «Quottlibet [sic] musicum» o «Gallimathias Musicum». Aquí se encuentra la única fuente musical para el décimo séptimo movimiento, así como un texto para el noveno; sin embargo, no toda la música de los dos manuscritos arriba mencionados se emplea en esas dos series de partituras. Wolfgang Plath afirma que la única explicación posible para esas series de partes —de las que no existe duda de que fueron originadas en el siglo XVIII— es que Leopold se llevase consigo una copia de la partitura para que la copiasen e interpretasen en París (entre el 10 de mayo y el 9 de julio de 1766) y Donaueschingen (entre el 17 y el 18 de octubre de 1766).

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]