Justino Fernández Mondoño

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Justino Fernández Mondoño
Justino Fernandez.jpg

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Justicia de México
1 de diciembre de 1905-27 de marzo de 1911
Presidente Porfirio Díaz
Vicepresidente Ramón Corral
Predecesor Nuevo cargo
Sucesor Demetrio Sodi Guergué

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Justicia e Instrucción Pública de México
19 de abril de 1901-30 de noviembre de 1905
Presidente Porfirio Díaz
Vicepresidente Ramón Corral
Predecesor Joaquín Baranda
Sucesor Justo Sierra Méndez
(Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes)

Escudo de Armas Oficial del Estado de Hidalgo.png
Gobernador de Hidalgo
1 de abril de 1873-5 de noviembre de 1876
Predecesor Antonio Tagle
Sucesor Rafael Cravioto

Director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia
16 de enero de 1885-14 de agosto de 1901
Predecesor Simeón Arteaga
Sucesor Luis Méndez

Coat of arms of Mexican Federal District.svg
Gobernador del Distrito Federal
6 de enero-9 de febrero de 1861
Predecesor Francisco G. Casanova
Sucesor Miguel Blanco Múzquiz

Información personal
Nacimiento 22 de junio de 1828 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ciudad de México, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 19 de agosto de 1911 Ver y modificar los datos en Wikidata (83 años)
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Francisca Castelló y Rivas (1841-1885)
Sergia García
Educación
Educado en Escuela Nacional de Jurisprudencia
Información profesional
Ocupación Abogado y político

Justino María de los Remedios José Juan Bautista Fernández Mondoño (Ciudad de México, 22 de junio de 1828Ibídem 19 de agosto de 1911) fue un abogado, catedrático y político mexicano.

Integrante del Congreso Constituyente de 1856, fue uno de impulsores para la creación del Estado de Hidalgo y posteriormente su segundo gobernador, sucediendo al Sr. Antonio Tagle. Sirvió como gobernador de 1873 a 1876, cuando fue destituido durante la Revolución de Tuxtepec. En sus últimos años desempeño el cargo de Secretario de Justicia e Instrucción Pública en el gabinete del presidente Porfirio Díaz.

Orígenes[editar]

Nació en la Ciudad de México el 22 de junio de 1828. Hijo del jurista Alonso Tomás Fernández Pérez y de doña María de los Dolores Mondoño y Fernández.

Aunque nacido en la capital, Justino vivió los primeros años de su vida en Actopan, lo que hoy es Hidalgo, en las haciendas de Totoapa, Tepenacasco y Zupitlán, propiedades de sus padres.

Su padre, Alonso, fue un jurista reconocido que fungió como diputado en el Congreso del Estado de México y posteriormente el Congreso de la Unión, también fue Magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Su hermano mayor, José Fernández Mondoño, se convirtió en el primer edil de Tulancingo en 1869 y posteriormente fue diputado federal.

Vida política[editar]

Justino siguió los pasos de su familia y en 1852 se graduó de la Academia de Jurisprudencia Teórico Practica, siendo su tesis sobre actos jurídicos en países extranjeros. De talante liberal, apenas cinco años después, Justino se convertiría en uno de los constituyentes más jóvenes de la Constitución de 1857.

Constituyente 1857[editar]

Fue electo diputado del Congreso de la Unión desde 1855 y miembro de la Junta de Notables como representante de México al promulgarse la Constitución de 1857.

Fue brevemente Regidor del Ayuntamiento de México en 1857, destituido ese mismo año a raíz del golpe de estado conservador que desconoció la Constitución de 1857 y dejó al país con dos presidencias de facto, una conservadora, bajo Félix María Zuloaga, y otra liberal, bajo Benito Juárez. Esto conllevaría al inicio de la Guerra de Reforma.

Justino, fiel a sus convicciones liberales, se retiró de la esfera política hasta el fin de la Guerra de Reforma en 1860. Fue restituido, interinamente, como Regidor del Ayuntamiento de México en 1861.

Segundo Imperio Mexicano[editar]

En noviembre de 1861, junto con José Luis Revilla y Alejandro Garrido, comienza las primeras gestiones para erigir el Estado de Hidalgo con los Distritos de Tula, Tulancingo, Huejutla, Teotihuacán y Texcoco, pertenecientes al Estado de México. Dirigieron una carta circular a los vecinos de dichos distritos para oír su opinión y dar forma a la idea. Sin embargo, las gestiones llegaron a su fin con la intervención francesa en México.

Entre 1862 y 1867, Justino nuevamente se retiró de la política en protesta del Segundo Imperio Mexicano. Al término de este en 1867, y con la restitución de Benito Juárez en la presidencia, Justino fue electo diputado federal y Ministro de la Suprema Corte de Justicia en ese mismo año.

En 1867 se dio un segundo intento para la creación del Estado de Hidalgo. Este intento dio frutos y el 17 de marzo de 1868 en sesión del Congreso de la Unión aprobó crear el estado de Hidalgo con los distritos de Actopan, Apan, Huejutla, Huichapan, Huascazaloya, Ixmiquilpan, Tula, Pachuca, Tulancingo, Zacualtipán y Zimapán.

Gobernador del Estado de Hidalgo[editar]

Justino desempeñó el cargo de Secretario de Gobierno del Estado de Hidalgo de 1871 a 1873 bajo el gobernador Antonio Tagle.

El 1 de abril de 1873 fue electo Gobernador del estado de Hidalgo, cargo que desempeñó hasta el 5 de noviembre de 1876, cuando fue destituido durante la Revolución de Tuxtepec.

Convencido que la única forma de garantizar el crecimiento del joven estado era la educación de sus jóvenes, Justino estableció en Pachuca los primeros colegios privados (uno protestante y otro católico) y optimizó la infraestructura escolar, con la finalidad de proporcionar los adelantos más modernos a la juventud, que serían los principales encargados de contribuir al progreso del estado.[1]

Durante su administración se mejoraron los caminos a Tulancingo y Actopan, y puso en funcionamiento la comunicación telegráfica entre Pachuca, Actopan, Ixmiquilpan, Zimapán y Jacala.[1]

Justino también logró importantes avances en la reducción de la criminalidad del estado, adquiriendo un gran número de armas y municiones para mejorar los cuerpos militares.[1]

La Revolución de Tuxtepec dio fin a su gobierno. El general Rafael Cravioto, por órdenes de Porfirio Díaz, obligó a Justino a dimitir el 5 de noviembre de 1876.

Director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia[editar]

Después de su renuncia al gobierno del Estado de Hidalgo, Justino volvió a la práctica privada como abogado. Al mismo tiempo, se desempeñó como diputado federal de 1881 a 1885. A mediados de su gestión como diputado, en 1884, Justino fue motivo de elogios por parte de la prensa liberal cuando confrontó al jefe de la policía que irrumpió en la Cámara de Diputados con el fin de arrestar a estudiantes disidentes que ahí se refugiaban: "¡El recinto del poder legislativo de la República convertido en oficina de policía!...¡Aquí solo entran los diputados! ¡Fuera!". El periódico El Tiempo, destacó que el exabrupto sorprendió hasta a sus mismos compañeros diputados, siendo bien conocido el carácter tenue y dignificado de don Justino.[2]

Porfirio Díaz reconoció las aptitudes de don Justino, que en 1884 se había convertido en su tío político, al contraer matrimonio con Carmen Romero Rubio y Castelló, sobrina política de don Justino. Específicamente, Díaz notó su trayectoria y posiciones en el ámbito de la educación, y en 1885, don Justino fue designado director de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, cargo que desempeñó hasta el 14 de agosto de 1901.

Gabinete del presidente Porfirio Díaz[editar]

El 18 de abril de 1901, a sus 73 años, don Justino fue designado Ministro de Justicia e Instrucción Pública, nombrando a Justo Sierra Méndez como Subsecretario de Instrucción Pública. El nombramiento sorprendió a muchos a causa de la considerable edad de don Justino y, sin negar su importante trayectoria, el lazo familiar que lo unía con el presidente Díaz. Sin embargo, el nombramiento resultó beneficioso para los otros integrantes del Gabinete de Porfirio Díaz, pues don Justino representaba ideologías moderadas que eran aceptables para Los Científicos, y no objetadas por los miembros más liberales del gabinete.[3]

Durante su gestión en las secretarías, don Justino se convirtió en un cercando consejero del presidente Díaz. Esto no molestó a los otros secretarios de estado; por el contrario, la edad de don Justino prevenía cualquier ambición política futura de su parte, y al no pertenecer propiamente a ningún bando de las distintas facciones del gabinete, actuó en varias ocasiones como intermediario entre el presidente y los otros secretarios.[4][5]

Si bien don Justino mantuvo relaciones cordiales con la mayoría del gabinete presidencial, no fue siempre así con su subsecretario Justo Sierra. De ideas y caracteres diferentes, Sierra se sentía constantemente frustrado respecto al carácter necio de don Justino, que no siempre apoyaba sus ideas progresistas, y en ocasiones tuvo que recurrir al Secretario de Hacienda, José Yves Limantour, amigo de ambos, para que apoyara sus causas.[6][7]

En 1905, la secretaría se convirtió en dos, manteniéndose don Justino frente a la Secretaría de Justicia y Justo Sierra frente al Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes (la actual Secretaría de Educación Pública).

El 27 de marzo de 1911, ante la inminente revolución, don Justino fue el primer miembro del gabinete presidencial de Porfirio Díaz en renunciar a su cargo, aunque por motivos de salud.[8]

Murió a los 83 años de un infarto, apenas cinco meses después de abandonar su cargo, el 19 de agosto de 1911, en la Ciudad de México, siendo el primer secretario del último gabinete de Porfirio Díaz en morir, así como el último diputado constituyente de la Constitución de 1857.

Vida personal[editar]

El segundo de nueve hermanos, Justino contrajo matrimonio con Francisca Castelló y Rivas (1841-1888), en 1868. Juntos tuvieron ocho hijos que sobrevivieron la niñez: Alonso, Justino, Adela, Francisco, Luis, José Manuel, Enrique y Alfredo.

Años después de la muerte de doña Francisca Castelló de Fernández en 1888, contrajo segundas nupcias con doña Sergia García (1871-1949), con la que tuvo cuatro hijos que sobrevivieron la niñez: Guillermo, Leonor, Jesús y Justino Fernández García, famoso esteta y académico mexicano.

Referencias[editar]

  1. a b c «Gobernadores del Estado de Hidalgo». www.oem.com.mx. Consultado el 4 de noviembre de 2016. 
  2. Díaz Y de Ovando, García Barragán Martínez, Clementina, Maria Alicia (1972). La Escuela Nacional Preparatoria Los Afanes Y Los Dias 1867-1910. Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Estéticas. p. 126. Consultado el 4 de noviembre de 2016. 
  3. «Obra Educativa de México». obraeducativademexico.blogspot.mx. Consultado el 4 de noviembre de 2016. 
  4. «- Recopilaciones / Carlos Durón García». diariodelsur.com.mx. Consultado el 4 de noviembre de 2016. 
  5. Bulnes, Francisco (1920). El Verdadero Diaz y la Revolución. Eusebio Gómez de la Puente, editor. 
  6. «Detalle». www.archivo.cehmcarso.com.mx. Consultado el 4 de noviembre de 2016. 
  7. Sierra, Justo (1999). Alfonso Rangel Guerra, ed. Epistolario y papeles privados. Universidad Autónoma de México. Consultado el 4 de noviembre de 2016. 
  8. Comisión Nacional para las Celebraciones del 175 Aniversario de la Independencia Nacional y 75 Aniversario de la Revolución Mexicana (1985). Gobierno de México, ed. Así fue la Revolución mexicana. Los protagonistas.