Jurado Nacional de Elecciones (Perú)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Jurado Nacional de Elecciones
JNE.svg

JNELima.jpg
Sede del JNE.
Información general
Acrónimo JNE
Tipo Organismo constitucional autónomo
Fundación 1931
País Bandera del Perú Nacional
Sede Lima
Organización
Presidente Víctor Ticona Postigo
Sitio web

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) es un organismo constitucional autónomo del Estado Peruano. Tiene como finalidad fiscalizar la legalidad del ejercicio del sufragio, los procesos electorales y las consultas populares, garantizando el respeto a la voluntad ciudadana. En consecuencia es el órgano encargado de proclamar los resultados electorales y otorgar los reconocimientos o credenciales correspondientes a las autoridades electas. Así mismo tiene como función el dictar resoluciones de carácter general, para reglamentar y normar las disposiciones electorales.

Finalmente, el jurado revisa en grado de apelación las resoluciones expedidas en primera instancia por los Jurados Electorales Especiales y resuelve en definitiva las controversias sobre materia electoral. También decide en segunda y última instancia sobre los casos de vacancias declaradas por los Concejos Regionales y Municipales.

Es un órgano colegiado, cuyos cinco integrantes son elegidos por distintas entidades del Estado. El presidente es elegido por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, y los restante cuatro magistrados son designados por la Junta de Fiscales Supremos, por votación universal de los Abogados de Lima, y por los Decanos de Facultades de Derecho uno de las universidades públicas y otro de las privadas.

Dentro del Jurado Nacional de Elecciones se encuentra el Registro de Organizaciones Políticas, donde se mantienen inscritos los partidos políticos vigentes. Su sede se encuentra en la ciudad de Lima.

El actual presidente del Jurado Nacional de Elecciones es Víctor Ticona Postigo.

Historia[editar]

Desde el nacimiento de la época republicana, no existió propiamente un verdadero órgano rector de las elecciones populares. Las normas de entonces señalaban la existencia de juntas o colegios electorales, inclusive se instituyó alguna vez un poder electoral, como órganos ejecutores de los procesos de elecciones. Pero, en la práctica, éstos fueron manejados principalmente por el Ejecutivo o el Legislativo.

No obstante, en esta etapa se dieron diversas normas electorales. Entre ellas, el Reglamento de Elecciones para el Congreso (1822), la Ley de Elecciones Municipales (1824), los Reglamentos de Elecciones de 1839 y 1849, la Ley de Elecciones de 1857 y 1861 y la Ley Orgánica de Elecciones (1892).

El siglo XX no trajo grandes cambios para los órganos electorales ni para el sistema de elecciones. El país afrontó varios procesos electorales con la misma tónica de antes, sin contar con un órgano electoral imparcial, independiente y autónomo, y con un electorado limitado únicamente al varón contribuyente al fisco.

Luego, se dictaron nuevas disposiciones como la Ley de Elecciones (1896), la cual, por primera vez, creó la Junta Electoral Nacional, organismo colegiado de 9 miembros, y las Juntas Electorales Departamentales, así como el Registro Electoral.

Otras leyes de esta etapa son la Ley N° 861 de Elecciones Políticas (1908), la Ley N° 1072 de Elecciones Municipales (1909), la Ley N° 1533 de Elecciones Políticas (1912) y la Ley Electoral (1912).Esta última norma determinó la directa participación de la Corte Suprema en la conducción de las elecciones, como las de 1913 y 1915.

En 1930, el comandante Luis Miguel Sánchez Cerro instauró una Junta de Gobierno Militar, en Lima. Pero los acontecimientos políticos de coyuntura hicieron que renunciara al cargo y posibilitara la instalación de una Junta Nacional de Gobierno presidida por David Samanez Ocampo y Sobrino, quien mediante Decreto Ley 7160, convocó a Elecciones Generales y creó el Jurado Nacional de Elecciones como máximo órgano rector de los procesos electorales, otorgándole una vida institucional autónoma, independiente y de naturaleza colegiada.

El primer Pleno del JNE, instalado el 22 de septiembre de 1931, estuvo presidido por el Dr. Ernesto Araujo Álvarez e integrado por los miembros Max González Olaechea, Leandro Pareja, Ricardo Rivadeneyra, Ernesto Flores, Humberto Garrido Lecca y Nicanor Hurtado. El primer Secretario General fue Eloy B. Espinoza.

La Constitución de 1993 fragmentó el Jurado en tres entes autónomos, separando de él al RENIEC y a la ONPE.

Hasta el año 2005, el JNE organizó, dirigió y fiscalizó treinta y uno (31) procesos electorales de carácter nacional, aparte de elecciones complementarias, consultas populares y revocatorias. Diecisiete (17) de ellos fueron elecciones políticas, que permitieron elegir doce (12) presidentes constitucionales y otros tantos congresos nacionales. Diez (10) fueron comicios municipales, dos elecciones para congreso constituyente, un referéndum y un proceso de elecciones para gobiernos regionales.

El JNE cuenta con el primer museo a nivel mundial de temas electorales denominado Museo Electoral y de la Democracia creado en el año 2005 durante la presidencia de Enrique Javier Mendoza Ramírez siendo su primer director Miguel Arturo Seminario Ojeda bajo la curaduría del museólogo Juan Augusto Fernández en su edificio principal ubicado en Lima.

El 12 de noviembre del 2015, el Jurado Nacional de Elecciones sacó al aire su canal de televisión llamado JNE TV.[1]

Funciones[editar]

Jurisdiccional


El Pleno, como máxima autoridad del JNE, administra justicia en materia electoral. Por mandato constitucional sus resoluciones son dictadas en instancia final, definitiva y no son revisables.

Inscribe candidatos/as a la Presidencia y Vicepresidencias de la República y para representantes ante el Parlamento Andino. Resuelve las apelaciones sobre inscripción de candidatos/as para los cargos de Congresista, Gobernador, Vicegobernador y Consejero Regional, Alcalde y Regidor Municipal. Resuelve las apelaciones sobre tachas contra candidatos/as a la Presidencia y Vicepresidencias de la República, representantes ante el Parlamento Andino, Congresista, Gobernador, Vicegobernador y Consejero Regional, Alcalde y Regidor Municipal. Resuelve las apelaciones sobre actas electorales observadas y actas impugnadas. Declara las nulidades, totales o parciales, de los procesos electorales, de referéndum y otras consultas populares. Proclama los resultados electorales, a los/as candidatos/as electos/as y otorga las credenciales correspondientes. Resuelve las apelaciones contra las resoluciones de la Oficina Nacional de Procesos Electorales y el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil. Resuelve las apelaciones contra las resoluciones de la Dirección Nacional de Registro de Organizaciones Políticas. Resuelve las apelaciones contra las resoluciones de los Jurados Electorales Especiales. Se pronuncia en última instancia en los procesos de vacancia y suspensión de autoridades regionales y municipales. Resuelve los recursos extraordinarios por afectación al debido proceso, a la tutela procesal efectiva, respecto de sus propias resoluciones. Los Jurados Electorales Especiales administran en primera instancia justicia en materia electoral. Resuelve las impugnaciones de las elecciones de miembros del Consejo Nacional de la Magistratura. Convoca a referéndum y consultas populares.

Fiscalizadora

Con la finalidad de garantizar la voluntad popular y transparencia de los procesos electorales; la Dirección Nacional de Fiscalización y Procesos Electorales (DNFPE), ejecuta la función de:

Fiscalizar la legalidad del ejercicio del sufragio. Fiscalizar la legalidad de la realización de los procesos electorales, del referéndum y de otras consultas populares. Fiscalizar la legalidad en la elaboración de los padrones electorales, así como su actualización y depuración final, previa a cada proceso electoral. Fiscalizar los procesos electorales de Autoridades de Municipalidades de Centros Poblados, de los representantes de la Sociedad Civil ante los Consejos de Coordinación Regional y Local, Juntas Vecinales Comunales, así como otros procesos de elección de diferentes organizaciones que cuenten con reconocimiento oficial y según los procedimientos aprobados. Velar por el cumplimiento de las normas sobre organizaciones políticas y demás disposiciones referidas a materia electoral.

Educativa

A través de la Dirección Nacional de Educación y Formación Cívica Ciudadana, desarrolla acciones orientadas a la promoción de una ciudadanía activa e involucrada en los asuntos públicos de sus localidades y del país, con el objetivo final de consolidar el sistema democrático y la gobernabilidad del país.


Estas acciones se encuentran dirigidas a diversos sectores de la sociedad, con especial énfasis en grupos poblacionales históricamente discriminados.


Implementa sus actividades en base a líneas de acción:

Asistencia técnica: orientada a generar capacidades para la competencia político-electoral que contribuya a mejorar la calidad del sistema democrático. Para el cumplimiento de esta tarea, celebra convenios con diversas instituciones. Formación: busca el desarrollo de programas formativos y talleres de aprendizaje para la promoción de valores democráticos y el ejercicio efectivo de la participación política de los públicos objetivo. Difusión: promueve espacios deliberativos y de transmisión de información cívico-electoral para la sensibilización y concientización de la ciudadanía en general. Esta tarea se cumple a través del Museo Electoral y de la Democracia, el Centro de Documentación e Información Electoral, el Voluntariado Juvenil y eventos masivos y/o específicos dirigidos a la ciudadanía. Investigación e innovación: desarrolla estrategias metodológicas orientadas a la medición de resultados e impacto de las intervenciones educativas, y produce investigaciones académicas y publicaciones especializadas en temas afines a la educación cívico-electoral.

Normativa

El Jurado Nacional de Elecciones, a través de su Pleno:

Presenta al Congreso de la República proyectos de ley en materia electoral. Determina el número de escaños para el Congreso por cada distrito electoral, así como el número de consejeros/as regionales de cada Consejo Regional y de regidores/as de cada Concejo Municipal. Reglamenta la aplicación de las cuotas de género, jóvenes y de representantes de comunidades nativas y pueblos originarios, de acuerdo con el porcentaje legal. Reglamenta los procedimientos propios de sus funciones en materias como: la inscripción de listas de candidatos, propaganda electoral, encuestadoras electorales, tachas a los integrantes de las Oficinas Descentralizadas de Procesos Electorales, etc.

Administrativa electoral

A través de diversos órganos, el Jurado Nacional de Elecciones ejerce su función administrativa, entre las cuales se tiene:

Determina las circunscripciones electorales y las sedes de los Jurados Electorales Especiales. Inscribe a los observadores electorales, nacionales e internacionales. Presenta el presupuesto del Sistema Electoral. Inscribe a las encuestadoras electorales. Designa mediante sorteo a los miembros de los Jurados Electorales Especiales. Integra el Comité de Coordinación Electoral. Otorga dispensa por omisión al sufragio. Aprueba el padrón electoral.

Presidentes del Jurado Nacional de Elecciones[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]