Juego sexual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pintura de Martin van Maële en la que una pareja realiza juegos sexuales.

Se conoce como juego sexual a los preludios del acto sexual. Con estos juegos se desarrolla la excitación de la pareja y la lubricación de los órganos genitales, lo cual facilita el coito. Los juegos sexuales pueden extenderse por unos breves minutos hasta varias horas antes de producirse el acto sexual.[1]

Su variedad es infinita, desde la más leve insinuación mediante palabras —ya sea en vivo como por otros medios (telefónico, radiado, televisivo)—, pasando por miradas o gestos (con los ojos, los labios, las manos), incluyendo un tocamiento o roce por "equivocación" (con las caderas, los senos, los glúteos, las manos), hasta caricias, besos, mordiscos, lamidos, en distintas partes del cuerpo de la pareja; pasando por el aflojar o quitar parte de la vestimenta de la pareja.[2]

Otra posibilidad es utilizar distintos tipos de ropa, por ejemplo, lencería o uniformes de enfermera o policía. También se puede agregar algún tipo de juguete sexual. Estos se venden en tiendas especializadas llamadas sex-shops y van desde un par de dados que le indican a la pareja qué parte del cuerpo debe besar o acariciar, hasta un dildo o vibrador.[3]

A veces, el llevar a cenar a la pareja de forma discreta a un restaurante con categoría puede servir también como previo a cualquier tipo de juego o fantasía sexual. No hay que descartar el sutil regalo de algo imprevisible pero confortador.

Con los juegos sexuales se puede conseguir más intimidad entre la pareja y es otra forma de conocerse íntimamente. Algunos sexólogos los recomiendan en parejas maduras que han perdido un poco la pasión en la cama.

Juegos preliminares[editar]

Juego sexual preliminar consistente en besar la espalda de la mujer.

Por lo general los juegos sexuales comienzan cuando una persona le indica a su pareja de alguna manera el deseo de realizar una actividad sexual con ella. Toda acción que crea o incentiva el deseo sexual, interés, estimulación o excitación en una pareja sexual se considera un juego preliminar. El deseo sexual se puede exteriorizar mediante intimidad física, tal como besar, tocar, abrazar o mordisquear a la pareja. La conexión a nivel de la palabra también puede crear interés sexual, como por ejemplo flirtear, hablar, susurrar o provocar.[4]​ Por ejemplo, puede ser un gesto no físico que indica la predisposición sexual. El interés sexual se puede indicar y crear mediante la desnudez, por ejemplo si uno de los miembros de la pareja realiza un estriptis y se quita la ropa en forma sensual, o viste una ropa sexualmente sugerente, o creando una atmósfera con una connotación romántica, intima o sexual. El tocar con las manos o con la boca una zona erógena puede indicar un interés sexual, lo mismo que un beso íntimo en la boca, pechos, estomago, nalgas, espalda y zona interior de los muslos u otras zonas del cuerpo. Un beso apasionado o un beso francés por lo general indican interés sexual,[5]​ como también lo es quitar la vestimenta de la pareja.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Oral Sex & Foreplay With Illustrations: A step by step guide to achieve sensational orgasms, by fingering, oral, anal play and other techniques to spice up your sex life, with illustrations. Miss Lyra. (2018), 48 pag. ISBN 1979614083, ISBN 978-1979614085
  2. Guide to Licking and Sucking - How to Impress Him with the Best BlowJob - The Best Illustrated Guide to Oral Sex, Jean-Claude Carvill, (2013). 308 pag. ISBN 1492877131, ISBN 978-1492877134
  3. The Adventurous Couple's Guide to Sex Toys. Violet Blue (2006). 192 pag. ISBN 1573442542, ISBN 978-1573442541
  4. foreplay cambridge.org
  5. 37 Foreplay Tips That Drive Men Insane