Juanelo Turriano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Juanelo Turriano
Museo de Santa Cruz. Toledo. 02.jpg
Pompeo Leoni, Busto de Juanelo Turriano. Toledo, Museo de Santa Cruz. En la peana, inscripción «IANELLVS./ TVRRIAN :/ CREMON : HOR / OLOG : ARCHITECT».[1]
Información personal
Nombre de nacimiento Janello Torriani[2]
Nacimiento hacia 1500
Cremona (Milanesado)
Fallecimiento 1585 (85 años)
Toledo (España)
Residencia España
Nacionalidad Hispanomilanesa
Información profesional
Área Matemáticas
Ingeniería civil
Horología
Conocido por Artificio de Juanelo
Obras notables Artificio de Juanelo Ver y modificar los datos en Wikidata

Juanelo Turriano o Janello Torriani (Cremona, Milanesado, c. 1500-Toledo, España, 13 de junio de 1585)[3]​ fue un ingeniero e inventor hispano-milanés. Es conocido como el relojero milanés que acompañó a Carlos I al Monasterio de Yuste.[4]

Biografía[editar]

Nacido en Cremona hacia 1500, apenas se conocen datos de sus primeros años de vida. Llegó a España en 1556 llamado por Carlos I y, ya como Juanelo Turriano, fue nombrado relojero de Corte y construyó para este rey dos famosos relojes astronómicos, el Microcosmo[2]​ y el Cristalino,[3]​ que le hicieron ser conocido en su época, porque eran capaces de indicar la posición de los astros en cada momento, con el objeto de realizar interpretaciones astrológicas.

Jacopo da Trezzo, medalla de Turriano con la inscripción «ianellus . turrian . cremon . horolog . architect» (Juanelo Turrriano cremonés, relojero y arquitecto). Washington, DC, National Gallery of Art

Al final de la vida de Carlos I, construyó parte del palacio del rey en Yuste. Uno de los estanques construidos por Torriani o Turriano produjo una acumulación de aguas estancadas que generaron la proliferación de mosquitos, que picaron al rey y le produjeron su muerte tras un mes de agonías y fiebres por paludismo.[5]

Felipe II le nombró Matemático Mayor. Reclamado por el papa Gregorio XIII, participó en la reforma del calendario.[6]​ Vuelto a España, Juan de Herrera le encarga el diseño de las campanas del Monasterio de El Escorial.[3]

Trabajó y vivió en Toledo desde 1534, donde murió el 13 de junio de 1585 en la indigencia.

Inventos[editar]

Artificio de Juanelo[editar]

Ruinas del artificio de Juanelo en Toledo.
Cuadro de El Greco con una vista de Toledo donde se ve el artificio de Juanelo.
El monje autómata exhibido en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York en 2020.

Por lo que es más conocido es por la máquina hidráulica que construyó para subir el agua a Toledo desde el río Tajo, conocida como el Ingenio de Toledo o Artificio de Juanelo. Sobre su funcionamiento hay aún controversias, más o menos aclaradas desde el clásico trabajo del ingeniero Luis de la Escosura Morrogh (1888),[7]​ hasta el más reciente Modelo con escaleras de Valturio (2009) (siendo incluso recreado en la Exposición Universal de Sevilla en 1992 con el objetivo de hacer funcionar un reloj y durante la cual se mantuvo en funcionamiento). Lo cierto es que la máquina conseguía llevar el agua del río Tajo hasta el Alcázar, situado a casi 100 metros por encima del cauce del río. Basado en el uso de la propia energía hidráulica del río Tajo, constaba de gran cantidad de «cucharas» o «brazos de madera», engranados de modo ingenioso, que se iban pasando el agua los unos a los otros, en altura creciente, de tal manera que podía elevar gran cantidad de agua salvando el desnivel. Al parecer se mantuvo en funcionamiento, con un rendimiento cada vez menor a medida que envejecía y se deterioraba, hasta el año 1639. Se ha calculado que en su mejor momento podía ascender en torno a 16-17 metros cúbicos al día (16-17 mil litros).[8]

Según las fuentes escritas, se construyeron dos artificios semejantes: el primero, encargado por el Ayuntamiento, debía llevar el agua hasta el Alcázar como cota más alta de la ciudad, pero el ejército, propietario del Alcázar, se negó a repartir estas aguas con la ciudad. Así, el ayuntamiento encargó otro, que Juanelo ejecutó.[3]

El problema de Juanelo, que prácticamente le llevó a la tumba, era que nadie quería pagar el primero de los artificios: el Ayuntamiento porque no recibía las aguas y el ejército porque no había firmado ningún contrato. Entre unos y otros, Juanelo se arruinó y fue enterrado modestamente en un convento toledano.[9]

Hombre de Palo[editar]

Existen dudas sobre su naturaleza y función, pero la leyenda más extendida en la ciudad de Toledo afirma que consistía en un aparato antropomórfico de madera, construido con el fin de recolectar limosnas, y con capacidad para mover piernas y brazos.

Algunas versiones poco verosímiles de la leyenda dicen que dicho artefacto era capaz de andar buscando la caridad de los viandantes, y que incluso era capaz de inclinarse en una reverencia cuando recibía alguna moneda.[10]​ No hay muchos documentos históricos acerca de la naturaleza del autómata, ya que fue quemado cuando aún Turriano estaba con vida, pero ha quedado constancia del punto donde se localizaba: la antigua calle de las Asaderías de Toledo, actualmente denominada "Calle del Hombre de Palo".[3]

Existe una curiosa teoría, según la cual Doménico Teotocopulos, El Greco, en su obra "El entierro del Conde de Orgaz" expone quiénes ocultaron el armazón del autómata. Para ello, se basa en las escenas que adornan las vestiduras de las apariciones celestiales, en el misterioso monje de hábito gris, y en el paje que, en primer término, señala claramente el símbolo rosacruz en una de las túnicas.

Es fama que allí construyó un autómata de madera, llamado el Hombre de palo, aunque de momento no se ha podido demostrar que llegase a existir como tal, una calle de la ciudad lo recuerda por este hecho. [11][12][13][14][15]

Otros[editar]

Además inventó una especie de ametralladora rudimentaria y algunas máquinas voladoras, diseñadas y también construidas por él.[16]

A Juanelo se la atribuyó ser el autor de los Veintiún Libros de los Ingenios y Máquinas, obra editada en su integridad por la Fundación Juanelo. El léxico ha descartado su atribución al ingeniero cremonés.[16]​ Al parecer también escribió otros muchos libros y tratados, aunque como eran de temas militares se consideraron secretos en la época en la que vivió y no llegaron a ver la luz en su momento, siendo publicados muchos años después.

Turriano fue contemporáneo del también célebre científico e inventor Blasco de Garay, quien también residía en Toledo e igualmente estaba al servicio del Emperador.[17]

Juanelo Turriano en la literatura y la cultura popular[editar]

  • En el año 2000 fue publicada una aproximación biográfica a la figura de Juanelo Turriano. Se trata de la novela Las Grullas del otoño volaron sobre el Tajo (Un ingenio para el César) del escritor Ricardo Sánchez Candelas, libro en el que se narran los últimos años de la vida de Turriano.[18]
  • En el mismo año, el escritor Jesús Ferrero publicó Juanelo o el hombre nuevo, cuyo protagonista es la creación de Turriano.[19]
  • En 2002 el periodista Baltasar Magro escribió El círculo de Juanelo, novela que trata sobre un estudio de la vida de Juanelo Turriano hecho por unos amigos durante la época de Franco.[20]
  • En la novela de José Vicente Pascual titulada El ingeniero y el rey, aparece Juanelo como detective en Yuste, días antes de morir el emperador Carlos I.[21]
  • La novela Memorias de un Hombre de Palo de Antonio Lázaro gira en torno a la figura de Juanelo en su etapa toledana.[22]
  • También aparece en la novela La llave maestra de Agustín Sánchez Vidal[23]​ y se le menciona en la novela Los tiempos del odio de Rosa Montero.[24]
  • El grupo de música español La Broma Negra dedicó la canción Hombre de palo[25]​ a Juanelo Turriano y su autómata con el que supuestamente pedía limosna en las calles de Toledo.

Referencias bibliográficas[editar]

  • Luis de la Escosura y Morrogh, El artificio de Juanelo y el puente de Julio César, Memorias de la Real Academia de Ciencias Exactas, físicas y Naturales de Madrid (tomo XIII, parte 2.ª, 1888)
  • Juan Antonio Frago Gracia y José Antonio García-Diego, Un autor aragonés para los Veintiún libros de los ingenios y de las máquinas, Zaragoza, Diputación General de Aragón, 1988.
  • Francesc Xavier Jufre García, El artificio de Juanelo Turriano para elevar agua al Alcázar de Toledo (s. XVI). Modelo con escaleras de Valturio, Editorial Milenio (2008).
  • Antonio Lázaro, Memorias de un Hombre de Palo, Suma de Letras, 2009.
  • Breve discurso a su majestad el Rey Católico en torno a la reducción del año de reforma del calendario: con la explicación de los instrumentos inventados para enseñar su uso en la práctica, con una introducción de José Antonio García-Diego y un análisis del códice por José María Gonzales Aboin, así como el manuscrito inédito, en su idioma original y traducción al castellano. Madrid, Fundación Juanelo Turriano, Castalia, 1990.
  • The twenty-one books of engineering and machines of Juanelo Turriano: a translation of the manuscript in the Biblioteca Nacional de España, Madrid (Los veintiún libros de los ingenios y máquinas de Juanelo Turriano: transcripción del manuscrito). Editor Alexander Keller, con prólogo de Pedro Laín Entralgo y reflexiones de José Antonio García-Diego. Madrid, Fundación Juanelo Turriano, 1996-1998.

Referencias[editar]

  1. «Busto de Juanelo Turriano», ficha de la obra en Ceres, Red digital de colecciones de museos de España. Una antigua atribución a Alonso Berruguete se ha descartado por los rasgos italianizantes y manifiestas similitudes con la obra de Leoni, a quien unía la amistad con Turriano.
  2. a b di Cristiano Zanetti - Dizionario Biografico degli Italiani - Volume 96 (2019). «TORRIANI, Janello». Enciclopedia Treccani (en italiano). Consultado el 12 de julio de 2022. 
  3. a b c d e «Biografía de Juanelo Turriano». IES Juanelo Turriano. 
  4. Pedro Antonio de Alarcón (2008). Una visita al Monasterio de Yuste. Editorial MAXTOR. pp. 59 de 75. ISBN 9788497614559. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  5. José Ignacio Ortega Cervigón (2018). Breve historia de Carlos V. Nowtilus. p. 288. ISBN 9788499678641. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  6. Angel Fernández Collado (1991). Gregorio XIII y Felipe II en la nunciatura de Felipe Sega (1577-1581): aspectos político, jurisdiccional y de reforma. I.T. San Ildefonso. pp. 243 de 371. ISBN 9788440490506. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  7. Luis de la Escosura y Morrogh (2012). El artificio de Juanelo y el puente de Julio César. Editorial MAXTOR. p. 116. ISBN 9788490012246. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  8. Antonio Pulido (2006). Momentos estelares de Econolandia. ECOBOOK. pp. 167 de 285. ISBN 9788493480707. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  9. Calvo, Mariano (1992). « El artificio de Juanelo. Ruta de Cervantes», en Rutas literarias de Toledo. Toledo: Cuarto Centenario, pp. 116-117. ISBN 978-84-940811-2-5. . Juanelo Turriano-“segundo Arquímides” le denominó Sebastián de Covarrubias-murió a los ochenta y cinco años, sumido en la pobreza, tras cuarenta años al servicio de Carlos I de España y Felipe II de España. Dispuso que lo enterraran en el Convento del Carmen Calzado (Toledo), muy cerca del ingenio hidráulico del que tan orgulloso se sentía. Sus restos se perdieron con la desaparición de dicho convento, pero no así su recuerdo cuyo retrato conocemos gracias al busto de mármol atribuido a Pompeo Leoni, que se conserva en el Museo de Santa Cruz”.
  10. Joaquín Valverde Sepúlveda (2001). Juanelo Turriano: el relojero del emperador. Rubiños 1860. p. 401. ISBN 9788480411233. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  11. El autómata de Toledo, un robot en el siglo XVI.
  12. Blog hombre de palo. Blog cultural desde Toledo. (en español)
  13. La leyenda sobre el hombre de palo Archivado el 8 de enero de 2017 en Wayback Machine. (en español)
  14. Información sobre el hombre de palo
  15. Información sobre Juanelo Turriano y su hombre de palo
  16. a b Javier Martínez - Pinna (2022). Lo que hicimos por el mundo: Aportaciones que los grandes pensadores, científicos, artistas y literatos españoles nos legaron. EDAF. p. 224. ISBN 9788441441750. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  17. Gerardo Bolado Ochoa, Fernando Hermida de Blas, Pedro Ribas Ribas, José Luis Mora García, Carlos Nieto Blanco, José Luis Abellán, Francisco José Martín, Eudaldo Forment, Alfredo Alonso García, Yvan Lissorgues, Alberto Gomis, Teófilo González Vila, Víctor Navarro Brotons, Salvador Ordóñez, J. Fernando Val-Bernal, Juan José Fernández Teijeiro, F. Vázquez de Quevedo, Benito Madariaga de la Campa (2019). «La Ciencia Española». Estudios. Ed. Universidad de Cantabria. pp. 297 de 350. ISBN 9788481027020. Consultado el 12 de julio de 2022. 
  18. Las grullas del otoño volaron sobre el Tajo, un ingenio para el César; SÁNCHEZ CANDELAS, RICARDO; ISBN 978-84-607-1164-3
  19. Juanelo o El Hombre Nuevo de Jesús Ferrero (Alfaguara Literaturas) (2000) ISBN 978-8420441719
  20. El círculo de Juanelo de Baltasar Magro. ISBN 9788484509561
  21. El ingeniero y el rey de José Vicente Pascual. ISBN 9788493287955
  22. Memorias de un Hombre de Palo de Antonio Lázaro. ISBN 9788483656952
  23. La llave maestra de Agustín Sánchez Vidal. ISBN 9788466307208
  24. Los tiempos del odio de Rosa Montero. ISBN 9788432236457
  25. Hombre de palo de La Broma Negra. ISRC ES5301866946

Enlaces externos[editar]