Juan de Villaseñor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Juan de Villaseñor
Información personal
Nacimiento 1500 Ver y modificar los datos en Wikidata
Torrubia del Campo (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1576 Ver y modificar los datos en Wikidata
Virreinato de Nueva España (Imperio español) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana

El capitán Juan de Villaseñor también llamado Juan de Villaseñor y Orozco (1500 - 1576) fue un noble español, conquistador de Michoacán, que sirvió dos veces como visitador general de la Nueva España. Fue encomendero de Guango, Puruándiro, Nocupétaro, Conguripo, Zinapécuaro, Tengancícuaro, Guándaro, Tirimácuaro, Chapatiro, Cherecho, Pénjamo, Nuramán, los Ayos, entre otros "pueblos de indios", así como dueño de las haciendas de Santa Ana Apacueco, Jalpa, Cuerámbaro, Corralejo, Urisipo y Villachuato. Co-Fundó las ciudades de Valladolid (hoy Morelia), Villa Morelos y Huáscato. Fue hermano del también conquistador Francisco de Orozco, fundador de Antequera (actual Oaxaca), así como genearca de algunas de las familias más connotadas de la Nueva España.

Origen familiar[editar]

Nació en el año de 1500 en la villa de Torrubia de Uclés (Torrubia del Campo) donde su padre fungía como alcaide del castillo de Uclés, sede principal de la Orden de Santiago. Juan de Villaseñor fue el tercer hijo del matrimonio formado por Diego de Villaseñor, alcaide de la fortaleza-convento de Vélez y del castillo de Uclés, y de Guiomar de Orozco y Sandoval, hija de Diego de Orozco, comendador de Pozorrubio en la Orden de Santiago, y de doña Guiomar de Sandoval.

El primer hijo del matrimonio, homónimo de su padre, fue también alcaide de Vélez, se convirtió en el V señor de Villanueva de Alcardete por falta de descendencia de su tía Aldonza de Villaseñor, IV señora de Alcardete,[1]​ casada con Felipe Vázquez de Acuña. El segundo hijo fue el capitán Francisco de Orozco (quien tomó el apellido de su madre), quien tras servir en las guerras de Italia, pasó a Cuba en 1518, sirviendo como capitán de artillería de Hernán Cortés en la conquista de Tenochtitlán, siendo también uno de los fundadores de la villa de Antequera (actual Oaxaca) en 1522.

La familia Villaseñor tiene su origen documentado en Alfonso Fernández de Villaseñor[2]​, noble leonés al servicio de Enrique III de Castilla, quien casó con Elvira Osórez, hija de Fernando Osórez, maestre de la Orden de Santiago. De dicho matrimonio nació un único hijo llamado Fernán Alfonso de Villaseñor, quien de su matrimonio con Aldonza Gutiérrez de Tapia, procreó a Fernando de Villaseñor, alcaide de la fortaleza-convento de Calatrava, y a Diego de Villaseñor, alcaide de Segovia en 1448[3]​. Este último casó con María Seronis o Serones[4]​, de cuyo matrimonio nació Juan de Villaseñor, comendador de la Orden de Santiago, alcaide de la fortaleza de Zaragoza, casado con Elvira de Tovar y Enríquez, hija de Juan de Tovar, IV señor de Berlanga y de su esposa Constanza Enríquez (a su vez hija de Alfonso Enríquez, almirante mayor de Castilla, y por lo tanto prima hermana de la reina Juana, madre de Fernando el Católico). De dicho matrimonio nacieron Fernando de Villaseñor, comendador de Molina en la Orden de Santiago y señor de Villanueva de Alacardete, y Diego de Villaseñor, llamado "el de Burgos" por haber pasado de Burgos a Toledo en compañía del infante don Enrique, primer miembro del linaje en servir como alcaide de la fortaleza-convento de Vélez, quien casó con su prima Isabel Alfonso de Villaseñor (de la rama establecida en Miguel Esteban, mencionada por Miguel de Cervantes en "Los Trabajos de Persiles y Sigismunda"). De estos últimos nació Diego de Villaseñor, padre del conquistador Juan de Villaseñor, quien tras la participación de sus dos hijos en las conquistas consiguió ejecutoria de nobleza e hidalguía en la Real Chancillería de Granada el 23 de julio de 1529, probando en ella los nombres y hazañas de sus antepasados arriba mencionados.

Nueva España[editar]

Se desconoce la fecha de su llegada a América, aunque se presupone que fue posterior a la de su hermano Francisco de Orozco, quien se encontraba en Cuba en 1518 y formó parte de la expedición de Hernán Cortés que culminaría en la conquista del huey-tlatoanato tenochca (mencionado por Bernal Díaz del Castillo).

En 1526 el ayuntamiento de la ciudad de México le otorgó un solar en la Calle del Agua para que edificara sus casas junto al del conquistador Juan Jaramillo.

A través de las relaciones de méritos y servicios de diversos miembros de su familia, sabemos que fue "pacificador" de los chichimecas, participando en numerosas campañas como las de Suchitlán, y que estuvo pronto a perder la vida en el cerro de Tultilán.

Recibió las encomiendas de Guango, Puruándiro, Necupétaro, Conguripo, Zinapécuaro, Tengancícuaro, Guándaro, Tirimácuaro, Chapatiro, Cherecho, Pénjamo, Nuramán, los Ayos, entre otras.

Fungió en dos ocasiones como visitador general del virreinato de la Nueva España, aunque otros autores apuntan a que tan sólo lo habría sido de la provincia de Michoacán.

En 1531 recibió el encargo de la Real Audiencia de la Nueva Galicia de inspeccionar la provincia de Michoacán en busca de sitios idóneos para el establecimiento de nuevas villas de españoles. Propuso entonces el valle de Guayangareo para la fundación de una villa (cuyo poblamiento no se hizo inmediatamente efectivo).

En 1535 fue investido por el virrey Antonio de Mendoza como uno de los tres jueces de comisión para la fundación de la villa de Michoacán, más tarde villa de Guayangareo (la cual sería rebautizada en 1577 como Valladolid y en el siglo XIX como Morelia), estableciéndose en ella como uno de sus principales pobladores.

Fue un férreo opositor a Nuño Beltrán de Guzmán, disputando con él la pertenencia de los pueblos de Ayo el Chico, Huáscato, Huascatillo, Acuibazo, Tecato a la jurisdicción de Michoacán en vez de la de la Nueva Galicia, controlada entonces por Guzmán.

En 1544, agregó también otros pueblos a la jurisdicción de la provincia de Michoacán por merced de Francisco Vázquez de Coronado, entonces gobernador de la Nueva Galicia.

Fue gran promotor de los monasterios agustinos de la provincia de San Nicolás Tolentino en Michoacán (él mismo colocó la primera piedra del monasterio de Guango en 1550).

Fundó una capellanía colectiva de misas sobre su hacienda de Querámbaro.

Murió en su hacienda de Tacámbaro el 24 de mayo de 1576.

Fue sepultado en la iglesia del convento de Guango.

En su testamento, entre otras disposiciones, dejó una cantidad de dinero para hacerla llegar a los hijos de su tío Francisco de Orozco, alguacil mayor de la Inquisición de Toledo.

Matrimonios y descendencia[editar]

En 1532 casó en primeras nupcias en Michoacán con Catalina de Cervantes, natural de Sevilla (1519), sexta hija del conquistador Leonel de Cervantes, comendador en la Orden de Santiago, regidor y alcalde ordinario de la ciudad de México (compañero de armas de su hermano Francisco de Orozco en la conquista de la Nueva España), y de Leonor de Andrada, hija a su vez de don Gonzalo de Andrada, alcalde de Burguillos, en Sevilla (progenitores de la Casa de Cervantes novohispana, de donde procedieron los marqueses de Salinas del Río Pisuerga, de Rivas Cacho, de Salvatierra de Peralta, condes de Santiago de Calimaya, entre otros).

Fueron padres de:

  • Guiomar de Villaseñor y Cervantes (c. 1534, Hacienda de Guango). Casó con Diego Gutiérrez de la Cavallería y Bocanegra. Con sucesión.
  • Juan de Villaseñor y Cervantes (1535), II encomendero de Guango y Purándiro. Casó con Catalina Corona (Extremadura). De este matrimonio procedieron el emperador Agustín de Iturbide, la primera condesa de San Mateo de Valparaíso (primera mujer del primer conde), entre otros.
  • Francisco de Villaseñor y Cervantes (1536, Hacienda de Guango - 1608), también llamado Francisco de Orozco y Tovar. Tras realizar estudios en la Universidad de Alcalá de Henares, casó en Sevilla con Leonisia de Gasca y Reus. De este matrimonio procedieron los condes de la Valenciana, condes de Casa Rul y condes de Pérez-Galvez, así como los Villaseñor de los mayorazgos de Huejotitán y de Santa Rosa y Lagunillas, los últimos sucesores del mayorazgo de Jasso novohispano, los condes de Miravalle (a partir del III conde) y los condes y luego duques de Regla (a partir del II conde). Entre los descendientes de este matrimonio se encuentran también Miguel Hidalgo y Costilla, el cardenal José Garibi Rivera, arzobispo de Guadalajara (primer cardenal mexicano), entre otros.
  • María de Villaseñor (1538). Casó con García de Contreras y Figueroa. Con sucesión.
  • Magdalena de Villaseñor y Cervantes (1540, Ciudad de México), fallecida en la infancia.
  • Lucas de Villaseñor (1541, Ciudad de México)
  • Diego de Villaseñor (1543, Ciudad de México). Casó con Jerónima de Ávalos. Con sucesión.
  • Gonzalo de Villaseñor y Cervantes.

Viudo de Catalina de Cervantes, casó en segundas nupcias (c. 1548) con Isabel de Mérida, natural de Torrubia de Uclés (c.1520).

Fueron padres de:

  • Gabriel de Villaseñor y Mérida (c. 1550).

Referencias[editar]

  1. López-Portillo y Lancaster-Jones, Rodrigo Alonso. «Los de Villaseñor». Museo CJV. 
  2. de Ochoa, Eugenio (1870). EPISTOLARIO ESPAÑOL. COLECCION DE CARTAS, DE ESPAÑOLES ILUSTRES ANTIGUOS Y MODERNOS. 
  3. Casado Quintanilla (1997). «95 y 185». En Universidad Nacional de Educación a Distancia, ed. Corona de Castilla. Documentos de la Orden de Calatrava expedidos durante los tres últimos maestrazgos (1445-1489). 
  4. Fernández de Béthencourt, Francisco; Lasso de la Vega y López de Tejada, Miguel. «Volúmen 3». Historia genealógica y heráldica de la monarquía española.