Juan de Villaseñor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Capitán don Juan de Villaseñor y Orozco (1500 - 1576) fue un conquistador de la Nueva España que sirvió bajo el mando del marqués del Valle, don Hernán Cortés, sirvió dos veces como Visitador General de la Nueva España, asimismo, fue encomendero de Guango, Puruándiro, Necupétaro, Conguripo, Zinapécuaro, Tengancícuaro, Guándaro, Tirimácuaro, Chapatiro, Cherecho, Pénjamo, Nuramán, entre otros pueblos de indios, dueño de las Haciendas de Santa Ana Apacueco, Jalpa, Cuerámbaro, Urisipo y Villachuato. Co-Fundó las ciudades de Valladolid (hoy Morelia), Villa Morelos y Huáscato.

Biografía[editar]

Nacido en el año de 1500, en el seno de una familia de la nobleza española, en el lugar por entonces llamado Torrubia de Uclés, actualmente denominado Torrubia del Campo. Don Juan de Villaseñor fue el tercer hijo del matrimonio formado por don Diego de Villaseñor y Tovar, llamado "el de Burgos", Alcaide de la Fortaleza de Uclés, y doña Guiomar de Orozco y Sandoval, hija a del comendador don Diego de Orozco, de la Orden de Santiago.

Fue gran protector de los monasterios agustinos (colocó la primera piedra del monasterio de Guango en 1550). Murió en su hacienda de Querémbari el 24 de mayo de 1576.

En 1532 casó en primeras nupcias en Michoacán con doña Catalina de Cervantes Saavedra y Andrada, natural de Sevilla, cuando tan sólo contaba ésta con 16 años de edad. Doña Catalina, era la hija del famoso comendador de la Orden de Santiago, don Leonel de Cervantes, compañero de armas de Villaseñor, y por lo tanto conquistador de la Nueva España, así como uno de los primeros europeos avecindados en la Ciudad de México, sirviendo en ella como Alcalde Ordinario. La madre de doña Catalina fue doña Leonor de Andrada y Salas, hija a su vez de don Gonzalo de Andrada, Alcalde de Burguillos, en España, y de doña Isabel de Lara, ambos de nobleza notoria. Del matrimonio entre don Leonel de Cervantes y doña Leonor de Andrada, se desprendería también la nobilísima Casa de Cervantes, de donde procedieron los marqueses de Salinas del Río Pisuerga, de Rivas Cacho, de Salvatierra de Peralta, condes de Santiago de Calimaya, entre otros ilustres títulos nobiliarios novohispanos.

Don Juan de Villaseñor y doña Catalina de Cervantes procrearon ocho hijos, que llevaron los nombres de Guiomar (1534), Juan (1535), Francisco, que después se haría llamar de Francisco de Orozco y Tovar (1536), María (1538), Magdalena (1540), Lucas (1541), Diego (1543) y Gonzalo de Villaseñor y Cervantes de Lara. De sus ocho hijos proceden algunas de las familias más antiguas y notables de la Nueva España, entre las que se encuentran los Iturbide, los Hidalgo y Costilla, los actuales Villaseñor de Guanajuato, Jalisco, Michoacán y Baja California los Corcuera, los Sánchez de Aldana, entre otros.

Viudo de Catalina de Cervantes hacia 1548, don Juan de Villaseñor casó en segundas nupcias con doña Isabel de Mérida, natural de Torrubia de Uclés, donde habría nacido alrededor de 1520. De este matrimonio nació Gabriel de Villaseñor y Mérida sobre el año 1550.

En su testamento, entre otras disposiciones, don Juan de Villaseñor deja una cantidad de dinero para hacerla llegar a los hijos de su tío Francisco de Orozco, Alguacil Mayor de la Inquisición de Toledo.

Hermano de don Juan de Villaseñor, fue el capitán de Hernán Cortés, Francisco de Orozco, nacido asimismo en Torrubia de Uclés hacia 1495, conquistador de Oaxaca y muerto de bubas en Temitistán por 1524, así como don Pedro de Villaseñor y Orozco, esposo que fue de la noble dama navarra doña María de Jasso, de la familia de San Francisco Javier.