Juan Zelarayán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Juan Zelarayán
Calle Zelarrayán en CABA.jpg
Calle en la ciudad de Buenos Aires cuyo nombre conmemora al coronel Juan Zelarayán
Coronel
Años de servicio 14
Lealtad Flag of Argentina (alternative).svg Provincias Unidas del Río de la Plata
Flag of the Argentine Confederation.svg Confederación Argentina
Rama militar Caballería
Lugar de operación Frontera sur
Unidad Regimiento 5º de Milicias de Caballería
Regimiento de Blandengues
Mandos Comandante en la fortaleza Protectora Argentina
Conflictos Guerra del Brasil
Campaña de Rosas al Desierto
Cargos criminales Sublevación contra Rosas en 1838.
Información
Juan Zelarayán
Información personal
Nombre de nacimiento Juan Zelarayán Montenegro
Nacimiento 17 de enero de 1790
Flag of Spain (1785–1873, 1875–1931).svg Monteros, jurisdicción de San Miguel de Tucumán, Virreinato del Río de la Plata
Fallecimiento 13 de julio de 1838 (48 años)
Bandera de Argentina Río Colorado, Buenos Aires
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Feliciana Montenegro
Lorenzo Zelarayán
Cónyuge Micaela Villarreal
Hijos Damiana, Ángela, Luis, Bernabela, Juan y Manuel Zelarayán Villarreal
Familiares Bisnieto de Ygnacio de Çelayarán y Ugarte
Información profesional
Ocupación Militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Conflictos Guerras civiles argentinas Ver y modificar los datos en Wikidata

Juan Zelarayán Montenegro (Monteros, provincia de Tucumán, 17 de enero de 1790-Río Colorado, Buenos Aires, 13 de julio de 1838) -citado con frecuencia como Juan Zelarrayán- fue un militar argentino que llegó al grado de coronel, y siendo comandante de la fortaleza Protectora Argentina, se sublevó contra Rosas en 1838.[1]

Biografía[editar]

Familia[editar]

Fue bautizado de seis meses el 17 de enero de 1790, en la iglesia parroquial de Monteros, siendo sus padres Feliciana Montenegro y Lorenzo Zelarayán.[2]

Se casó hacia 1828 con una vecina de Chascomús, Micaela Villarreal. Sus hijos fueron: Damiana, Ángela, Luis, Bernabela, Juan y Manuel.

Actividad militar[editar]

En 1826 integró el contingente de tucumanos que partió a la guerra del Brasil bajo el mando del coronel José Ignacio Helguero. En la campaña de 1829 contra Lavalle, era uno de los tenientes de Rosas, y por su expuesta lealtad al naciente gobierno, se ganó un lugar en los confines de la frontera bonaerense. En diciembre de 1829 era comandante del 1° escuadrón del Regimiento 5° de Campaña (en Chascomús).[1]

Integró las tropas de Rosas en la Campaña al Desierto, ganando prestigio por su arrojo y valentía en los enfrentamientos con los indios ranqueles; formaba en el Regimiento 5º de Milicias de Caballería, que actuaba en la vanguardia comandada por el general Pacheco; al finalizar esta campaña, revistaba como teniente coronel del Regimiento 5º de Campaña, del cual fue dado de baja el 3 de agosto de 1835 por haber pasado al recién creado Regimiento de Blandengues, como segundo del coronel Francisco Sosa.[3]

En diciembre de 1835, era el comandante de esta fuerza, ya con el grado de coronel. Participó exitosamente en diversos combates contra los indios acaudillados por los caciques Cañuquis, Yanquetruz, Painé, Carriague, Cañuante y Calfino.[1]

Sublevación en 1838 y muerte[editar]

El 30 de julio de 1838, envió una carta a un camarada de armas, expresándole el descontento que existía en todos los sectores sociales con el gobierno. Le comentó que se preparaba una vasta conspiración: del 17 al 18 de agosto se sublevarían un escuadrón en Azul, otro en Dolores y los blandengues en Bahía Blanca, con el apoyo de diversos oficiales que levantarían partidas, y de los generales Rolón, Alvear y Vidal. Pero un prisionero que había sido invitado a participar lo delató[4]​ y fue posteriormente capturado por una partida federal a las márgenes del río Colorado, luego de resistirse a balazos; con él cayó su asistente, el soldado Santiago Pardo.[5]​ Su cabeza cortada fue enviada a Rosas y expuesta durante tres días en el patio del cuartel de Retiro ante el teniente coronel Manuel Germán Céspedes y el capitán José Ríos, que habían apoyado a Zelarayán en su intento de sublevación. Ríos enloqueció y murió quince días después.[1][6]

Personalidad-Recuerdo[editar]

Eduardo Gutiérrez traza una semblanza de su personalidad:

"Valiente y prestigioso, el comandante Zelarayán no omitía sacrificio para hacer triunfar su idea patriótica. Él personalmente, hacía los trabajos de tocar a éste o aquel amigo, como de llegar a los ranchos y proclamar a los paisanos con lenguaje sencillo y entusiasta. Zelarayán era un carácter noble y franco, pero serio y hombre de pocas palabras. Era muy competente para dirigir el movimiento que tramaba, pero poco a propósito para seducir afiliados, por su palabra breve e imperativa." [7]

Las calles Zelarrayán de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires[8]​ y de Bahía Blanca[9]​ recuerdan su personalidad.

Referencias[editar]

  1. a b c d Yaben, Jacinto R.(1940). Biografías Argentinas y Sudamericanas, Tomo 5 , p.p. 1317-1318.
  2. «Bautismo Juan Zelarayán Montenegro. Monteros, 1790.». Consultado el 23 de octubre de 2016. 
  3. El coronel Francisco Sosa. http://www.revisionistas.com.ar/?p=9108. Terminada la expedición contra los salvajes, el teniente coronel Sosa regresó a la provincia de Buenos Aires con el resto de los expedicionarios, llegando a Salinas Chicas en diciembre de 1833. En marzo del año siguiente era nombrado teniente coronel Jefe del Regimiento de Blandengues de Nueva Frontera, destacado en Bahía Blanca, siendo promovido a coronel graduado en noviembre del mismo año y comandante en jefe de aquella frontera. Tenía por 2º al teniente coronel Juan Zelarrayán. Este y el coronel Francisco Sosa fueron dados de baja del 5º de Campaña el 3 de agosto de 1835, por “haber pasado al Regimiento de Blandengues de Nueva Creación”.
  4. Gálvez, Manuel. Vida de Don Juan Manuel de Rosas, p.p.267-68. Ediciones Trívium, Buenos Aires, 1971. En su carta "reservada y muy reservada", le confía: "El estado del país es un volcán, y se lo lleva el demonio, sin remedio. La ciudad y la campaña, todo es un descontento general. Yo estoy como una boya sobre el agua; y en un caso apurado, no cuento otro asilo sino usted".
  5. Celesia, Ernesto (1954). Rosas: aportes para su historia, Volumen 2, p. 201. Buenos Aires, Ediciones Peuser. ...que el 29 de agosto había sido alcanzado por una comisión que lo perseguía el reo Juan Zelarrayán y el soldado que lo acompañaba, Santiago Pardo. Como ambos se resistieron a la orden de prisión y Zelarrayán descargó sus pistolas contra sus perseguidores, éstos les hicieron fuego, les dieron muerte y le cortaron la cabeza a Zelarrayán "para comprobación del cumplimiento de su comisión"...
  6. Rivera Indarte, José (1853). Rosas y sus opositores, segunda edición. Imprenta de Mayo, Buenos Aires, p.p. 314-315. Zelarrayán: En 13 de julio de 1838, cortan la cabeza al teniente coronel D. Juan Zelarrayán, tucumano. Destinó Rosas varias partidas, inclusa una de indios pampas, para que donde quiera que se le encontrase se le cortase la cabeza y fuese conducida á su presencia, orden que vieron varias personas en el Sur. Tuvo lugar este hecho en la costa del Rio Colorado donde fue tomado sin resistencia con su ordenanza, se le cortó la cabeza y la condujo de Bahía Blanca, á presencia de Rosas, el teniente coronel Ventura Miñana, quien recibió por premio 2,000 pesos del Tesoro Público y el grado de coronel, a más de lo que se dio a la partida de la ejecución. Rosas hizo traer la cabeza a su casa, y como frenético la manoseaba, la escupía, la pisoteaba; la puso en el patio de su casa, después la envió al cuartel del Retiro, y exigió a Céspedes y á otro amigo de Zelarrayán, que tenía puestos en capilla, que para salvar sus vidas estuviesen de rodillas delante de la cabeza por tres días consecutivos, durante cuatro horas, y de custodia para ver si así lo cumplían, estaban el General Corvalán de un lado y el General Rolón de otro, eso importaba lo mismo que penar también á esos dos.
  7. Gutiérrez, Eduardo (1888). La Mazorca, p.322. N.Tommasi Editor, Buenos Aires.
  8. Piñeiro, Alberto Gabriel. "Barrios, calles y plazas de la ciudad de Buenos Aires. Origen y razón de sus nombres." Buenos Aires, 2008. Pág. 444. ZELARRAYÁN (calle). Ordenanza del 28-10-1904. Juan Zelarrayán (1790-1838), coronel; combate en la guerra contra el Brasil;participa en la campaña al desierto de 1833 con Juan Manuel de Rosas.
  9. La calle Zelarrayán. http://www.ecodias.com.ar/art/zelarray%C3%A1n