Juan Francisco García de Zúñiga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan Francisco García de Zúñiga
Brigadier
Lealtad España
Servicio/rama Milicias de Infantería
Participó en Invasiones Inglesas, Guerra de Independencia de la Argentina

Nacimiento 1739
Ciudad de Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata (Argentina)
Fallecimiento 14 de febrero de 1815
Montevideo
[editar datos en Wikidata]
Juan Francisco García de Zúñiga.

Juan Francisco García de Zúñiga Lízola (Buenos Aires, 1739 - Montevideo, 24 de septiembre de 1814) fue un militar e importante comerciante porteño de fines del siglo XVIII, unos de los principales hacendados de Buenos Aires, Entre Ríos y la Banda Oriental en tiempos de la colonia. Luchó contra las Invasiones Inglesas al Río de la Plata y en las filas realistas en la lucha por la emancipación.

Biografía[editar]

Nació en la ciudad de Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata (Argentina), en 1739, hijo del General. Alonso Mateo García de Zúñiga, natural de Alcalá del Rïo, Sevilla, España, y de la porteña Juana Lizola Escobar y Perochena Gutiérrez (descendiente de Alonso de Escobar). Su padre, era Caballero XXIV de Sevilla y ostentaba otros títulos de nobleza.

Fue en el actual territorio de Entre Ríos, la Banda Oriental y el norte de Buenos Aires donde García de Zúñiga montó un verdadero latifundio que en su totalidad oscilaba las 750.000 hectáreas. En 1770 convertido ya en uno de los más poderosos comerciantes de la capital del Virreinato del Río de la Plata se estableció en Montevideo para extender sus negocios. Allí en 1772 adquirió la concesión del abasto de carne a la ciudad y a las embarcaciones que hacían el tráfico con Buenos Aires. En el año 1767 adquirió la antigua estancia jesuítica Nuestra Señora de los Desamparados, convirtiéndose en el mayor hacendado y el poseedor de la mayor fortuna de la Banda Oriental.

En 1825 la familia Garcia de Zúñiga vende el casco y parte de las tierras al inglés John Jackson. Ésta histórica estancia ubicada en el Departamento de Florida, actualmente lleva el nombre de San Pedro de Timote.

En 1776 perdió el monopolio del abasto ante el reclamo de los hacendados recogido por el Cabildo que denunciaba al Gobernador que García de Zúñiga había obligado a los hacendados a venderle "algunas reses por el ínfimo precio de cuatro reales, puestas y traídas por los mismos vendedores y a su costa, en el matadero" y que al no poder vender en el matadero, las estancias de que eran propietarios habían sido considerablemente perjudicadas.

Regresó a Montevideo donde a sus actividades ganaderas y comerciales sumó participación militar y política. En 1790 fue electo alférez real y se incorporó al Batallón de Voluntarios de Infantería de Montevideo con el grado de coronel.

Ocupada Buenos Aires por las fuerzas británicas en la primera de las Invasiones Inglesas, García de Zúñiga presidió el 4 de julio de 1806 la junta del gremio de hacendados, saladores y abastecedores que aprobó la donación de 50000 pesos fuertes para la compra de aquella "caballada que [se] estime necesaria" y aumentar el "sueldo de las tropas de Milicias de Caballería e Infantería y demás que se ocupasen en la defensa de esta Plaza".

Al producirse la segunda invasión inglesa al Río de la Plata y atacar los británicos la ciudad de Montevideo, las fuerzas españolas al mando de Bernardo Lecocq enfrentaron sin éxito a los invasores en el Combate del Cordón. En el mismo, García de Zúñiga estuvo al frente del centro del dispositivo de defensa, compuesto de 650 hombres del batallón de Milicias de Montevideo y 2 cañones.

Luchó luego en el breve sitio impuesto por los británicos al mando del Batallón de Voluntarios de Infantería de Montevideo hasta la rendición de la ciudad.

Derrotados en Buenos Aires y forzados los británicos a abandonar Montevideo según los términos de la capitulación, García de Zúñiga fue liberado y retorno a su ciudad adoptiva.

Al negar Montevideo autoridad a Santiago de Liniers el 21 de septiembre de 1808 los cabildantes permitieron que 19 personas fueran elegidas por la muchedumbre para participar en el cabildo abierto y por aclamación Juan Francisco García de Zúñiga, "coronel comandante del Regimiento de Voluntarios de Infantería de esta Plaza" encabezó la lista de diputados "todos Vecinos antiguos de esta Ciudad, notoriamente acaudalados, del mejor crédito y concepto".

Constituida la Junta de Montevideo, se opusieron a su formación, entre otros, García de Zúñiga y su hijo Tomás García de Zúñiga, síndico procurador del Cabildo de Montevideo, quien abandonó la ciudad negándose a reconocer a la Junta.

Su enfrentamiento con el Cabildo rebelde lo obligó a resignar su puesto como Hermano Mayor de la Cofradía de la Caridad, siendo reemplazado por Mateo Magariños, quien estaba a cargo del Santo Hospital de Caridad de Pobres Enfermos, institución que fundada y sostenida por la Cofradía había sido separada por el Cabildo en 1807 motivando un pleito con García de Zúñiga.

Producida la Revolución de Mayo de 1810 en Buenos Aires, García de Zúñiga se negó a reconocerla jurando al Consejo de Regencia. Durante el primer y segundo sitio de Montevideo continuó luchando con los realistas aunque sus hijos tomaron parte por la revolución.

Revistando como brigadier en junio de 1814 fue tomado prisionero a la caída de Montevideo. No sobrevivió mucho a la suerte de su ciudad adoptiva y falleció en Montevideo el 14 de febrero de 1815.

Tuvo once hijos, entre ellos varios con destacada actuación en los países del Río de la Plata: el canónigo José Gabriel García de Zúñiga (1823-1884), el juez y senador del Uruguay Javier García de Zúñiga, el sacerdote y abogado Pedro José García de Zúñiga (1780-1813), Tomás García de Zúñiga (1781-1843), barón de Calera, comandante general y presidente de la provincia Cisplatina, Victorio García de Zúñiga (1779-1834), legislador y ministro de gobierno y de hacienda. Uno de sus hermanos fue Esteban Justo García de Zúñiga, importante estanciero del litoral argentino, padre de, Mateo García de Zúñiga, Gobernador de la provincia de Entre Ríos.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Vicente Osvaldo Cutolo, Nuevo diccionario biográfico argentino (1750-1930), Editorial Elche, 1968.
  • Yaben, Jacinto R., Biografías argentinas y sudamericanas, 1938
  • Roberts, Carlos, Las invasiones inglesas del Río de la Plata (1806-1807), Emecé Editores, 2000, ISBN 950-04-2021-X, 9789500420211.
  • Juicio al teniente general Whitelocke, Buenos Aires, Edivión, 2007
  • Holland, Lancelot (1975).Expedición al Río de la Plata Colección Siglo y Medio. Editorial Universitaria de Buenos Aires.
  • Comando en Jefe del Ejército, Cronología Militar Argentina, Clío, Buenos Aires, 1983
  • Isidoro J.Ruiz Moreno, Campañas militares argentinas, Emecé, Buenos Aires, 2005
  • Melián, José, Apuntes Históricos, en Biblioteca de Mayo.
  • Reseña Histórica y Orgánica del Ejército Argentino, Círculo Militar, Buenos Aires, 1972
  • Saguí, Francisco, Los últimos cuatro años de la dominación española, en Biblioteca de Mayo.
  • Núñez, Ignacio, Noticias históricas de la República Argentina, en Biblioteca de Mayo.
  • Beruti, Juan Manuel, Memorias Curiosas, Buenos Aires, Emecé, 2001, ISBN 950-04-2208-5.
  • Mitre, Bartolomé, Obras Completas, Vol. IV, Historia, Congreso de la Nación, Buenos Aires, 1940.
  • José María Mariluz Urquijo, El Virreinato del Río de la Plata en la época del marqués de Avilés (1799-1801), Plus Ultra, 1987.

Enlaces externos[editar]