Juan Carlos Wasmosy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juan Carlos Wasmosy
Juan Carlos Wasmosy
Wasmosy en la década de los 90, durante un conflicto de tierras con la etnia aché.

15 de agosto de 1993-15 de agosto de 1998
Vicepresidente   Ángel Seifart
Predecesor Andrés Rodríguez Pedotti
Sucesor Raúl Cubas Grau

Datos personales
Nacimiento 15 de diciembre de 1938 (75 años)
Bandera de Paraguay Asunción, Paraguay
Partido Partido Colorado - Asociación Nacional Republicana (ANR)
Cónyuge María Teresa Carrasco (desde 1968)
Profesión Ingeniero civil, empresario
Alma máter Universidad Nacional de Asunción

Juan Carlos María Wasmosy Monti (Asunción, 15 de diciembre de 1938) es un empresario paraguayo, que fue presidente de su país desde el 15 de agosto de 1993 hasta el 15 de agosto de 1998.

Biografía[editar]

Sus ancestros por línea paterna eran originarios de Hungría; se establecieron en Brasil, donde cambiaron su apellido original, Vámosy, a Wamosy (todavía hay parientes que llevan ese apellido). Al llegar a Paraguay, volvieron a modificar el apellido, ahora a Wasmosy.

Wasmosy estudió Ingeniería Civil en la Universidad Nacional de Asunción. Fue presidente del consorcio paraguayo que trabajó en la construcción de la represa de Itaipú. Durante la construcción amasó una considerable fortuna. Investigaciones periodísticas dan cuenta que sus empresas constructoras estaban en la quiebra antes de adjudicarse la construcción de Itaipú. La prensa paraguaya denominó a los empresarios que participaron en la construcción de Itaipú como "Barones de Itaipú", y se les ha vinculado comercialmente con el entonces Coronel Gustavo Stroessner, hijo del dictador Alfredo Stroessner.

El general Andrés Rodríguez, Presidente de la República tras el derrocamiento de Stroessner y líder del movimiento del 2 y 3 de febrero de 1989, escogió a Wasmosy como Ministro de Integración en 1991, y luego como candidato a su sucesión por el Partido Colorado para las elecciones generales del 9 de mayo de 1993, en las que resultó elegido con un 39,9% de los votos. Sin embargo, Wasmosy no apoyó las reformas iniciadas por su predecesor Rodríguez, manteniendo en su gobierno a antiguos colaboradores de Stroessner y, siendo incapaz de continuar las reformas iniciadas por Rodríguez, Wasmosy se hizo cada vez más impopular. En opinión del ex-presidente Andrés Rodríguez, la elección de Wasmosy como su sucesor fue, para que pudiera realizar una serie de reformas contempladas en la nueva constitución, promulgada en 1992. Se debía adecuar a la nueva institucuonalidad democrática a la Corte Suprema de Justicia y poderes y órganos del estado paraguayo. El Consejo de la Magistratura nace como institución así como las Gobernaciones y las Juntas Departamentales. Lo que se planteaba era una "transición enlatada", con anuencia de los Estados Unidos.

Wasmosy recibió el asesoramiento personal del ex-Ministro de Hacienda del dictador chileno Augusto Pinochet y cerebro del "milagro chileno", Hernán Büchi. El sistema terminó en un total fracaso, dado que la realidad económica y social de Paraguay era muy diferente a la chilena, dado que el estado del país andino tenía numerosas empresas e industrias de importancia creadas en procesos de industrialización a mediados del siglo XX, además las empresas chilenas por la calidad de sus servicios y productos gozaban de gran prestigio internacional, lo cual no ocurría en Paraguay donde habían pocas empresas y en general no muy grandes a eso hay que agregar que Chile tiene grandes yacimientos mineros propiedad del estado chileno, quien no tenía la capacidad económica de explotarlos para lo cual Buchi y el equipo económico de Pinochet idearon un mecanismo en que el estado se asocia con empresas mineras internacionales para que las exploten, en Paraguay la riqueza minera es casi desconocida por ser esencialmente un país agroganaderoo además en Chile el estado es exigente en cobrar los impuestos, la sanción para los deudores es altísima y nadie se salva incluso el ex dictador Pinochet fue condenado por fraude al fisco y evasión de impuestos, en Paraguay en cambio existe casi no hay impuestos y la evasión es gigantesca por otro en Chile existe una gran clase media que sirvió de base para echar andar el sistema chileno de previsión y que fue el permitió el espectacular crecimiento económico y en cuanto a los trabajadores de clase baja, en Chile la legislación chilena le garantiza un remuneración mínima en sus trabajo, en cambio en Paraguay la clase media casi no existe y los trabajadores de clase baja por lo general son indígenas y campesinos sobre los cuales hay un gran abuso.

Informaciones periodísticas daban cuenta desde 1993 hasta 1998 de la actuación de un primo de Juan Carlos Wasmosy, José Luis Manzoni, empresario proveniente del sector agroexportador del Paraguay. Denominado por algunos sectores de la prensa como el Primazo, lo sindicaban como el brazo ejecutor del Presidente del Paraguay en cuanto negocio se pudiera realizar con el Estado Paraguayo. Las denuncias iban desde recaudar paralelamente en las instituciones del Estado Paraguayo, intromisión en licitaciones públicas, proceso de privatizaciones de empresas públicas y proceso de auxilio indebido del Banco Central del Paraguay a algunas instituciones bancarias en quiebra ligadas al presidente Wasmosy. Este tiene varias causas judiciales abiertas en relación a estos actos ilícitos.

Era imprescindible, según datos proporcionados por medios periodísticos, que Wasmosy obtuviera los medios para hacer frente a sus compromisos contraídos con parlamentarios del argañismo, de los partidos de la oposición y principalmente para alinear a parte de la cúpula militar por entonces leal al Comandante del Ejército, Lino Oviedo y a los Carlos, comandantes de la gesta del 2 y 3 de febrero de 1989.

En su relato a la Comisión Bicameral de Ilícitos del Congreso Paraguayo sobre los motivos de la crisis del 22 y 23 de abril de 1996, el general Lino Oviedo dijo que Wasmosy le había pedido apoyo para sus empresas en el proyecto de construcción de un puente sobre el río Paraná, que uniría a Paraguay y Brasil, “señalándome que a él le cuestan mucha plata (dinero) los parlamentarios para conseguir la aprobación de leyes”. Más adelante, el general retirado sostuvo que ante la supuesta propuesta de Wasmosy para que le acompañe en un “fujimorazo”, le manifestó su total disconformidad. “A su propuesta de cerrar el Parlamento le manifesté mi total disconformidad y que su mal relacionamiento con el mismo se debía tal vez a la falta de un buen lobby y buenos interlocutores. Igual sugerencia hice con relación al contralor”, relató. (ABC, 06/06/96, Pág. 4).

El entonces presidente Wasmosy afirmaba que Oviedo mentía y que la intentona golpista que denunció el 22 de abril de 1996 no fue teatro, a pesar de que no hubo ni tropas ni tanques en la calle ni aprestos en la Caballería. “¿Y el pronunciamiento del presidente de las 19 horas del 22 de abril de 1996 fue toda ficción, un circo o un teatro como quieren pintar?”, respondía ante las acusaciones de Oviedo (ABC, 23/04/97). Según los oviedistas, Wasmosy movilizó toda una maquinaria propagandista apoyado en un mensaje a la nación, reforzado con otro mensaje de la Embajada norteamericana para crear una sicosis pública al estilo de “El ciudadano Kane”, de Orson Wells, con el objetivo de revertir su decaída imagen pública. Wasmosy debía sacarse de encima a algunos aliados políticos, las circunstancias le obligaban a realizar nuevas alianzas si quería culminar su mandato presidencial.

Ya para 1995 Juan Carlos Wasmosy había pasado a retiro a la mayoría de los Carlos, denominación que recibieron los comandantes de unidades militares participantes del golpe militar que derrocó a Alfredo Stroessner el 2 y 3 de ferbreo de 1989, muy leales al General Andrés Rodríguez, líder de esa revolución.

A comienzos de 1994, Wasmosy impulsó el Pacto de Gobernabilidad. A través de los medios de comunicación los presidentes del Partido Colorado, Partido Liberal, y Partido Encuentro Nacional, pactan sobre los cargos de la nueva Corte Suprema de Justicia. Comienzan las negociaciones para reemplazar a los miembros de la Corte Suprema de Justicia, los jueces de todos los juzgados del país y todos los otros cargos como la Fiscalía General de la República y los agentes fiscales de todas las jurisdicciones.

Las elecciones para elegir al nuevo Presidente del Partido Colorado se debían realizar a fines del año 1995. Se presentaban Luis María Argaña, Angel R. Seifart y Blas N. Riquelme. Habían serias denuncias sobre los padrones electorales, por lo que las elecciones se realizaron recién luego de los hechos del 22 y 23 de abril. Se especula que Juan Carlos Wasmosy, viendo que las encuestas daban a su candidato el Vicepresidente de la República Angel R. Seifart como perdedor, pacta secretamente con Argaña para poder culminar su periodo constitucional, con la promesa que le apoyaría en su campaña para las presidenciales de 1997. Dentro de ese paquete se pacta la salida inmediata de Lino Oviedo del gobierno por haber pedido al pueblo que no vote a Argaña en 1992 durante las primarias presidenciales donde se enfrentaban Wasmosy y Argaña, que finalmente ganó Juan Carlos Wasmosy.

Wasmosy pasa a retiro a Lino Oviedo, por pedido de Argaña. Para calmar a la cúpula militar el 22 de abril le pasa a retiro y el 23 de abril de 1996 lo nombra por decreto ministro de Defensa. Sin embargo Argaña organiza una manifestación contra el ex-comandante del Ejército y finalmente Wasmosy desiste de nombrarlo, a pesar de haber firmado el decreto de rigor, lo que constituyó un hecho para la anécdota, comentado por la ciudadanía y los medios de comunicación. Oviedo queda solo en el palacio Presidencial donde debería jurar, mientras que Wasmosy sale por la puerta posterior del palacio de gobierno y abandona el recinto en un helicóptero. Si bien no se ha dado mucha publicidad, medios periodísticos han destacado en su momento que el hijo de Lino Oviedo, Ariel Oviedo, estaba cursando sus estudios universitarios en los Estados Unidos por esos días. El hijo de Lino Oviedo compartía departamento, vale decir, vivía en el país del norte, con uno de los hijos del Presidente Wasmosy.

Una semana después de los hechos del 22 y 23 de abril de 1996, Wasmosy acusa a Oviedo de rebelión. El juez en primera instancia Alcides Corbeta lo procesa inmediatamente. Un tribunal de apelaciones lo declara más tarde inocente en 1997.

El 28 de abril de 1996, luego de los hechos del 22 y 23 de abril, se produce la derrota aplastante del Vicepresidente de Wasmosy, Ángel R. Seifart, frente a Luis María Argaña que de esta forma se hizo con la Presidencia del Partido Colorado.

Allí surge el wasmoargañismo. Se pacta la distribución de todos los cargos en la Corte Suprema de Justicia Paraguaya. Argaña, conocedor del tema, pues fue presidente de la Corte de justicia en época de Stroessner, pide y coloca a muchos parientes en puestos claves de la Justicia. El wasmosismo se lleva otro importante porcentaje y el resto se distribuyen entre los opositores Partido Liberal y Encuentro Nacional, ambos de tendencia izquierdista.

Cuando Oviedo gana las elecciones primarias presidenciales dentro del Partido Colorado, el 7 de septiembre de 1997 y este se va de gira al exterior y desde allí realiza fuertes críticas al gobierno. Wasmosy lo arresta por indisciplina, aplicando un artículo de la ley militar para tiempos de guerra internacional. Ordena el allanamiento de la residencia de Oviedo en forma violenta. Las imágenes fueron transmitidas por los medios de comunicación. En ese momento se encontraban en la casa de Oviedo candidatos a senadores y diputados y el que sería el sucesor de Wasmosy, Raúl Cubas, en imágenes de televisión y fotografías de medios impresos se vieron tumbados cuerpo a tierra.

Oviedo se da por detenido y una vez en manos de la cúpula militar de ese momento, Wasmosy crea un Tribunal Militar, para tiempos de guerra internacional, y vía decreto integra ese tribunal con Generales de su confianza. Estos le condenan a Oviedo a 10 años de prisión. Oviedo es inhabilitado. Raúl Cubas lo reemplaza como Presidente y Argaña, el candidato perdedor, recibe la Vicepresidencia.

Durante su gobierno, Paraguay pasó a formar parte del Mercosur y, entre 1995 y 1997, la economía creció un promedio de un 3%, pero a la vez llevó a la bancarrota al sistema financiero del país, y desvió millones de guaraníes del Banco del Paraguay para rescatar uno de los importantes bancos en quiebra.

Su sucesor, Raúl Cubas, quien había sido candidato a vicepresidente de Lino Oviedo, pero en vista de que este último fue condenado a prisión antes de las elecciones, quedó como candidato a presidente junto con el luego asesinado Luis María Argaña.



Predecesor:
Andrés Rodríguez Pedotti
Coat of arms of Paraguay (1957-2013).svg
Presidente de la República del Paraguay

19931998
Sucesor:
Raúl Cubas Grau