Joseph Smith

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Joseph Smith (hijo)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Joseph Smith
Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Joseph Smith, Jr. portrait owned by Joseph Smith III.jpg
Retrato de alrededor de 1842
Predecesor
Sucesor Brigham Young
Información personal
Nombre secular Joseph Smith, Jr.
Nacimiento 23 de diciembre de 1805
Sharon, Vermont,
Flag of the United States.svg Estados Unidos
Fallecimiento 27 de junio de 1844 (38 años)
Carthage, Illinois, Estados Unidos
Congregación La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Estudios escolaridad incompleta
Cónyuge Emma Smith (ver todas)
Padres Joseph Smith y Lucy Mack
Hijos discutido[1]
Sitio web JosephSmith.net

Firma Firma de Joseph Smith
[editar datos en Wikidata]

Joseph Smith, Jr. (Sharon, Vermont; 23 de diciembre de 1805Carthage, Illinois; 27 de junio de 1844) fue el fundador de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.[2]

Figura muy controvertida, suscita todavía opiniones muy enfrentadas entre sus seguidores y sus detractores. Es considerado por las distintas Iglesias del movimiento mormón como un profeta[2] escogido por Dios para restaurar la Iglesia Primitiva de Jesucristo. En el año 1827[Aclaración requerida] declaró, en lo que los mormones llamarían su Primera Visión, que un ángel le había mostrado un registro antiguo, escrito en planchas de oro, que describía la visita de Jesús a los antecesores de los indígenas de las Américas, y que le había encomendado la tarea de organizar nuevamente la iglesia cristiana. En 1830, Joseph Smith publicó El Libro de Mormón, el cual, según él, era una traducción al inglés de dicho registro; ese mismo año fundó la congregación religiosa originalmente denominada Iglesia de Cristo.

En medio del ambiente religioso de la primera mitad del siglo XIX en los Estados Unidos, muy pronto pudo encontrar algunos seguidores, pero muchos enemigos también.[3] Algunos aspectos de las doctrinas presentadas por Smith ofendían a las confesiones cristianas ya establecidas, y otros, como la poligamia o sus intentos de establecer una especie de teocracia en un país que estaba construyendo su identidad nacional sobre la separación entre Iglesia y Estado, resultaban intolerables para buena parte de la opinión pública estadounidense. Tras su expansión inicial, la persecución contra los miembros y la iglesia mormona se fue intensificando, lo que obligó a Smith a trasladar la sede de la iglesia en varias ocasiones hasta que fue detenido en el estado de Illinois, donde se hallaba en proceso de construir un segundo templo con sus seguidores, entre los que se encontraba un nutrido grupo de conversos europeos, principalmente de Inglaterra.

Smith fue imputado varias veces bajo acusaciones de escándalo público e intentos de establecer una teocracia. En 1844 estimuló la supresión de un periódico que había publicado acusaciones contra él[cita requerida]; poco después fue arrestado en Carthage, acusado de sedición. La cárcel en la que estaba retenido fue asaltada por una multitud con la cara pintada de negro, que logró llegar a su celda y darle muerte a él y a su hermano Hyrum Smith.

Joseph Smith es considerado por sus seguidores como un profeta, vidente y revelador tal como Moisés, Isaías y otros antiguos profetas bíblicos lo fueron en sus tiempos respectivos. Sus revelaciones defienden la necesidad de restaurar la iglesia cristiana original, que se habría perdido poco después de la muerte de los 12 apóstoles en el proceso que los mormones llaman la "Gran Apostasía". Para sus detractores, en cambio, habría sido una víctima de autoengaño en el mejor de los casos o un embaucador con talento en el peor.

Biografía[editar]

Infancia y juventud[editar]

La granja de la familia Smith en el pueblo de Manchester, Nueva York, alrededor de 1907.

Joseph Smith, Jr. fue el cuarto de los nueve hijos del matrimonio conformado por Joseph Smith y Lucy Mack.[4] Su nacimiento estuvo marcado por los vaivenes económicos de su familia. Su abuelo paterno, Asael Smith, perdió la mayoría de sus bienes en Topsfield, Massachusetts, durante la crisis económica de 1780; más tarde se mudó a Vermont, donde su hijo, el padre de Joseph Jr., comenzó a trabajar como granjero (y ocasionalmente como maestro de escuela), logrando prosperar económicamente. Sin embargo, nuevos reveses económicos los obligó a mudarse varias veces en Nueva Inglaterra, hasta trasladarse a Palmyra en 1816, en medio del año sin verano.[2] Esta zona sería más tarde conocida por el surgimiento en ella de nuevas corrientes religiosas.[5] Desde allí se mudaron a comienzos de 1819 muy cerca de Palmyra, en los límites del actual pueblo de Manchester. De pequeño, hubo períodos en los que Joseph Smith, Jr. debió trabajar para ayudar a sus padres. Como resultado de esto, recibió una escolaridad muy deficiente.[6]

Personas ajenas a su familia que lo conocieron de cerca, lo describieron como un joven de intelecto por debajo de la media, que al menos hasta los 25 años de edad trabajaba muy poco y solía vestir descuidadamente. Por otra parte, se le reconocían buenas aptitudes para los debates sobre moral y ética política que se llevaban a cabo en un club para jóvenes al que asistía, y un cierto talento como exhortador en las reuniones metodistas de las que también participaba durante su adolescencia. También gozaba de una gran imaginación, y tenía una mentalidad activa e inquisitiva. En 1826, consciente de su falta de estudios y con veinte años de edad, se mudó a Bainbridge para asistir a clases en una escuela.[6]

Una reunión de campo metodista en 1819, muy comunes por entonces en el noreste de Estados Unidos.

Joseph Smith, Jr. nació y vivió toda su juventud durante el período de efervescencia religiosa conocido como el Segundo Gran Despertar. Esta efervescencia religiosa se comenzó a experimentar fuertemente en el oeste de Nueva York sobre todo a partir de 1824.[6] Su familia, como la de muchos otros estadounidenses en ese tiempo, era religiosa y supersticiosa, propensa a creer en teofanías.[7] Su abuelo paterno, Asael Smith, fue universalista y luego metodista,[6] mientras que su abuelo materno, Solomon Mack, publicó un libro entre 1810 y 1811 donde describía una serie de supuestas visiones celestiales que lo convidaron a convertirse tardíamente al cristianismo.[8] Su madre Lucy, hija de Solomon, era presbiteriana y crió a sus hijos con una educación cristiana.[6] Posteriormente ella también escribió un libro, dedicado a su hijo Joseph, donde dijo haber tenido visiones junto a su esposo;[9] éste último, por su parte, si bien también era religioso, fue más bien celoso de los grupos religiosos organizados.[6]

En cuanto a Joseph Smith, Jr., quien desde pequeño estuvo relacionado con el metodismo,[6] pudo haber sido influenciado por las enseñanzas del reverendo George Lane, un anciano metodista que en 1819 asistió a una conferencia en Vienna, cerca de Phelps,[10] a la cual algunos historiadores especulan que pudo haber asistido Joseph junto a su familia.[11] Sus interpretaciones de la Biblia eran originales, si bien sus deducciones solían ser consideradas por sus pares como blasfemas. Luego Smith se alejaría del metodismo para fundar su propia denominación cristiana, y acusaría a las demás denominaciones de falaces.[12]

Fundación del mormonismo[editar]

El 21 de septiembre de 1823, con 18 años de edad, Smith proclamó que se le había aparecido el ángel Moroni, y que éste le había dicho que era el elegido para traducir el Libro de Mormón, conformado por escritos de pueblos antiguos que habían sido escritos sobre planchas de oro por profetas americanos, y compilados por Mormón, padre de Moroni, hace más de mil cuatrocientos años. Dada la falta de pruebas e incredulidad de varias personas sobre esta historia, los religiosos Oliver Cowdery, Martin Harris y David Whitmer más tarde también afirmaron haber visto a Moroni y las planchas de oro entregadas a Smith. A estos tres supuestos testigos se sumaron otros ocho, entre los cuales se encontraba Joseph Smith (padre), que aseguraron también haber visto las planchas. Los testimonios de estas once personas se incluyeron en las primeras páginas del libro.

Emma Smith, esposa de Joseph Smith.

Smith comenzó a trabajar en la búsqueda de una mina de tesoros para Josiah Stowell y William Hale, y junto con su padre trabajó con ellos durante aproximadamente un mes.[cita requerida] Smith vivió temporalmente en la casa de Isaac Hale, un pariente de William Hale, en Harmony y allí en 1825 conoció a la hija de Isaac, Emma Hale Smith Bidamon, una maestra de escuela un año mayor que él.[cita requerida] Si bien el fallido proyecto de búsqueda se disolvió el 17 de noviembre de 1825,[cita requerida] Smith siguió trabajando para Stowell en otros proyectos hasta 1826.[cita requerida] Smith le pidió la mano de su hija a Isaac Hale, sin embargo, éste se mostró reacio a la unión.[cita requerida] Sin embargo, el 17 de enero de 1827, Smith y Emma se fugaron juntos por South Bainbridge (Afton), Nueva York, cerca de Binghamton, a lo largo del límite sur del estado, donde se casaron el día siguiente.[cita requerida] El lugar de la boda fue en el sitio de la feria agrícola de Afton, ubicado en la Ruta 41 del Estado de Nueva York, en los límites de la Ciudad de Afton. El recinto de la feria anual de Afton está ubicado en el lado este del río Susquehanna y es actualmente un marcador histórico del Estado de Nueva York donde se conmemora el evento. La pareja se mudó a la casa de los padres de Smith en las afueras de Mánchester, cerca del municipio de Palmyra.[13]

Dibujo de Joseph Smith mirando sus piedras mágicas dentro de un sombrero, práctica a través de la cual supuestamente tradujo el Libro de Mormón.

Finalmente, el 22 de septiembre de 1827 proclamó haber recibido las planchas tras ser instruido por Moroni para llevar a cabo la traducción, en la que se sirvió asimismo de unas piedras pectorales identificadas por el ángel como las bíblicas Urím y Tumím.[cita requerida] Debido a sus problemas de redacción y ortografía,[6] el procedimiento que escogió Smith fue el de utilizar las piedras para leer las planchas y dictárselas a un testigo para que las transcribiera.[nota 1] [cita requerida]

Según Smith (y más tarde los ya mencionados once testigos), el documento consistía en unas planchas de oro con inscripciones en alfabeto "egipcio reformado" -inexistente según los lingüistas[21] - unidas con gruesas anillas a modo de libro. Dicha obra habría permanecido oculta en el cerro de Cumorah, a aproximadamente 8 km al sur, cerca de su residencia en Palmyra.

Tras esta proclamación, el matrimonio Smith fue objeto de persecuciones e intentos de robo. Así pues, decidieron mudarse a Harmony, y en ese lugar Smith comenzó el desarrollo del libro. El papel de su mujer, dotada de una cierta cultura en cuanto maestra de escuela, es considerado determinante.[cita requerida] Asimismo, contó con la ayuda de su vecino Martin Harris, hombre acaudalado con ciertos problemas de identidad religiosa (llegaría a cambiar cinco veces de religión[22] ) que le prestaría apoyo económico.[23] El método de traducción consistía en lo siguiente: diariamente, Harris y Smith se reunían en casa de éste; Smith introducía su cabeza en un sombrero, las planchas de oro solían estar en otra habitación, en el que, en presencia de Harris, colocaba también las dos piedras videntes que le permitían traducirlas. Harris nunca vio las planchas de oro, aunque sí las piedras (posteriormente, después de haber abandonado el mormonismo y luego vuelto a él, declararía haber visto las planchas[24] ). Smith entonces introducía su rostro en el sombrero y comenzaba a dictar el texto traducido, que Harris trasladaba al papel.[25]

El 15 de junio de 1828, Emma dio a luz a su primero hijo, Alvin, quien solo vivió tres horas. [26]

La familia de Harris supo por éste del particular proceso de «traducción», y su esposa oficial, Emma Smith, arguyendo que ansiaba ver el texto, insistió en leer la traducción antes de que hubiera sido completada. Smith permitió a Martin Harris llevarse las primeras 116 páginas de la traducción. La mujer de Harris, sospechando un fraude, le comentó a su marido la posibilidad de que Smith se estuviera inventando el texto sobre la marcha. Así que, pretendiendo desenmascarar a Smith, decidió retener el texto traducido e hizo creer a su marido que lo había extraviado. De ser un fraude, Smith produciría una segunda versión que diferiría de la primera. Pero, en lugar de recomenzar el proceso partiendo de las mismas planchas, Smith alegó que el ángel le había prohibido valerse del original en castigo por su negligencia, obligándole entonces a acudir a otros escritos en los que se relataba la misma historia, pero de manera algo distinta. Agregó que tal evento había sido previsto al momento de la confección de las planchas de oro.

La familia de Harris tomó esta explicación como una evidencia del engaño, terminando así toda colaboración. En 1829, Smith reanudó la traducción en presencia de otro testigo, Oliver Cowdery. Esta vez Smith tomó la precaución de no dejarle a nadie los textos antes de concluir la traducción, que culminaría ese mismo año. Las planchas de oro y los artefactos, una vez traducidos, le habrían sido retirados de las manos de Smith por el mismo ángel llamado Moroni. En 1830, el texto vio la luz bajo el título de Libro de Mormón.

Según Joseph, durante el proceso de traducción se le apareció, entre otros, Juan el Bautista, quien le confirió el Sacerdocio Aarónico, o sacerdocio menor, sin aclarar qué significaba tal honor.[cita requerida] Posteriormente, otros santos cristianos como Pedro, Santiago y Juan le ordenaron en el Sacerdocio de Melquisedec o sacerdocio mayor, encomendándole restaurar la verdadera iglesia de Cristo conforme al modelo de los primeros cristianos. El mensaje reformista no era novedoso y se basaba, como ya lo hicieran los cuáqueros o los luteranos, en razón de que las iglesias surgidas después de la muerte de los primeros apóstoles (Pedro, Santiago, Juan) habrían sido "corrompidas" por las filosofías imperantes, pervirtiendo su mensaje. Al período religioso que transcurría entre sus revelaciones y la labor de los apóstoles Smith lo llamó la Gran Apostasía, periodo en el que los derechos del sacerdocio carecían de validez. Se hacía necesaria, pues, una restauración directa por parte de los apóstoles, en la que también se revelarían partes fundamentales de la doctrina de Cristo que habían sido olvidadas.

El Libro de Mormón aparece como un relato del pueblo de Nefi, de origen judío, que llegó al continente americano desde el Oriente Medio, guiados por inspiración divina. El relato cubre un periodo que va, aproximadamente, desde el año 600 a. C. hasta el año 400 d. C. También incluye la historia de una migración anterior, de los jareditas, pueblo de la época de la torre de Babel, quienes supuestamente emigraron a este continente, pero que fueron casi exterminados antes de la llegada del grupo semita de Nefi. La trama principal trata de una clan familiar de hebreos que abandona Jerusalén antes de que fuera sitiada y tomada por las tropas de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y que guiados por Dios y una brújula especial llamada "Liahona", atraviesan los océanos para llegar a América bajo el liderazgo de un hombre llamado Lehi y su hijo Nefi. Tras alcanzar su destino, se multiplican grandemente, para después dividirse en dos grupos rivales, los nefitas (descendientes de Nefi) y los lamanitas (descendientes de Lamán, el hijo incrédulo de Lehi), en pugna constante. En el transcurso de esta historia, tal como la relata el libro, Jesucristo resucitado se apareció a los antiguos americanos eligiendo apóstoles nativos y estableciendo entre ellos su iglesia. Tras un período de paz, los nefitas fueron finalmente derrotados por los lamanitas en 428 durante una gran batalla en el cerro Cumorah, donde Moroni escondió las planchas.

Los lamanitas que sobrevivieron se transformaron en un pueblo feroz y muy distante de las costumbres nefitas, constituyendo la ascendencia de los indios americanos. La arqueología, la genética y la historiografía modernas han considerado esta historia tan inverosímil que ni tan siquiera se han propuesto refutarla directamente, salvo cuando se han visto forzadas a hacerlo en respuesta a las pretensiones de historicidad verídica por parte de la propia Iglesia mormona,[27] pero las pruebas demuestran que los pueblos nativos americanos no tienen en ningún caso origen semita,[28] que las culturas mesoamericanas jamás tuvieron un contacto fehaciente con los pueblos del mediterráneo de la Antigüedad,[29] y que no hay vestigio alguno que muestre una ruptura de la continuidad cultural, histórica, o económica de las mismas en el entorno del año 600 a.C.,[30] cuando habrían llegado los nefitas. Buena parte del libro trata de la aparición de Jesucristo en América, donde habría repetido buena parte de sus doctrinas a los nefitas.

Sea como sea, para los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, llamados mormones, El Libro de Mormón es un volumen de escritura sagrada con la misma validez que la Biblia para los seguidores de esta religión. Para ellos es una historia de la comunicación de Dios con los antiguos habitantes de las Américas y contiene la plenitud del evangelio eterno.

Prisión y muerte[editar]

Hyrum Smith, hermano de Joseph.

Tanto Smith como sus consejeros fueron varias veces encarcelados por breves períodos de tiempo, bajo cargos tales como escándalo o alteración del orden público.[cita requerida]

Mientras sus seguidores aumentaban e incluso llegaron a postularlo a presidente de los Estados Unidos,[cita requerida] sus demás contemporáneos lo consideraron un loco y comenzó a generar animadversiones.[cita requerida] Joseph, su hermano Hyrum y su consejero Taylor fueron encarcelados en la prisión de Carthage por cargos de sedición.[cita requerida] Joseph Smith murió junto a su hermano asesinado a balazos la noche del 27 de junio de 1844 por una turba de entre doscientas y doscientas cincuenta personas, que lograron abrirse paso hasta su celda.[cita requerida] Tras la muerte de Smith, sus opositores pensaron que el movimiento mormón se desvanecería y las persecuciones se redujeron, al tiempo que la agresividad evangelizadora de los mormones menguaba tras desaparecer su cabeza visible y establecerse en los todavía poco poblados territorios del medio oeste estadounidense.[cita requerida]

A principios del s. XXI, el Gobernador del estado de Illinois pidió disculpas públicas a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días por no haber evitado el linchamiento.[cita requerida]

Consecuencias de su muerte[editar]

Tras la muerte de Smith, la congregación mormona entró en un periodo de discusiones por la sucesión del cargo de Presidente de la Iglesia y sus atributos. Un grupo reclamó que la sucesión debía recaer en el hijo de Smith; otro grupo postuló la basada en lo que el Consejo de los Doce propusiese.

Brigham Young se presentó como sucesor de Smith y fue aceptado por un grupo de los fieles, mientras que otros propugnaban una sucesión temporal hasta que Joseph Smith III, que por entonces contaba con 12 años de edad, llegara a la edad adulta, momento en el que obtendría el cargo. Los seguidores de Young declararon que Young había sido elegido por revelación e inspiración divina, y no por que él hubiera querido, tesis esta última que acabó por imponerse.

Sin embargo, esta disputa provocó un cisma dentro de la iglesia mormona, apareciendo las dos ramas que actualmente existen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos comúnmente como "mormones", y la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, actual Comunidad de Cristo.

El grupo que aceptó a Young como líder fue férreamente dirigido por éste. Young, sabiendo que el episodio del asesinato de Smith podría volver a repetirse, trasladó a sus seguidores hacia el oeste americano, donde el proceso de colonización aún no había concluido. Se establecieron en el actual estado de Utah en 1847, donde Young fue investido como segundo Profeta y Presidente de este grupo. Los mormones llaman hoy a la ruta que siguieron con Young "el Camino Mormón" (usualmente llamado ruta a California), que iba de Misuri a California pasando por el territorio que conforma la hoy llamada Utah, donde siguen constituyendo la mayor parte de la población. En 2004, el porcentaje de la población que son miembros de dicha Iglesia es el 62,4 por ciento de la población del estado.[31] Su asentamiento se situó en el entorno del Gran Lago Salado (Great Salt Lake), en el que, bajo difíciles condiciones, fundaron Salt Lake City, actual capital del estado de Utah.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Moore, Carrie A. (10 de noviembre de 2007). «DNA tests rule out 2 as Smith descendants» (en inglés). Deseret News. Consultado el 23 de febrero de 2015. 
  2. a b c «Joseph Smith». Encyclopædia Britannica. Consultado el 24 de febrero de 2015. 
  3. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, pág. 10
  4. Persuitte, 2000, pp. 13, 55.
  5. Forni, Mallimaci y Cárdenas, 2003, «Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días», pp. 327-333.
  6. a b c d e f g h Persuitte, 2000, 1. "A Romancer of the First Water", pp. 11-19
  7. Quinn, 1987, pp. 12-13.
  8. Solomon, Mack. A narraitve [sic] of the life of Solomon Mack (en inglés). Windsor, Vermont. OCLC 425972846. Consultado el 25 de febrero de 2015. 
  9. Smith, 1853, pp. 55-56.
  10. Porter, Larry C. (1969). «Reverend George Lane—Good "Gifts," Much "Grace," and Marked "Usefulness"». Brigham Young University Studies (en inglés) 9 (3): 321–340. OCLC 367531656. 
  11. Anderson, Richard Lloyd (1969). «Circumstantial Confirmation Of the first Vision Through Reminiscences». Brigham Young University Studies (en inglés) 9 (3): 373–404. OCLC 367531646. 
  12. Tucker, 1867, pp. 17-18.
  13. Roberts, 1902, p. 17.
  14. Lapham, 1870, pp. 305-306.
  15. a b Tucker, 1867, p. 19.
  16. Howe, 1834, p. 240.
  17. a b Harris, 1859, p. 163.
  18. Roberts, 1930, 1:129.
  19. Jessee, 1984, p. 32.
  20. Vogel, 1994, pp. 227, 229.
  21. John A. Wilson, March 16, 1966, cited in Jerald and Sandra Tanner, The Changing World of Mormonism (Chicago: Moody Press, 1979), ch. 5. Richard A. Parker, department of Egyptology at Brown University, wrote, "No Egyptian writing has been found in this [Western] hemisphere to my knowledge". Parker to Marvin Cowan, March 22, 1966, in Jerald and Sandra Tanner The Changing World of Mormonism (Chicago: Moody Press, 1979), ch. 5. In the same letter Parker said, "I do not know of any language such as Reformed Egyptian". In 1959, Mormon archaeologist Ross T. Christensen said that "'reformed' Egyptian" is a "form of writing which we have not yet identified in the archaeological material available to us". Book of Mormon Institute, December 5, 1959, BYU, 1964 ed., p. 10, cited in Jerald and Sandra Tanner The Changing World of Mormonism (Chicago: Moody Press, 1979), ch. 5.
  22. Ronald W. Walker, "Martin Harris: Mormonism's Early Convert," Dialogue: A Journal of Mormon Thought 19 (Winter 1986):31-35
  23. Smith, 1853, p. 113.
  24. Martin Harris interview with David B. Dille, 15 September 1853 in EMD 2: 296-97
  25. Ronald W. Walker, "Martin Harris: Mormonism's Early Convert," Dialogue: A Journal of Mormon Thought 19 (Winter 1986):31
  26. Newell, 1994, p. 28.
  27. "The Smithsonian Institution's 1996 "Statement Regarding the Book of Mormon"". http://www.jefflindsay.com/LDSFAQ/smithsonian.shtml. Retrieved on 2006-05-11
  28. Handbook of North American Indians, pages 208-218 (Donald K. Grayson, "Late Plestocene Faunal Extinctions") lists elephants and related mammals as extinct
  29. H. Ball and D. Brockinton, Mesoamerican Communication Routes and Cultural Contacts, Papers of the New World Archaeological Foundation, 40, pp. 75-106
  30. Smithsonian Issues Statement regarding Book of Mormon http://www.irr.org/mit/smithson.html
  31. Matt Canham (22 de junio de 2006). «Mormon portion of Utah population steadily shrinking». Salt Lake Tribune. Consultado el 20 de agosto de 2008. 

Notas[editar]

  1. Según su padre, su hijo de 14 años desenterró estas supuestas piedras clarividentes cerca de su casa, por indicación de otras piedras mágicas prestadas por un adivinador vecino.[14] Según otra versión, en 1819[15] o 1822,[16] [17] la encontró en las excavaciones de sus hermanos mayores para construir un pozo para Clark Chase, un vecino de Palmyra.[17] Las descripciones de la piedra varían en la literatura,[15] [18] pero se sabe que por sus actividades como adivinador fue detenido por las autoridades.[cita requerida] Con las piedras además trabajó como buscador de tesoros, primero para un hombre llamado Josiah Stowell, y desde 1826 para Joseph Knight, Sr., amigo de Stowell, en Colesville (Nueva York) y sus alrededores.[19] [20] Para los mormones, estas piedras eran el Urim y Tumim.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]