José Tafalla Negrete

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

José Tafalla Negrete (1636-1696)[1]​ fue un poeta y jurista español, «Abogado de los Reales Consejos de Aragón»,[2]​ que desarrolló su actividad entre Zaragoza y Madrid.

Era hijo de Bartolomé José Tafalla Polinillo (1614-1660), boticario, precursor de los novatores, y nieto de Bartolomé Tafalla, también boticario. Al no dedicarse José a la profesión paterna, la botica familiar (llamada «de San Pablo») pasó a ser regentada por un primo suyo, Juan Manuel Nadal Tafalla.[3]

Su proximidad al grupo de los novatores aragoneses le hace separarse de las modas literarias de finales del XVII, a excepción del contrafacto barroco y aspectos léxicos. Su obra poética consiste fundamentalmente en poemas descriptivos, introduciendo algunos de los elementos que definirán el pensamiento ilustrado, como la importancia de la razón y su identificación con la luz, la aceptación de la educación de la mujer, la identificación de nobleza con virtud, y, estilísticamente, la sencillez y los periodos simples, con escasez de hipérbatos.[4]​ Entre ellos hay muchos villancicos, jácaras y jacarandinas sobre santos.[5]

Sus temas, habitualmente cotidianos, anecdóticos y triviales (A don Francisco Suazo, caballero del Hábito de Santiago, gentilhombre de la boca de su Alteza, en ocasión de haber toreado en Zaragoza, en las fiestas que a la venida del señor don Juan hizo la ciudad, En alabanza del color pajizo, A una dama que ofreció un lazo de nácar, habiendo dado un clavo de su tocado para el sombrero, Al jaque lamido de Julia, componiéndole en su frente sobre uno de sus ojos, A una doncellita que decía serlo, y procuraba encubrir el preñado con la mantilla o capotillo, Subiendo una dama al coche, se le vieron los pies y llevaba medias pajizas, A un amigo suyo que tenía dolor de muelas, A una dama, en ocasión de haber parido un hijo, teniendo ya otros tres, ¿Si cuando fueron los animales a oír a Orfeo, fue el jumento?), permiten identificarle con el genus humile o la descalificación de su estilo como prosaísmo («demasiada llaneza de la expresión, o en la insulsez y trivialidad del concepto») o estilo llano, que comparte con un grupo de autores tardobarrocos o ultrabarrocos, como los poetas Vicente Sánchez y José Pérez de Montoro o el novelista Miguel de Montreal.[6]

Obra publicada[editar]

Contiene 382 poemas, de los que 183 son romances, 68 décimas, 45 sonetos, 36 quintillas, 17 letras líricas, 8 redondillas, 6 canciones petrarquistas, 4 silvas, 4 madrigales, 4 seguidillas, 3 chambergas, 2 liras y 2 octavas reales. [7]

En el cielo de su frente

luce una estrella brillante.

¡Rara dicha! En fin, hay hombres

que ya con su estrella nacen…

Poesía en honor de Santo Domingo de Guzmán.[8]

Elogio[editar]

Bien grande es la [utilidad] que encierran estas poesías de don José Tafalla, pues no siendo inferiores a los énfasis heroicos de Góngora, a las dulces suavidades de Lope, a las provechosas moralidades de los Leonardos, a la propiedad de frases de Ulloa, a los profundos conceptos de Solís, a las saladas discreciones de Montoro, ni a los vivos picantes de Quevedo, brilla con una especial gracia, que no se encuentra en los otros

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Fechas utilizadas por Bègue, op. cit. En otras fuentes se dan fechas menos precisas, entre 1630 y 1706: http://www.lenguayliteratura.net/index.php?option=com_glossary&func=view&Itemid=49&catid=27&term=Tafalla+y+Negrete
  2. Así se le presenta en su obra Ramillete.
  3. Gran Enciclopedia Aragonesa.
  4. Rosario Juste, Edicion y estudio de la obra de José Tafalla y Negrete, tesis doctoral, 1992.
  5. Antonio Alatorre, Fortuna varia de un chiste gongorino, CVC.
  6. Alain Bègue, «"Degeneración" y "prosaísmo" de la escritura poética de finales del siglo XVII», Criticón, n.º 103-104 (2008), pág. 22. La definición de "prosaísmo" la cita Bègue del DRAE a partir de 1852 (véase Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «prosaísmo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. )
  7. Bègue, op. cit., pg. 33
  8. Citado en Fortuna..., op. cit..
  9. «Aprobación de don Pedro Miguel de Samper, ciudadano de la ciudad de Zaragoza y cronista de su Majestad en el reino de Aragón», al Ramillete, citado en CVC