José Matías Vázquez de Acuña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
José Matías Vázquez de Acuña
VII Conde de la Vega del Ren
José Matías Pascual Cayetano Vásquez de Acuña Menacho y Ribera de Mendoza. VII Conde de la Vega del Ren, Señor de los Mayorazgos de Menacho y Morga, Caballero de la Orden de Santiago.jpg
Información personal
Nacimiento 26 de mayo de 1784
Lima, Virreinato del Perú
Fallecimiento 22 de noviembre de 1842
Ayacucho, Perú
Profesión Militar
Predecesor Matías Mariano José Cayetano Vázquez de Acuña Menacho y Román de Aulestia
Sucesor Manuel de Santiago-Concha y Loresecha Vázquez de Acuña y Salazar
Familia
Cónyuge María Josefa de la Fuente y Messía

José Matías Pascual Vázquez de Acuña Menacho y Ribera, VII Conde de la Vega del Ren (Lima, 26 de mayo de 1784-Ayacucho, 22 de noviembre de 1842), patriota peruano. Gracias a su influencia y riqueza desempeñó importante papel apoyando la Independencia del Perú. Fue alcalde de Lima (1810) y el último poseedor del título del Condado de la Vega del Ren en América.

Biografía[editar]

Hijo de Matías Mariano José Cayetano Vázquez de Acuña Menacho y Román de Aulestia, y María Rosa de Ribera y Mendoza.

Aunque el historiador Benjamín Vicuña Mackenna le haya descrito como un hombre de inteligencia vulgarísima, y el virrey Abascal dijera que era carente de educación y falto de luces, se sabe que se educó con maestros privados y que tenía en su casa una selecta biblioteca. Al morir su padre en 1796 heredó el título de conde de la Vega del Ren, que le fue confirmado por real cédula de 1811.

Como ocurría con los nobles criollos de Lima, ocupó puestos relevantes en la administración de su ciudad. Fue teniente coronel del batallón de milicias; alcalde ordinario de Lima en 1810; investido como caballero de la Orden de Santiago en 1812; y elegido regidor en 1813. Ya por entonces estaba inclinado hacia la ideología liberal y mantenía estrechos contactos con José Baquíjano y Carrillo, José de la Riva Agüero y Sánchez Boquete y el Marqués de Torre Tagle, entre otros conspicuos personajes simpatizantes de la causa emancipadora

Estuvo involucrado en la conspiración tramada en Lima contra el gobierno del virrey José Fernando de Abascal, conocida como la “conspiración de El Número” (1814). Se trataba de un intento de sublevar a los jefes y soldados del batallón El Número, compuesto en su mayoría por nacidos en el país y que era el único que resguardaba la capital, después de la guardia del virrey. Antes de que estallara la conjura, el conde fue denunciado por delatores anónimos, siendo sacado de su casa de manera violenta y desaforada, el 29 de octubre de 1814, y puesto en prisión. Su esposa, la condesa María Josefa de la Fuente y Messía, protestó por este proceder ante la Real Audiencia, e incluso hizo llegar su queja ante la Corona, ya que se habían violado los procedimientos legales que debían seguir los acusados de sedición. La Corona le dio la razón y el 17 de febrero de 1815 el conde fue puesto en libertad, aunque se le prohibió salir de la ciudad de Lima. El conde alzó entonces su queja ante el Consejo de Indias, para lograr su total vindicación, que logró en 1819.

Sin embargo, no cejó en apoyar la causa separatista y se involucró en la conspiración atribuida a José de la Riva Agüero, a inicios de 1819. Cobijó en su casa los conciliábulos de los patriotas, y fue uno de los más obstinados mensajeros del general José de San Martín, entonces en preparativos de la Expedición Libertadora al Perú.

La primera bandera del Perú, que durante la Proclamación de la Independencia del Perú del 28 de julio de 1821 fue llevada por el conde de la Vega del Ren.

El 7 de diciembre fue 1820 fue elegido regidor del Cabildo Constitucional de Lima. Fue uno de los que prepararon la entrada del Ejército Libertador en la capital, así como la firma del acta de Declaración de la Independencia llevada a cabo el 15 de julio de 1821. También dispuso los preparativos de la proclamación pública de la independencia, que se realizó en las principales plazas públicas de Lima el día 28 de julio; en esta ocasión fue elegido para llevar la bandera de la flamante república, diseñada por el mismo San Martín; honor conferido por ser el ciudadano «más digno por sus virtudes y en el servicio de la Patria Libre».

Luego San Martín lo hizo miembro del Consejo de Estado. Fue asociado a la Orden El Sol del Perú y ascendido a coronel de infantería. Al ser abolidos los títulos nobiliarios de la monarquía española, resultó el último Conde de la Vega del Ren en América.

Consumada la emancipación y afianzada la República, se retiró a Ayacucho, donde falleció.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]