José Mari Uzelai

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
José Mari Uzelai
Información personal
Nacimiento 1 de noviembre de 1903 Ver y modificar los datos en Wikidata
Bermeo, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 24 de diciembre de 1979 Ver y modificar los datos en Wikidata (76 años)
Busturia, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Pintor Ver y modificar los datos en Wikidata

Jose Mari Uzelai (Bermeo (Vizcaya) 1903 - Busturia (Vizcaya) 1979) es un pintor español.

Biografía[editar]

Cuando contaba seis años de edad, toda la familia se trasladó al caserío Txirapozu de Busturia, pueblo de origen de su madre. Los libros de medicina y botánica de Gaspar Bulukua, el instrumental y las pinturas orientales de Manuel Txirapozu y los libros náuticos de José Manuel Uriarte que encontró en el caserío fueron las tres referencias que configuraron el universo icónico de Uzelai.


La obra de Uzelai se distingue por un estilo personal muy marcado. Su realismo superaba la mera imitación de las formas, era un realismo mágico salpicado de toques manieristas y expresionistas. Se hallaba entre los mejores retratistas de su época y sus personajes aparecen desfigurados y envueltos en una atmósfera transparente, más allá de una simple representación. Se observa una influencia oriental es sus trabajos de naturaleza muerta y sobre todo en los trabajos que tienen a la mar como protagonista, influencias sacadas de las referencias que marcaron su niñez, así como de las novelas de Stevenson, Conrad y London que leyó durante su estancia en Londres.

En 1933 pintó el mural del Batzoki de Bermeo (Vizcaya).

En los años en que vivió en París, Uzelai formó parte de numerosas tertulias: « en aquella época conocí a muchas personalidades gracias a las tertulias: Paul Moran, Alejo Carpentier, Blaise Cendras, Ernest Hemingway, Fitzgerald, Le Corbusier e incluso conocí a Unamuno, que venía huyendo de la dictadura de Primo de Rivera. Me hice gran amigo de Maurice Ravel y hablábamos en euskera. Entre nuestros compañeros de tertulia se hallaban Stravinsky, Falla , Picasso...»

En 1936, el Lehendakari José Antonio Aguirre le ofreció el puesto de director de Bellas Artes. Uzelai conocía a Agirre de su época de Bachillerato y aceptó el puesto. Al año siguiente Uzelai fue el director del pabellón del País Vasco en la exposición de París. Se encargó, junto con Tellaetxe, de poner a salvo todas las obras de arte durante la guerra civil y como muchos otros artistas de la época, tuvo que exiliarse en 1938. Se refugió en Inglaterra hasta 1949, donde pintó entre otros, los murales de los barcos Queen Mary y Caronia.

Volvió en 1949. A partir de los sesenta, comenzó el declive de Uzelai. Recibió encargos por los que nunca le pagaron y tuvo serios problemas económicos. Todo ello lo sumió en una profunda crisis. A pesar de participar en el grupo "Emen" impulsado por la Sociedad de Artistas (similar a los grupos "Gaur" en Gipuzkoa, "Orain" en Araba y "Danok" en Navarra), aunque Uzelai era el único artista anterior a la guerra, con lo cual era admirado y respetado, sólo contaba con un reducido grupo de alumnos.

En 1969 se estableció en Busturia para siempre. Abandonó los murales y se dedicó a dibujar y pintar sobre lienzo, ganándose la vida con sus cuadros. Estos trabajos eran, sin duda, una forma de recuperar los recuerdos de su pasado, igual que los viajes que realizó a Londres y París.

Uzelai falleció el 24 de diciembre de 1979 a los 76 años de edad.